«No se puede entender la salud sin tener en cuenta la estética»

De izda. a dcha., los doctores Nacho Rodríguez, Beatriz Rodríguez-Vilaboa, Luis Jané, Rafael Martínez de Fuentes, Miguel Roig, Gema Bonache (Gaceta Dental), Jaime A. Gil, Débora Rodríguez-Vilaboa y Carlos Oteo.

La Estética Dental tiene un peso cada vez mayor en la Odontología. Y es que lucir una bonita sonrisa se ha convertido en prioritario en una sociedad que valora sobremanera la imagen. El abordaje de los tratamientos estéticos, con diferentes disciplinas implicadas, obliga a los clínicos a un reciclaje y formación continua en materiales, técnicas y tecnologías, una exigencia que los profesionales españoles tienen muy presente, lo que les ha permitido colocarse en la élite mundial de su campo. Así se pondrá de relieve en el Congreso que la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética (SEPES) y la Federación Internacional de Estética Dental (IFED) han organizado conjuntamente del 10 al 12 de octubre en Barcelona, una cita que permitirá colocar a España en el epicentro mundial de la Estética Dental.

Contar en una misma mesa de trabajo con los doctores Miguel Roig, Jaime A. Gil, Carlos Oteo, Luis Jané, Débora Rodríguez-Vilaboa, Rafael Martínez de Fuentes, Nacho Rodríguez y Beatriz Rodríguez-Vilaboa es hablar de Estética Dental con conocimiento, pasión y entusiasmo. Estos ocho profesionales acudieron a la llamada de Gaceta Dental, en un encuentro patrocinado por la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética, para debatir sobre los temas que más ocupan y preocupan a sus «especialistas». Y es que la disciplina vive un momento dulce desde hace años motivado, entre otros motivos, por el incremento en la demanda de tratamientos.

«El cambio de paradigma que hay en la sociedad es espectacular. Las redes sociales, el cine, la televisión y los selfies han colocado la sonrisa en el centro del escenario. Por ello, los dentistas hemos pasado a hacer una labor social muy importante», apuntó el Dr. Jaime A. Gil, presidente de IFED. En el relevante papel que asume el dentista ahondó el Dr. Carlos Oteo, presidente del Grupo OE: «La sonrisa es nuestra carta de presentación. En la salud, no se contemplan solo aspectos físicos sino también psicológicos. Y hay muchos pacientes que sufren porque no pueden sonreír».

Todos los asistentes al encuentro sobre Estética Dental debatieron activamente sobre los principales temas que afectan actualmente a este ámbito de la Odontología.
De izda. a dcha., Nacho Rodríguez, Miguel Roig, Gema Bonache y Luis Jané.

Pero más allá de su sonrisa, la sociedad de hoy en día se preocupa ahora más que nunca por su salud general: «La salud implica que se dé una armonía en su conjunto. No se puede entender la salud sin estética. No nos olvidemos de que lo que busca la estética es la salud del paciente, no hablamos de cosmética dental», matizó el presidente de SEPES, el Dr. Miguel Roig. Así, los dentistas tienen que tratar con pacientes cada vez más exigentes y «aunque lo primordial es recuperar la salud de la boca, éstos exigen más. Recuperada la salud, su siguiente petición es: quiero una sonrisa bonita», puntualizó el Dr. Jaime A. Gil.

Sin embargo, este imperio de la imagen no está exento de riesgos, aseguró la Dra. Débora Rodríguez-Vilaboa, especialista en Estética Dental y Prótesis. «Estamos ante una sociedad, como dicen los sociólogos, cada vez más narcisista. Y, la estética no se puede frivolizar. Esto hay que trasmitírselo a los pacientes». Precisamente en este aspecto de la comunicación es en el que tienen que incidir los profesionales odontológicos para garantizar tratamientos exitosos. «Trabajamos con las expectativas del paciente y debemos saber trasmitirle cuáles son los objetivos realistas con los que llegar al resultado estético deseado. Hay que modular las expectativas para evitar la frustración porque en la estética hay un campo de subjetividad que puede llegar a confundir al paciente.

No obstante, hoy hay un paciente más informado cuyo deseo es un tratamiento mínimamente invasivo y, cuando viene a nuestras consultas, nos pide que se respete al máximo su estructura dental», aclaró la Dra. Beatriz Rodríguez-Vilaboa, especialista en Estética Dental y Prótesis.

Interdisciplinaridad y formación

La implicación de diferentes disciplinas es una característica esencial de los tratamientos estéticos. «En nuestro campo no hay solamente carillas de cerámica, hay una planificación y un tratamiento integrador de diversas áreas que trabajan conjuntamente. Esta colaboración con otros profesionales sanitarios otorga un mayor reconocimiento a nuestro trabajo», destacó el Dr. Rafael Martínez de Fuentes, vocal de SEPES. A este respecto, el Dr. Miguel Roig puso el foco en la coordinación y la formación: «En la estética no basta con que un ortodoncista se junte con el periodoncista y con un prostodoncista para conseguir un buen resultado, hace falta una coordinación y para ello es clave la preparación», precisó.

Sobre la secuencia a la hora de abordar los casos los participantes en el encuentro destacaron la importancia de una correcta planificación. «Nuestros tratamientos son multidisciplinares y hay que planificarlos. En mi caso lo tengo claro: perio first. Primero debes tratar los tejidos gingivales. Devolver la salud a la boca», destacó el Dr. Jaime A. Gil. A lo que Carlos Oteo puntualizó: «Yo cuando veo al paciente, empiezo por la estética, y luego continúo con la función, planifico, veo la estructura que tengo… En cambio, cuando empiezo el tratamiento, comienzo por la biología, por la enfermedad periodontal, por la caries… en definitiva por la salud». «La clave es individualizar los tratamientos y tratar personas, no bocas», puntualizó el Dr. Nacho Rodríguez.

Lo que todos los invitados coincidieron en destacar es que la excelencia clínica se alcanza a través de la formación. Para el Dr. Carlos Oteo, aún queda camino por recorrer. «Llevo 25 años intentando hacer formación en la universidad -dirige el Máster de Estética en la UCM- y mucho de lo que he aprendido lo adquirí en Estados Unidos. Nos tenemos que fijar más en países como éste. La formación debería estar basada en un mínimo de tres años, por no decir cuatro, y hay que tener claro que la licenciatura o el grado no capacita a los dentistas para tratar a pacientes con fines estéticos. Hay que realizar como mínimo un máster de tres años. Y lo ideal es que fuera como especialidad. La Odontología Estética, como la cirugía plástica, pronto será reconocida como una especialidad».

Los doctores Carlos Oteo y Jaime A. Gil.
Los doctores Carlos Oteo y Jaime A. Gil.

Esta última afirmación generó debate entre los asistentes. «Hay quien está pidiendo una especialidad de Estética Dental y yo creo que debería estar dentro de la Odontología Restauradora. Si no, pasaría como con las sociedades científicas, que las hay para todo, algunas están duplicadas, y no tiene sentido», puntualizó el Dr. Martínez de Fuentes.

El Dr. Miguel Roig apostó por «centrarnos en lo que demanda el paciente que, cuando busca determinados servicios, le gustaría ser tratado por una persona con una formación extensa e intensa. El gran miedo de los dentistas es que la aparición de las especialidades les reste competencias, lo que supone una defensa de intereses particulares, más que de la salud de la población. Pero desde el punto de vista de la gente es difícil entender que no se valide a aquellos que están mejor formados para hacer determinadas cosas. Hay que velar para que esa instauración de las especialidades no desemboque en la desaparición de competencias».

Tecnología, estética y ética

Los profesionales dedicados a la Estética Dental se han beneficiado, como otros tantos, del avance tecnológico experimentado en el sector los últimos años. «Es indiscutible que la tecnología es el presente, pero existen dos problemas, la inversión y la curva de aprendizaje», advirtió el Dr. Jaime A. Gil. En este último punto, profundizó el Dr. Rafael Martínez de Fuentes: «está claro que lo digital está al alcance de todo el mundo y nos ayuda desde el principio; CBCT, softwares de planificación, diagnósticos digitales de sonrisa, etc. Pero es evidente que exige un esfuerzo. Yo compré mi primer escáner el año pasado y tuve que estudiar, formarme. Hay que acercar al dentista general toda esta tecnología con el fin de abaratarla también. Quién se quede fuera de este nuevo escenario, en el plazo de cinco o diez años, estará fuera del mercado», presagió el representante de SEPES.

El Dr. Miguel Roig, a pesar de declararse «pro-tecnológico», puso sobre la mesa los peligros de otorgar a las herramientas tecnológicas todas las virtudes que puede tener una clínica. «A mí me da miedo la tecnología por lo siguiente: una paciente me comentó hace poco que vendría a mi clínica porque en ella cuento con toda la tecnología, a lo que le respondí que se equivocaba, ya que debería venir por lo que sé, no por la tecnología que tengo. La tecnología bien utilizada ayuda, pero en nada cambia la Odontología. Se puede hacer una maravillosa Odontología sin tecnología». En la misma línea, el Dr. Carlos Oteo alertó de que se está cayendo en algunas ocasiones en dar por hecho que lo digital es sinónimo de éxito, «y yo sigo pensando que no, que las nuevas tecnologías no son la panacea. La revolución en nuestro campo no ha venido de la mano de las nuevas tecnologías. Nuestro cambio más radical vino de la mano de la adhesión, la Implantología, las resinas compuestas cerámicas…».

Por encima de ventajas y desventajas que la tecnología presenta, lo importante es el uso que de ella hace el profesional. «Últimamente hay un afán brutal por mostrar lo que se puede hacer en la boca del paciente. Vemos en congresos casos que ponen los pelos de punta. Y te preguntas: ¿de verdad que era esto necesario? La ética profesional, con o sin tecnología, debe prevalecer por encima de todo», explicó la Dra. Débora Rodríguez-Vilaboa

Congreso de referencia

Del 10 al 12 de octubre de este año, Barcelona se convertirá en la capital mundial de la Odontología Estética gracias a SEPES e IFED, que llevan años trabajando en su congreso conjunto, con el fin de ofrecer a dentistas nacionales e internacionales un programa completo basado en la variedad y la excelencia. El Dr. Miguel Roig, copresidente de la cita, destacó en el encuentro que «es un congreso que refleja muy bien todo lo que necesita una persona que quiera orientar su profesión hacia la Estética Dental, con un nivel de ponentes excepcional, más de ochenta entre nacionales e internacionales». Asimismo, añadió que desde SEPES se están esforzando desde hace años en hacer este tipo de encuentros «accesibles al máximo de gente para que todos los dentistas puedan participar en un foro que les permita hacer una Odontología mejor. Y esta cita les va a ayudar a ello», finalizó.

De izda. a dcha., los doctores Carlos Oteo, Jaime A. Gil, Débora y Beatriz Rodríguez-Vilaboa y Rafael Martínez de Fuentes, durante el encuentro celebrado en Madrid.
De izda. a dcha., los doctores Carlos Oteo, Jaime A. Gil, Débora y Beatriz Rodríguez-Vilaboa y Rafael Martínez de Fuentes.

Además de la diversidad de temáticas a tratar, los participantes en el encuentro destacaron con orgullo el alto nivel de los profesionales españoles. «El presidente de la Federación Internacional de Estética Dental, que representa a las principales sociedades científicas de todo el mundo especializadas en la materia, el Dr. Jaime A. Gil, es español, lo que supone más que un honor», resaltó el Dr. Carlos Oteo.

«Nuestros profesionales tienen una formación cada vez mejor. España cuenta con un nivel superior al de muchos otros países», celebró la Dra. Débora Rodríguez-Vilaboa. «Cuando yo era joven figuraban en los carteles de los congresos internacionales un par de españoles con presentaciones y diapositivas antiguas. Ahora son muchísimos los que presentan casos espectaculares», añadió el Dr. Luis Jané, vicepresidente del Comité Organizador del Congreso que se celebrará en octubre en la ciudad condal.

Y no se habló solo del nivel de los profesionales sénior, sino también de los perfiles más júnior. «SEPES me está haciendo descubrir jóvenes valores, que explican cosas increíbles. Hay mucha gente que trabaja muy bien. El mercado libre y la alta competencia están propiciando la calidad», destacó el Dr. Miguel Roig.

«Es un placer ver como los jóvenes se unen entre ellos, antes trabajábamos casi solos y solo los que estábamos más motivados, creábamos grupos de estudio en sociedades científicas», rememoró el Dr. Nacho Rodríguez, presidente del Comité Científico del Congreso SEPES-IFED. «En Italia hace años -añadió el Dr. Roig– llegaron a tener los mejores dentistas del mundo, porque se unían entre ellos, ofreciendo unos resultados excepcionales. Ahora esos factores están concurriendo aquí, incluso, a un nivel mayor. En definitiva, se están forjando las ganas de mejorar entre todos, con una competencia sana. Comentan sus casos y los resultados están siendo increíbles», finalizó.

La formación se revela como una herramienta clave para diferenciarse en un mercado laboral complejo y los congresos también contribuyen a un reciclaje y actualización constante de conocimientos. «Hay un exceso de dentistas, pero mi consejo es el siguiente: desmárcate a través de la formación. Y el Congreso de SEPES-IFED es una excelente ocasión para formarse, para compartir con tus colegas y ver la Odontología de máximo nivel internacional, porque no nos olvidemos que es un evento mundial que traemos a España, lo cual es un gran orgullo», concluyó el Dr. Nacho Rodríguez.


Más allá de la formación académica

La formación continua es clave en la carrera de los profesionales odontológicos, también lógicamente para quienes dedican su práctica en exclusiva a la Estética. Pero además, en éstos también son importantes una serie de cualidades como la capacidad de liderazgo. «Tiene que ser una persona con dotes de diplomacia porque en ciertos momentos se va a tener que sentar, ya no con el paciente, sino con los colaboradores, con su propio equipo. Este líder del tratamiento tiene que ser psicólogo, detectar cuándo el paciente se está desmotivando y quizás buscar un camino alternativo que les llene de ilusión. En definitiva, liderazgo, diplomacia, flexibilidad… son cualidades fundamentales en el profesional», afirmó la Dra. Beatriz Rodríguez-Vilaboa. A lo que el Dr. Luis Jané, vicepresidente del Comité Organizador del Congreso SEPES-IFED, precisó: «En ocasiones pecamos un poco de dioses cuando un paciente nos dice ‘no me gusta mi sonrisa’. En estos casos, muchas veces, el paciente no sabe lo que busca y saber detectar esto es lo que creo que significa contar con una buena formación».


El desafío de los técnicos de laboratorio

Profundizando en el trabajo en equipo, la relación entre el clínico y el técnico de laboratorio se ha ido haciendo cada vez más estrecha. El Dr. Nacho Rodríguez considera que «es necesario poner en valor a los técnicos. Antiguamente éste seguía su camino y el clínico el suyo, pero hoy en día sin un técnico es imposible hacer Odontología Estética y obtener resultados satisfactorios. La gente joven a nivel técnico está muy implicada y muy formada, algo que hay que poner en alza también», destacó el Dr. Nacho Rodríguez.

A pesar de que las nuevas generaciones de profesionales en los laboratorios están cada vez más preparados, «los técnicos se enfrentan a un desafío brutal», advirtió el Dr. Roig: «A los dentistas el auge de la tecnología les afecta de una manera determinada, pero se mantienen unos fundamentos que son más importantes. En el caso de los técnicos, en gran parte de los casos, directamente les sustituye. Deben ir hacia una mayor formación que se acerque a la ingeniería. Si no son capaces de encontrar ese valor añadido, tendrán muchas dificultades. Posiblemente tendrán que acercarse más al clínico y encontrar la fórmula para que la inversión en equipamiento sea más asequible», auguró.

A este respecto, los asistentes al encuentro apuntaron a la necesidad de que las leyes se adapten a las necesidades del mercado, incluso los pacientes, según advirtieron, en muchas ocasiones, no entienden por qué esta relación no es más estrecha, tal y como sucede en otros países. «Hay ciertos casos de restauraciones en los que, si haces una escisión inmediata y puedes colocar la prótesis al cabo de cinco horas, tiene una ventaja en salud y biológica para el paciente brutal. Y esto te lo tiene que hacer alguien que esté a tu lado», apuntó la Dra. Débora Rodríguez-Vilaboa.


Los retos de la estética dental

Uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la Estética Dental lo expuso el Dr. Luis Jané: «En los últimos años se ha producido un cambio absoluto, algo nuevo que hasta ahora no había pasado y que es el cambio de la esperanza y la calidad de vida. Nuestros pacientes van a exigirnos dientes que rejuvenezcan su imagen. Además, es que la edad mental y la física normalmente no coinciden. La gente quiere tener una boca que realmente represente su estado vital. Un importante reto para nuestros profesionales de cara al futuro».


Los invitados, uno a uno

  • Beatriz Rodríguez-Vilaboa. Especialista en Estética Dental y Prótesis.
  • Carlos Oteo. Presidente del Grupo OE y director del Máster de Odontología Estética de la UCM.
  • Débora Rodríguez-Vilaboa. Especialista en Estética Dental y Prótesis.
  • Jaime A. Gil. Presidente de IFED y co-presidente del Congreso SEPES & IFED.
  • Luis Jané. Vicepresidente del Comité Organizador del Congreso SEPES & IFED.
  • Miguel Roig. Presidente de SEPES y co-presidente del Congreso SEPES & IFED.
  • Nacho Rodríguez. Presidente del Comité Científico del Congreso SEPES & IFED.
  • Rafael Martínez de Fuentes. Vocal de SEPES. EPA Specialist in Prosthodontics.

Consulta el vídeo del Encuentro

Patrocinan:

SEPESIFED