De izda. a dcha., Carlos Arroyo, el Dr. Alberto Cacho, José Luis del Moral (GACETA DENTAL), el Dr. José María Alamán, el Dr. Guillermo García Garma, la Dra. Mª Mar Martínez-Barruchi, el Dr. Ignacio Faus, el Dr. Tomás Romero, Severino Gómez y Raquel Sánchez.

El paciente adulto se acerca cada vez más a este tipo de tratamiento

¿Es demasiado tarde para que el adulto se someta a un tratamiento de Ortodoncia? Las cifras y la opinión de los profesionales reunidos por GACETA DENTAL lo desmienten. Las nuevas técnicas de alineadores transparentes, más estéticos, aunque en convivencia con los tradicionales brackets, parecen imponerse en este tipo de pacientes, lo que supone una transformación en la Ortodoncia multidisciplinar, al ser tratamientos más complejos tanto en el campo de la Prótesis como en el de la Periodoncia. Para ver detalles del encuentro, haz click en: https://youtu.be/EmNI4Qn79GU.

Los avances tecnológicos en materia de Ortodoncia han logrado que se haya producido un aumento muy considerable de tratamientos de este tipo en pacientes adultos, más de un 40% en los últimos diez años y creciendo en la actualidad a un ritmo del 4% anual. Pero no es este el único motivo que explica el cambio de paradigma producido. Para hablar de todos ellos, así como de la transformación conceptual que se ha dado en la Ortodoncia multidisciplinar y del auge de la Ortodoncia invisible, GACETA DENTAL reunió en un desayuno de trabajo a los doctores José María Alamán, Guillermo García Garma, Alberto Cacho, Ignacio Faus, Mª Mar Martínez-Barruchi y Tomás Romero. También estuvieron presentes en el encuentro como representates de Geniova, empresa patrocinadora del evento: Severino Gómez (director de Desarrollo Corporativo), Raquel Sánchez (responsable de Atención al Cliente y Ventas) y Carlos Arroyo (director de Marketing).

Cada vez más adultos

El número de pacientes adultos con tratamientos de Ortodoncia es cada vez mayor. Y es que los alineadores invisibles o la Ortodoncia lingual han contribuido a aumentar su demanda debido al creciente interés en personas de diferentes edades por corregir la apariencia y salud de sus dientes, especialmente con aparatos estéticos y confortables.

A la hora de analizar las posibles causas que han podido influir en este incremento, la Dra. Mª Mar Martínez Barruchi quiso distinguir «entre los adultos de 25 a 30 años, que son personas que al incorporase al mundo laboral se preocupan más por la estética pensando que mejorando la sonrisa les va a ser más fácil acceder a ese mundo, y el adulto de 40 años en adelante que, bien por temas de falta de alguna pieza o problemas periodontales, nos es remitido para ver cómo podemos dar una solución a ese problema y se ven inmersos en la Ortodoncia sin ser este su primer motivo de consulta».

A este rango de edades, el Dr. Ignacio Faus quiso añadir el grupo de adultos jóvenes, de 20 a 22 años, «que muchas veces no se han tratado porque o sus padres no han podido o porque ellos mismos no han querido a edades más tempranas». Asimismo, y respecto al efecto del aumento de pacientes adultos que acuden a hacerse un tratamiento ortodóncico, Faus precisó que «también depende mucho de la clínica en la que trabajemos, si es una clínica de Ortodoncia exclusiva o una clínica multidisciplinar».

Por su parte, el Dr. Albero Cacho, para quien también es claro el aumento del número de pacientes adultos, otra de las razones que lo explican es «que las nuevas técnicas mediante alineadores transparentes y removibles hacen muy atractivo el tratamiento de Ortodoncia para personas que no se lo habían planteado previamente por no llevar los brackets».

Motivación estética

Precisamente a este factor estético se refirió el Dr. García Garma, asegurando que «en síntesis podría afirmarse de manera contundente, quizás hasta en cifras, que el paciente está preocupado en un 99% por su aspecto. Dentro de este concepto de estética, hay algo muy interesante y que a veces olvidamos, y es preguntar al paciente realmente qué es lo que no le gusta estéticamente, porque en ocasiones estos no son muy claros en una primera visita y a lo mejor te lo comunican al final del tratamiento».

Por otra parte, el Dr. Cacho hizo mención a la intervención de más factores a la hora de decidirse por una Ortodoncia. Para él, «la fidelidad de un paciente a su dentista que le deriva a un ortodoncista es muy importante para que se lleve a cabo el tratamiento, ya que acudirá muy receptivo a realizarse la Ortodoncia. Aunque las motivaciones internas de cada uno son difíciles de medir y no hay estadísticas al respecto, si los pacientes son afines al remitente suelen hacerse ese tratamiento».

Mejorar la salud bucal

Para el Dr. José María Alamán actualmente no hay límite de edad, «estamos tratando pacientes hasta de 80 años», ya que depende de la motivación y de las ganas de mejorar de la persona. «Actualmente también hay una mayor tendencia a querer mejorar la salud bucodental. Hay muchos pacientes en este momento que se plantean la salud general de su boca y en ello entra la Ortodoncia. Antes no se planteaban ponerse brackets, pero con los alineadores transparentes sí entran en tratamientos de Ortodoncia», concluyó.

En la misma línea, el Dr. Tomás Romero aseguró que «en los últimos años el tipo de paciente que entra en la consulta de Ortodoncia ha cambiado. Antes, el 80% eran niños, pero indudablemente, hoy en día, el número de pacientes adultos crece cada vez más, debido a la preocupación de la gente por mejorar su salud y su estética. Además es un paciente un poco especial porque normalmente es muy exigente y demanda un tipo de tratamiento diferente al de un paciente adolescente. El desarrollo de nuevas técnicas como alineadores sí que es cierto que facilita el tratamiento en este tipo de pacientes que demandan una solución estética y una solución removible a su problema de desalineamiento dentario».

Los participantes apostaron por un positivo futuro para la Ortodoncia, tanto desde un punto de vista clínico como económico

Al margen de la edad, que para el Dr. Guillermo García Garma «ha pasado a un segundo plano», lo importante es precisamente hacer frente a las dificultades que entrañan los tratamientos en pacientes periodontales y de prótesis, los cuales «suponen nuevos retos y requieren de un estudio más profundo y multidisciplinar».

Trabajo conjunto

En este sentido, la Ortodoncia en los adultos tiene que hacer frente a circunstancias muy diferentes respecto a la de los niños, como pueden ser la posible pérdida de piezas dentales, hueso, problemas periodontales o tratamientos anteriores: coronas, implantes, etc.

Todo ello hace que en casos complejos sea necesaria la colaboración de diferentes especialistas: endodoncistas, periodoncistas, cirujanos maxilofaciales y odontólogos que, junto al ortodoncista, establezcan una estrategia global y coordinada que permita resolver todos los problemas de la cavidad oral y proporcionar al paciente la dentadura deseada.

Según el Dr. Cacho, «en tratamientos multidisciplinares la Ortodoncia no es solamente una parte de los mismos, sino que el ortodoncista debe ser el que lo dirija para realizar el mejor tratamiento posible, ya que es el que mejor puede saber el momento en que debe de actuar cada una de las disciplinas necesarias para tratar al paciente. No es lo mismo un tratamiento de Periodoncia que uno rehabilitador, una endodoncia o una obturación. El ortodoncista es el que debe marcar el momento adecuado de actuación de cada una del resto de especialidades».

De acuerdo con esto último se mostró el Dr. Alamán añadiendo, además, que el proceso «debe realizarse de forma consensuada al cien por cien con el resto de profesionales en sus sesiones clínicas con el fin de que no surjan discrepancias a la hora de abrir o cerrar espacios y acabar el tratamiento completo con un adecuado resultado final».

Para el Dr. García Garma, «la cantidad de estudios que se pueden llegar a hacer a un paciente es abrumadora. Los ortodoncistas lo tenemos fácil, porque casi siempre, en los casos relativamente complicados solemos contar con un periodoncista o implantólogo de referencia, que es fundamental».

En este punto, el Dr. Alamán añadió además que «en una consulta multidisciplinar es necesario ofrecerle al paciente todos los tratamientos que puede requerir para corregir su boca y que él decida, porque muchas veces, en algunas consultas solo se les informa del tratamiento restaurador o protésico, sin tener en cuenta la Ortodoncia. Si se les plantea deciden someterse al tratamiento porque quieren mejorar en salud y en estética», concluyó.

Ortoprótesis

Dentro de este cambio de concepto en la Ortodoncia multidisciplinar debido a la irrupción del mayor número de pacientes adultos, se engloban como tratamientos más delicados aquellos que atañen al campo de la Prótesis.

En este sentido, el Dr. García Garma afirmó que «desde un punto de vista técnico, con un periodonto sano, donde me encuentro con más problemas es en las maloclusiones secundarias. Son pacientes que requieren salirse del paradigma clásico de los alambres. Yo utilizo mucho brackets seccionales, con lo cual requieren una Ortodoncia compleja. La clave del diagnóstico está en analizar detenidamente el modelo de la arcada superior, de la inferior, de la oclusión y el movimiento que se produce, ya que en pacientes donde se produce una distribución de espacios grande es bastante difícil predecir cuál será el resultado final. Yo aconsejaría la utilización de setups, que en este punto son fundamentales».

Dicha herramienta es de mucha utilidad también para el Dr. Romero, quien aseguró que «el papel del setup virtual es muy bueno para la planificación inicial de estos casos de ortoprótesis en los que es necesario repartir espacios, decidir si abrir o cerrar o dejar el espacio suficiente para un implante. Me parece un instrumento muy bueno a la hora de diagnostircar y de planificar el tratamiento».

A este respecto, el Dr. Alamán puntualizó que «además del diagnóstico inicial y la planificación, el setup permite saber exactamente dónde va a ir colocado cada diente al final, por lo que cuando ya está avanzando el tratamiento de Ortodoncia es conveniente realizar consultas interdisciplinares a lo largo de todo el proceso, no solo al principio».

Los profesionales presentes en el encuentro insistieron en la importancia de un buen diagnóstico y planificación del tratamiento de Ortodoncia.

El Dr. García Garma recordó que, en estos casos, «algo que muchos prostodoncistas no tienen claro es que el ortodoncista es realmente el ideólogo, el director de orquesta, el que tiene que hacer la planificación mayor, incluso en los casos de cirugía ortognática».

Cirugía maxilofacial

Para el Dr. Alamán, «en los casos de cirugía ortognática, que en mi consulta llegan en un alto porcentaje, el diagnóstico lo plantea el ortodoncista, pero de nuevo debe haber consenso con el cirujano maxilofacial y llevar el tratamiento a cabo de manera conjunta. El ortodoncista tiene su responsabilidad en el tratamiento de Ortodoncia y el cirujano en la cirugía ortognática, de ahí que este último deba entender perfectamente el diagnóstico y la planificación y entre los dos ver cuál es el mejor objetivo para el paciente que compartimos».

Según el Dr. García Garma, «en estos casos de cirugía ortognática, que suelen ser complejos, el ortodoncista tiene una perspectiva mejor y más amplia que el cirujano, si bien este es quien te va a imponer los límites de la cirugía. En definitiva, la máxima tiene que ser un contacto directo entre ambos profesionales, con una sesión clínica y abordar los casos de cada paciente lo mejor posible».