Shutterstock / puhhha.

La Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves una Proposición de Ley de Salud Bucodental con la que los niños que tengan entre 7 y 16 años podrán acceder a una revisión del odontólogo de manera gratuita una vez al año.

Según la nueva ley serán los padres los encargados de decidir si los pequeños realizan la visita en una clínica pública o privada. La Ley de Salud Bucodental se convierte, de este modo, en un derecho universal y no estará sujeto a vaivenes presupuestarios.

La medida ha sido propuesta por el partido socialista de Madrid y ha obtenido el respaldo del Partido Popular y de Ciudadanos. Podemos finalmente se ha abstenido. Todo ello está enmarcado en un Plan de Atención Infantil (PADI) que, a pesar de que la ley entrará en vigor en enero de 2019, empezará a funcionar en el primer mes de 2020, cuando incorporará a todos los niños que cumplan siete años durante ese año.

La asistencia gratuita incluye una revisión anual obligatoria, la atención para cualquier urgencia bucodental y tratamientos especiales debido a malformaciones, entre otros aspectos.

La proposición de ley prevé la posibilidad de habilitar conciertos con profesionales privados para poder implantar este programa de atención infantil, más allá del dispositivo propio del Servicio Madrileño de Salud en sus unidades de salud bucodental.