Realidad virtual dentista
Un niño es atendido en la consulta de un dentista. Foto: Pixabay / Marcio Guimares.

Las nuevas tecnologías facilitan al sanitario una serie de herramientas para completar con éxito determinados tratamientos o pruebas diagnósticas. El odontólogo es uno de los profesionales que puede beneficiarse de ellas en la clínica dental.

La ansiedad de muchos pacientes a la hora de acudir a la consulta dental complica el desarrollo de determinados procesos clave en su atención bucodental. Actualmente, las nuevas tecnologías favorecen la aparición de herramientas que pueden resultar útiles para los profesionales sanitarios en su tarea diaria.

La Dra. Marta Ferraz es la investigadora principal de un proyecto sobre una técnica basada en realidad virtual para disminuir el nivel de ansiedad y dolor asociados a la punción del acceso vascular. En declaraciones a Gaceta Dental, apuesta por la utilidad de esta tecnología en cualquier rama sanitaria, también en la Odontología.

«La evidencia actual en el uso de la realidad virtual tanto en adultos como en niños muestra claros beneficios en la disminución del nivel de dolor percibido; permitiendo en ocasiones, incluso, la reducción del uso de terapia analgésica durante el procedimiento, así como la disminución del nivel de ansiedad que en muchas ocasiones estas generan», explica.

Realidad virtual dentista
Grupo de investigadoras del proyecto ReVi sobre realidad virtual.

La investigación de la Dra. Marta Ferraz, de la Universidad Pública de Navarra, se centra en el estudio de la Técnica ReVi (uso de realidad virtual asociada a visualizador de venas) como herramienta para reducir el dolor y la ansiedad en niños. «El avance tecnológico está permitiendo nuevas formas de interacción con el ámbito del entretenimiento y la distracción; una de las necesidades más vulneradas en las personas con ingreso hospitalario. En relación a la realidad virtual y aumentada se está viendo un efecto muy positivo en pacientes sometidos a terapias cruentas y con largos periodos de ingreso, por lo que consideramos una buena idea realizar su inclusión en técnicas invasivas, como es la punción venosa y que generan gran estrés en el niño y en los familiares que lo acompañan».

Evidencia científica

Lo cierto es que este tipo de técnicas cuentan ya con un respaldo científico. Un ensayo clínico australiano confirma que el uso de la realidad virtual en niños de 4 a 11 años de edad sometidos a canulación intravenosa o punción venosa es eficaz para disminuir el dolor.

Las ventajas de este tipo de técnicas basadas en las nuevas tecnologías son evidentes. La doctora Ferraz precisa que, «además de su facilidad y versatilidad en el manejo y los claros beneficios para el propio paciente, el empleo de realidad virtual puede permitir una reducción en el tiempo de la técnica, así como facilitar a los profesionales sanitarios implicados en la misma, su realización».

Proyecto de crowdfunding

Actualmente, el proyecto sobre la técnica ReVi busca financiación a través de la plataforma de crowdfunding Precipita, dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Por el momento, los investigadores acumulan una recaudación de 1.470 euros, pero pretenden obtener un máximo de 10.000.

A partir de este estudio piloto se creará un vídeo de realidad virtual adaptado a niños de 2 a 15 años mediante la interacción en un mundo de diversidad animal. Este contenido generará un grado de distracción en el paciente que reducirá su nivel de ansiedad y dolor ante determinadas técnicas invasivas.

Tras su evaluación y validación, se creará un protocolo extrapolable a diversas áreas hospitalarias y de Atención Primaria. También se adaptará a numerosas técnicas invasivas y dolorosas en este tipo de pacientes como pruebas de alergias, punción lumbar y canalización vascular central.