Archivada una denuncia presentada por Dentix contra el Colegio de Dentistas de Álava

Por la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC)

En enero de 2017, Dentix presentó una denuncia ante la AVC por unas declaraciones realizadas por la presidenta del Colegio alavés, Carmen Mozas, donde hablaba sobre el aumento de las quejas de los usuarios de determinadas clínicas odontológicas sin citar nombres.

La Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) ha acordado la no incoación y el archivo de la denuncia presentada por Dentix contra el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Álava por las declaraciones de su presidenta, Carmen Mozas, en un medio de comunicación sobre el incremento de reclamaciones de determinadas clínicas dentales.

La noticia, titulada «La consolidación de dentistas low cost eleva las denuncias por mala praxis en Álava», contaba con declaraciones de Mozas explicando que determinadas clínicas utilizaban «técnicas de marketing propias de las grandes superficies». Además, hacía referencia a la ley de publicidad sanitaria del País Vasco, la cual «se ha quedado obsoleta ante el empuje de las clínicas marquistas, para las cuales, el objetivo económico es el prioritario».

Al día siguiente, el mismo medio publicó una aclaración del Colegio de Dentistas de Álava, puesto que «en ningún caso se refirió a las clínicas marquistas como ‘franquicias low cost’, tal y como señalaba el artículo, y añadiendo que «no está en contra de los precios, sino de la publicidad engañosa».

Poco después, Dentix denunció al colegio alavés y a Carmen Mozas por estas declaraciones, pero la AVC ha decidido no incoar el procedimiento y ha archivado la denuncia. Esta resolución no es firme y contra ella cabe interponer recurso administrativo ante el Consejo Vasco de la Competencia.

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, ha mostrado su satisfacción con esta decisión de la AVC y recuerda que los Colegios Oficiales tienen, entre sus funciones, la protección y defensa de los pacientes y, con ello, la obligación de ejercer la vigilancia necesaria para garantizar la ética en el ejercicio profesional, cuestiones que bajo ningún concepto pueden ser sancionables.