Figura 1. Fotografía inicial de la paciente. Presenta una faceta de RC oscura en el #11. Se puede apreciar el cambio de color del composite y la falta de caracterización del borde incisal.

Resumen

Uno de los tratamientos solicitados con mayor frecuencia por los pacientes es un cambio en el color, la forma o el tamaño de sus dientes (1). Hoy en día, cada vez más personas se preocupan por el aspecto de su sonrisa, siendo necesario ofrecerles un tratamiento adecuado a sus necesidades funcionales y estéticas (1-3).

Muchas veces el problema que se nos presenta reside en imitar, en la medida de lo posible, los dientes que tenían los pacientes para reflejar la naturaleza y devolver a los pacientes la sonrisa a la que ellos estaban acostumbrados y que tan bien recuerdan (2, 3).

Es bueno contar con toda la información posible.Las fotografías antiguas de los pacientes podrían ser de gran ayuda para conocer y comprender sus expectativas (3). Para los casos más exigentes, es muy beneficioso contar con la ayuda de un buen técnico de laboratorio. Sin embargo, incluso con esta ayuda, crear una restauración que se integre perfectamente en la sonrisa del paciente requiere un esfuerzo enorme y una técnica muy precisa (1).

Para descargar el artículo completo en PDF debes estar registrado.

Regístrate

 

Autores

    Odontóloga. Graduada en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Máster Oficial en Ciencias Odontológicas (UCM). Máster en Odontología Estética (UCM). Práctica privada en Odontología Estética y Rehabilitación Oral en Madrid.

    Colaboradores

    • Dr. Carlos Oteo Morilla - Odontólogo. Licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid (UEM). Máster Oficial en Ciencias Odontológicas (UCM). Máster en Odontología Estética (UCM). Doctor Cum Laude en Odontología. Práctica privada en Odontología Estética y Rehabilitación Oral en Madrid.
    • Javier Pérez - Director y técnico de laboratorio en Estética Dental. (Lugo).