Antonio Montero COEM
El Dr. Antonio Montero, presidente del COEM.

Dr. Antonio Montero, presidente del COEM

Con las ilusiones intactas y la esperanza de que las cosas pueden cambiar, el Dr. Antonio Montero repite mandato como presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) con la convicción de que dos legislaturas es el periodo perfecto para concluir los proyectos iniciados, mejorar y afianzar lo ya conseguido. Agradecido por el apoyo y empuje de su Junta de Gobierno y el respaldo de todos aquellos que dan forma al organismo colegial, la meta final seguirá siendo su siempre decidida lucha por dignificar la profesión.

—Sus inicios al frente del COEM no fueron fáciles, ya que su llegada a la presidencia coincidió con los escándalos de Funnydent y Vitaldent. ¿Qué han supuesto estos casos para el sector? ¿Qué ha cambiado por parte de la Administración en estos cuatro años? ¿Podemos hablar de avances significativos?
—Mi llegada a la presidencia del COEM fue cualquier cosa menos tranquila. Los escándalos de Funnydent, Vitaldent e iDental han supuesto la confirmación de lo que llevamos denunciando desde hace tantos años. La falta de previsión de la Administración, que nunca ha querido adecuar el número de profesionales a las necesidades reales de la sociedad, que ha permitido una plétora desmedida y que permite que no se cumpla la Ley de Sociedades Profesionales, desencadenó que esto sucediera. Si de algo ha servido es para que la Administración deje de vernos como una institución corporativista que solo vela por los intereses de sus profesionales y se crea, de una vez, que nuestras denuncias son por el bien de los ciudadanos, en especial, de los más desfavorecidos y vulnerables. ¿Avances significativos? Con el panorama político de estos cuatro años es difícil que la Administración tome decisiones importantes. Y si lo hace, siempre será en contra del profesional. Pagan justos por pecadores. El escándalo de iDental ha desencadenado la Orden 1158/2018 que regula la actividad quirúrgica de las clínicas. Pero los verdaderos problemas, la publicidad engañosa, la comercialización agresiva de tratamientos, las falsas ofertas, las presiones para la financiación, continúan.

320_Protagonistas
El Dr. Antonio Montero y su equipo persiguen consolidar los logros adquiridos durante las legislaturas pasadas.

—En general ¿qué balance hace de su primera etapa al frente del COEM?
—El balance es positivo, gracias a la labor de la Junta de Gobierno, de los miembros de las comisiones, de los trabajadores y, sobre todo, a la confianza y participación de los colegiados. Especial mención requiere el caso de iDental, el escándalo sanitario con más pacientes afectados desde la tragedia del aceite de colza. Desde el colegio nos volcamos en denunciar las consecuencias que podía conllevar. Trabajamos mano a mano con la policía judicial, y muchas de las actuaciones que se están llevando a cabo se sustentan en denuncias iniciadas y gestionadas desde el COEM. Más del 40% de las noticias generadas en relación con este escándalo, a nivel nacional, han sido generadas desde el COEM. Respecto a otras actividades como la formación, hemos ofrecido unos programas, cursos, conferencias, sesiones clínicas, congresos… que han conseguido un grado de participación y satisfacción muy importante.

Por otro lado, hemos realizado campañas de promoción y prevención de la salud oral en colaboración con sociedades científicas, fundaciones, ayuntamientos, centros hospitalarios, centros escolares, municipios…, con gran aceptación y repercusión. Consideramos fundamental informar y concienciar a la población de la trascendencia del cuidado de la cavidad oral. Somos líderes en la lucha contra el tabaquismo y en la denuncia de las consecuencias perjudiciales para la salud del cigarrillo electrónico. A nivel de compromiso social, seguimos trabajando con nuestros voluntarios de la clínica de la Cañada Real y con nuevos proyectos que nos permitirán seguir siendo un referente. Hemos conseguido que en la Comunidad de Madrid haya el mejor programa de Atención Bucodental Infantil de este país, con la firma del convenio con el SERMAS. Convenio que confiamos se siga desarrollando en los próximos años para que ni un solo niño se quede sin asistencia. También la Comisión de Ocio y Cultura ha reunido a cientos de colegiados con sus hijos en el Peque COEM y se ha llevado a cabo un programa cultural de altísimo nivel.

—¿Qué le ha impulsado a optar de nuevo al cargo?
—Creo que dos legislaturas es un periodo ideal para culminar proyectos iniciados, mejorar lo conseguido y aportar experiencia y trabajo ante los nuevos tiempos que vienen, que no parece que vayan a ser fáciles. Este es un cargo para el que nunca se llega preparado. El tiempo y el trabajo te dan experiencia y ahora estoy más capacitado para ser útil a la colegiación. Ha sido determinante el apoyo y el empuje de toda mi Junta de Gobierno. Si ellos no hubiesen decidido continuar no me habría presentado a la reelección. También ha sido importante el respaldo de todas las comisiones que hacen del COEM lo que es, el Colegio referente de España. Más de trescientos compañeros que dedican una parte de su tiempo a trabajar por los colegiados. Todo esto ha hecho que mantenga las ilusiones intactas y siga con la esperanza de que las cosas se pueden cambiar.

—¿Cómo afronta esta segunda legislatura? ¿Alguna cara nueva en su equipo?
—La afronto con ganas de seguir impulsando los cambios que esta profesión necesita. Con energía, ilusión y fortaleza. Prácticamente toda la Junta de Gobierno repite esta legislatura. Se incorporan más colegiados a las distintas comisiones y otros, después de muchos años de trabajo, pasan el testigo. Unidos estoy seguro de que podremos hacer frente a las dificultades. Es una gran satisfacción ver el nivel de implicación y, participación que tienen todos los colegiados que forman el COEM.

COEM
Nueva Junta de Gobierno del COEM.

—¿Cuáles serán sus iniciativas más inmediatas al frente del organismo? ¿Verán los colegiados incrementados los servicios que éste les proporciona?
—Lo primero es intentar consolidar los logros adquiridos durante las legislaturas pasadas. El mantenimiento de unas cuentas saneadas es prioritario. Es una gran responsabilidad gestionar los ingresos que el colegio obtiene de las cuotas de los colegiados. Intentaremos reducir la cuota colegial a los odontólogos recién colegiados con una situación laboral más inestable. Respecto a los servicios, estamos trabajando en un proyecto muy ilusionante que cubra todos los servicios que una clínica necesite satisfacer. Es prematuro dar más detalles, pero estoy seguro de que será uno de los logros estrella de esta nueva legislatura. También estableceremos nuevos acuerdos con la industria. Es necesario ser competitivos y necesitamos apoyo por parte del sector empresarial. Agradecer a todas esas empresas que confían y colaboran con el COEM ya que son un pilar fundamental. Impulsaremos proyectos conjuntos con las Juntas Provinciales con el fin de generar sinergias que irán en beneficio de profesionales y pacientes.

Crearemos acuerdos con los medios de comunicación del sector para colaborar y seguir creando lazos que ayuden a nuestros profesionales. Agradecer y reconocer el magnífico trabajo que Gaceta Dental realiza en pro de la profesión. Sois un referente y un aliado imprescindible para el Colegio.

—Por su experiencia, ¿diría que la implicación o el interés de la colegiación en las actividades organizadas por el Colegio progresa adecuadamente? ¿Qué papel juegan, en este sentido, los jóvenes odontólogos?
—Hemos observado un interés reciente por parte de la colegiación en las actividades que el colegio organiza. En especial, todo lo relacionado con la formación continuada. La evaluación que hemos realizado sobre la participación de los colegiados en las diversas acciones y actividades que se organizan, nos hace afirmar que el grado de interés, colaboración y participación es muy importante y creciente. El colegiado confía en el COEM, se siente parte y protagonista. Los jóvenes cada vez se involucran más y es de destacar la ilusión y el entusiasmo que tienen. Pero somos conscientes de que existe una parte de la colegiación que no participa ni se involucra en todo lo que el colegio le ofrece. Será un reto para la próxima legislatura llegar a todos ellos y motivarlos para que participen de su colegio.

320_Protagonistas
El Dr. Montero asegura sentirse con fuerzas para adaptar y sobrevivir a las nuevas circunstancias «que el futuro nos depare».

—¿Cuáles serían para usted los mayores logros a conseguir en los próximos cuatro años?
—Primero, seguir trabajando para mejorar la salud de la población. Concienciar a la sociedad de la importancia de tener hábitos saludables y una adecuada salud oral. Seguir luchando por dignificar la profesión. Somos un componente fundamental de las profesiones sanitarias y así lo debemos seguir reivindicando. Luchar por que todos los colegiados consigan un empleo de calidad. Esta es una profesión vocacional y no queremos que ningún empresario deshonesto se aproveche de nuestros jóvenes. Seguir luchando por un mayor control de la publicidad engañosa por parte de la Administración. Evitar la venta directa por internet de dispositivos y tratamientos dañinos para los usuarios, sin ningún control de calidad, ni fundamento científico.

—De sus facetas como clínico, docente y presidente del COEM, ¿cuál le aporta más?
—Todas me aportan y no sabría elegir una, se complementan. No concibo la clínica sin la docencia. Es una motivación para estar al día e intentar mejorar. Ambas me dan perspectiva para conocer lo que la profesión necesita y luchar por ello ante la Administración.

—¿Cómo «puede con todo»?
—Contando con un gran equipo, como es mi caso, todo resulta fácil. Es cuestión de delegar funciones y organizar los tiempos. En el COEM hay mucha gente detrás trabajando día a día para que todo funcione. Yo seguramente sea el que más sale en las fotos, pero detrás de cada actuación hay mucha organización y esfuerzo de gente muy implicada. Aunque es cierto que te pierdes cosas, le quitas tiempo a tu vida personal. Soy afortunado de tener una mujer maravillosa que entiende mi compromiso y me facilita la vida.

—A pesar de los sacrificios, ¿compensa?
—Personalmente creo que sí. El colegio es una actividad totalmente diferente a la clínica. Te hace profundizar en temas que no se aprenden en la carrera. Acabas sabiendo de leyes, de negociaciones, conociendo gente de otros sectores diferentes al nuestro. Para alguien con inquietudes resulta muy enriquecedor.

Imágenes cedidas: COEM