Atención bucodental pacientes mayores
Shutterstock / Kulniz.

Así lo señalan investigadores norteamericanos tras revisar un artículo científico sobre el cuidado de la salud oral en personas mayores y con determinadas enfermedades crónicas. Recuerdan que el riesgo de periodontitis y caries aumenta a edades avanzadas.

La revista Journal of the American Geriatrics Society ha publicado estos días la revisión de un artículo científico sobre la prevención de enfermedades bucales en pacientes adultos de edades avanzadas. Tras analizar todos los datos, en sus conclusiones apuntan a que el trabajo interprofesional entre odontólogos y otros profesionales sanitarios es esencial en la atención de los pacientes geriátricos.

El Dr. Sree Raghavendra, coautor del artículo y profesor en el Departamento de Ciencias Craneofaciales de la Facultad de Odontología de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, destaca que «este artículo es un excelente ejemplo de verdadera colaboración interprofesional que enfatiza la importancia de que todo el equipo médico se debe unir para cuidar a nuestros pacientes, especialmente a la población geriátrica».

Por su parte, el Dr. Patrick Coll, profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut y autor principal del artículo, recuerda que «todos los profesionales de la salud deben trabajar para promover una buena higiene bucal en sus pacientes mayores». Asimismo, recomienda que estos adultos deberían someterse al menos a un examen oral al año.

Los expertos que han participado en esta investigación han reunido datos sobre los problemas de salud bucodental que afectan a las personas mayores. Y sobre todo, acerca de los riesgos de sufrir determinadas patologías en comparación con adultos más jóvenes.

En este sentido, indican que la prevalencia de caries se duplica en personas mayores. También las probabilidades de padecer periodontitis aumentan con la edad. Solo en Estados Unidos, el 64% de esta parte de la población tienen la enfermedad de las encías. En este punto, los expertos hacen hincapié en su asociación con las patologías cardiovasculares y la diabetes. Además, según los autores, los pacientes con reemplazo de válvulas cardíacas y prótesis articulares deben tener especial cuidado con su higiene bucal.