Vocación precoz

En el Estudio Dental Rafa Piñeiro son pioneros en el uso del microscopio en la Odontología conservadora y rehabilitadora, apuesta que comenzó allá por 1999. «Un año y medio después de la apertura de nuestra primera consulta solicité a la casa Zeiss la posibilidad de probar su microscopio operatorio para Odontología. Recuerdo perfectamente que me lo instalaron en la consulta durante un mes sin coste alguno. Tenía una cámara analógica y un monitor de televisión de quince pulgadas. Desde niño siempre fui una persona inquieta, con ganas de descubrir cosas, creativo e inconformista. Me encantaba jugar con microscopios y diseccionar todo tipo de animales e insectos. Así pues, cuando empecé a trabajar lo tenía muy claro, quería descubrir, saber los porqués de tantos y tantos aspectos clínicos. Por eso empecé muy pronto a utilizar el microscopio, para disfrutar más trabajando. Desde entonces lo utilizo para todo tipo de trabajos en Odontología, lo que me ha permitido, no tan solo dar el máximo de calidad en los protocolos clínicos, sino entender y buscar los límites de la Odontología clínica».

314_Tecnologia
El uso del microscopio, pasión del Dr. Piñeiro desde niño, le ha permitido entender y buscar los límites de la Odontología clínica.

El Dr. Rafa Piñeiro relaciona las ventajas de la utilización del microscopio con cinco conceptos: «vista, ergonomía, comunicación, espacio y calidad», si bien es consciente de que su uso es complejo, ya que «la curva de aprendizaje requiere de mucho tiempo y determinación. Clínicamente nos hace ir más despacio, ya que precisa que el personal auxiliar esté formado de forma específica y, además, es una tecnología que necesita una inversión económica importante», afirma.

Además, su sistema de trabajo se basa en la incorporación del microscopio no solo a lo largo de la fase del tratamiento, sino durante la totalidad del proceso clínico, con el fin de garantizar una precisión y unos parámetros de calidad tanto para el paciente, como para el profesional. «A partir de cinco aumentos todo lo que vemos es completamente diferente, es un nuevo mundo que desconocemos y es realmente apasionante, ya que el concepto de espacio cambia de forma radical. Ver nos permite entender y esto es lo único que nos ayuda a mejorar. Trabajar a diario, durante casi 20 años, en este mundo magnificado me ha permitido entender y mejorar todos los procedimientos clínicos desde una perspectiva completamente diferente. Este nuevo mundo podemos documentarlo mientras trabajamos de forma sencilla y es posible compartirlo con nuestros pacientes, personal clínico, otros profesionales y el público en general. De esta forma, las posibilidades de comunicación son inmensas. Pero sin lugar a dudas, la ventaja fundamental de la utilización del microscopio es que el trabajo siempre va a ser mejor. Es simple, si utilizas el microscopio el trabajo clínico es mejor que si no lo utilizas. Esto me ha permitido documentar toda mi Odontología, creando una inmensa videoteca de cientos de vídeos con los procedimientos íntegros, lo que supone un nuevo paradigma de documentación en Odontología. Gracias a dos cámaras que están conectadas al microscopio todo el procedimiento queda grabado, con una calidad extraordinaria, a tiempo completo y desde el punto de vista del operador. Podemos saber todo lo que hemos hecho, valorar nuestros éxitos y nuestros fracasos de forma objetiva, analizar con todo detalle los prodecimientos para afianzar nuestros éxitos o mejorar cada día».

El plus de las nuevas tecnologías

Tal y como nos detalla el Dr. Piñeiro, la Odontología a través del microscopio no es una nueva tecnología, ya que uso cuenta con una larga trayectoria. No obstante, los más nuevos «aportan unas opciones de visualización, ergonomía y comunicación que no existían en el pasado y eso es gracias a las nuevas tecnologías». En cuanto a la última aparatología que ha entrado en el Estudio Dental Rafa Piñeiro con el fin de continuar la senda del actual escenario digital, «láser de diodo, impresoras 3D, o sistemas de polimerización clínica de tres segundos están entre mis últimas adquisiciones. La tecnología me apasiona, es un mundo nuevo que no tiene límites». Tras dos décadas de investigación en el centro, en los que conocimientos, experiencia, tecnología y artesanía confluyen para ofrecer el máximo de calidad en cada tratamiento odontológico, «nosotros hemos buscado los límites de la Odontología artesana y creo humildemente que hemos llegado a ellos. La Odontología Digital tiene como ventaja fundamental que no tiene límites, todo lo que imaginemos podrá crearse digitalmente».

314_Tecnologia
La curva de aprendizaje para el manejo del microscopio no es sencilla y requiere de tiempo y determinación por parte del equipo de la clínica.

En este sentido y con respecto al esfuerzo económico que requiere estar a la última en aparatología, el Dr. Piñeiro asegura que «la inversión es relativamente importante. La clave está en saber qué me ofrece la tecnología. Si me proporciona algo que mejore lo que nosotros estamos realizando actualmente, si puedo, me la compro. Por ejemplo, es lo que sucede con la radiología 3D. Si no la tengo no puedo diagnosticar y me pierdo mucha información importante y, además, no hay nada alternativo que me la pueda proporcionar. Entonces, sin lugar a dudas, la adquiero. Siempre que he hecho inversiones nunca he pensado en la amortización. En ningún caso he comprado nada pensando en cuánto dinero ganaría con su utilización, sino en qué ganancia obtendría en la calidad de mi trabajo, y he de confesar que esto siempre me ha funcionado muy bien». Además, y refiriéndose a la «frenética» velocidad a la que se producen los citados avances tecnológicos, «es importante entender que la tecnología siempre es una respuesta a una demanda. Por eso creo que estar actualizado en cuanto a técnicas de tratamiento, es decir, ser ‘moderno de tratamiento’, nos permitirá discernir entre qué debemos adquirir para ser capaces de seguir el ritmo de la tecnología».