Numerosas investigaciones han ahondado en la asociación entre periodontitis y artritis.

De científicos del Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Leeds

Una investigación británica concluye que la prevalencia de la enfermedad periodontal puede aumentar en los afectados por la artritis reumatoide y ser un iniciador clave de la autoinmunidad sistemática relacionada con la patología.

Numerosas investigaciones han ahondado en la asociación entre periodontitis y artritis.

El Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Leeds (Reino Unido) ha confirmado que la prevalencia de la enfermedad periodontal se incrementa en pacientes con artritis reumatoide, un hecho que puede ser un iniciador clave de la autoinmunidad sistemática relacionada con esta patología. Los investigadores que han participado en el estudio concluyen que la relación entre ambas enfermedades se puede probar debido a que la artritis se caracteriza por una respuesta de anticuerpos a unas bacterias que están en la boca y que generan unas proteínas específicas que desencadenan la artritis reumatoide.
Las proteínas citrulinadas, así es como se llaman, están presentes en el organismo antes de que se produzca la enfermedad articular. Por lo tanto, concluyen en la investigación, la artritis reumatoide se origina en algún lugar fuera de las articulaciones.

Incidencia en España

Pese a los avances de este estudio, que se presentó en el Congreso Europeo Anual de Reumatología, serán necesarios nuevos planteamientos y estudios científicos que puedan identificar el origen de la artritis reumatoide, enfermedad que padecen en España 200.000 personas. Siete de cada diez de estos enfermos son mujeres, mientras que, en el caso de la enfermedad periodontal, la mayor prevalencia se encuentra en los hombres, de más de 45 años y con una historia clínica relacionada con el tabaquismo.