Ensalza el papel de los profesionales sociosanitarios

La Fundación Tecnología y Salud de Fenin ha presentado, junto a su Memoria Anual, una estrategia sanitaria que pretende mejorar el conocimiento de los pacientes y de la sociedad sobre el impacto de los hábitos de vida en la salud y su importancia en la prevención de enfermedades.

La Fundación Tecnología y Salud, entidad promovida por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), ha diseñado un Plan Estratégico basado en la Educación y la Prevención en Salud con el objetivo de apoyar al paciente formado e informado y fomentar la seguridad y la calidad asistencial.

Según declaró José Luis Gómez, presidente de la Fundación Tecnología y Salud, «el sector de la tecnología sanitaria tiene la doble función de actuar como socio estratégico del Sistema de Salud, comprometiéndose con los retos sociales y sanitarios actuales y compartiendo la visión con profesionales sanitarios, gestores, pacientes y el conjunto de la sociedad».

Principales líneas del plan

Este Plan propuesto por Fenin ensalza el papel de los profesionales sociosanitarios, aboga por un cambio de actitud en los decisores y planificadores de la salud y exige una corresponsabilidad de pacientes y familiares. Así, sus líneas estratégicas están basadas en la prevención y en el fomento de hábitos de vida saludables, en asegurar un seguimiento y control adecuado de los enfermos crónicos, mejorar la calidad asistencial, reducir al máximo las agudizaciones y optimizar el cumplimiento terapéutico.

«Los cambios producidos en el entorno sanitario, social y económico y el crecimiento del gasto sanitario han puesto sobre la mesa la necesidad de trabajar en la prevención y en la educación asistencial y gerencial, focalizando las actuaciones en la prevención y el autocuidado», destacó el presidente de la Fundación Tecnología y Salud.

Memoria Anual de la Fundación

La Fundación Tecnología y Salud ha presentado este Plan junto con su Memoria Anual 2014, que pone de manifiesto su firme compromiso con la puesta en valor de la Tecnología Sanitaria.

El nuevo equipo de gobierno, surgido a finales del pasado año, renueva su compromiso con el paciente, situándolo en el centro de su actuación, y consolida su labor de concienciación sobre las aportaciones realizadas por el sector de la tecnología sanitaria a la salud y la calidad de vida.

El Patronato y los órganos de gobierno de la Fundación Tecnología y Salud han desarrollado durante el ejercicio 2014 actividades orientadas a acercar el sector de tecnología sanitaria a la sociedad fomentando la formación continuada de los profesionales, incentivando la investigación y la información en el ámbito de la prevención, y promocionando alianzas estratégicas para responder a las demandas de los pacientes. En este sentido, la Fundación pretende promover soluciones de mejora en los procesos asistenciales que aporten resultados económicos, sociales y sanitarios.

Según recoge la Memoria, la Fundación ha organizado foros y encuentros encaminados a la formación de los profesionales sanitarios y de los pacientes en áreas clave, como terapias contra el dolor, o fomentando propuestas en Economía de la Salud para mejorar los procesos, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y la Real Academia Nacional de Medicina.

Alianzas estratégicas

Uno de los objetivos prioritarios de la Fundación que recoge esta Memoria es el de seguir reforzando las alianzas estratégicas a través de su apoyo a instituciones como la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) o la Asociación de Afectados por Tumores Cerebrales (ASATE).

«La actividad y las colaboraciones desarrolladas en este ejercicio confirman que la Fundación Tecnología y Salud es un referente en el entorno sanitario, abriendo continuamente nuevas vías de cooperación con grandes instituciones públicas y privadas para permitir la evolución y mejora del sistema sanitario», apunta el presidente de dicho organismo.

El principal reto de futuro para esta institución, por lo tanto, es trabajar junto con los profesionales sanitarios, la Administración y los pacientes para diseñar y desarrollar un nuevo modelo de atención sanitaria que tenga en cuenta las nuevas necesidades de una sociedad cada vez más envejecida, así como las nuevas herramientas que ofrece el sector de tecnología sanitaria que aportan calidad, seguridad y eficiencia en los procesos asistenciales, permitiendo su evolución y mejora continua.