COE

El sistema de renting protege al doctor ante posibles consecuencias penales. Todo aparato o mecanismo debe tener un mantenimiento, y en un desfibrilador es esencial. En el caso en que algo falle, el responsable es el doctor y la clínica, por eso es aconsejable este sistema, ya que les cubre completamente.

De este modo, desde el Círculo de Odontólogos y Estomatólogos (COE) destacan las ventajas del renting a la hora de hacerse con un desfibrilador para la clínica dental. Destaca,, por ejemplo, el seguro R.C. de más de 10 millones de euros; el mantenimiento integral del desfibrilador, incluyendo gestión, monitorización y control de caducidades y trámites post-uso.

Otras de las ventajas que destacan desde COE son el auto chequeo periódico con aviso de batería baja por error; el envío de equipo de cortesía en caso de avería o uso; y el cambio ilimitado de parches y baterías.