Marcel Martín pone a disposición de los lectores de GACETA DENTAL su conocimiento y experiencia para resolver las dudas y problemas que se presentan en la práctica diaria. Pueden hacernos llegar sus consultas por e-mail a: redaccion@gacetadental.com, indicando «para el consultorio de fotografía digital». Las cuestiones serán atendidas lo antes posible, por orden de recepción.

Sigo sus artículos de fotografía en GACETA DENTAL desde el inicio y cuando a usted se le pregunta qué equipo comprar, siempre aconseja cámaras Olympus. Siendo usted fotógrafo profesional, ¿no cree que hay otras marcas de tanta calidad como Olympus, por ejemplo, Canon o Nikon?

En el tiempo que llevo dando talleres y cursos en el sector de la Odontología he intentado estudiar cuál es la necesidad del mundo de la fotografía odontológica tanto en clínica como en laboratorio. Después de dar bastantes talleres y cursos en diversas universidades (17), sociedades científicas, colegios de odontólogos y clínicas privadas he llegado a la conclusión de que ustedes no deben ejercer de fotógrafos profesionales sino que deben tener una herramienta de trabajo en la mano (equipo fotográfico), que, además de que tenga mucha calidad, sea de muy fácil manejo y que la pueda utilizar cualquier auxiliar.

Para hacer una buena fotografía intraoral o de caras y perfiles no es necesario ejercer de fotógrafo, ya que, en el noventa por ciento de los casos, la distancia y circunstancias ambientales a las que vamos a trabajar, van a ser siempre las mismas.
En el caso de Olympus, colocándole dos parámetros a la cámara y al flash, sólo vamos a tener que hacer un buen encuadre, auto-enfocar y disparar. Esto es debido a que el sistema TTL del flash funciona perfectamente con prioridad a la apertura. Además, si hablamos de uno de los elementos más importantes de la cámara, que es la óptica, le he de decir que la calidad de la óptica de Olympus es de una definición excepcional para la fotografía científica. La óptica que llevan las cámaras Olympus es la misma que utilizan los endoscopios médicos y quirúrgicos y los endoscopios industriales empleados para revisar los motores de los coches de Fórmula 1 y de los aviones. Las ópticas, como le digo, son de una precisión extraordinaria. Ustedes deben ver el mínimo detalle de un diente.

Otro factor importante es la calidad del color. Además es la única marca que todas las ópticas que fabrica son diseñadas para cámara digital y, como bien debe saber, la concepción de las ópticas para cámaras digitales son distintas a las de las analógicas
Personalmente, como fotógrafo, utilizo Canon y Olympus, dependiendo del tipo de trabajo que vaya a realizar. Cuando hago reportaje utilizo Canon, ya que es un tipo de cámara que es más rápida de disparo y si tengo que hacer una secuencia es más versátil. En cambio, cuando realizo publicidad o un trabajo industrial, uso Olympus.

En este momento ha salido una cámara de Pentax que, con el flash anular de la misma marca, funciona perfectamente el sistema TTL y le puede facilitar el trabajo.

Con Canon y Nikon –que son las marcas que usted menciona–, y además, podríamos añadir Fuji, puede llegar a conseguir unas fotos extraordinarias, pero va a tener que trabajar de una manera mucho más manual y va a perder bastante más tiempo en realizar la sesión fotográfica del paciente, con todo lo que eso conlleva.

Le puedo asegurar que si con las demás marcas tuviera la misma facilidad de trabajo se las aconsejaría exactamente igual. Si mañana hay un fabricante que ofrece un producto en el mercado de las mismas características no tendría ningún inconveniente en aconsejárselo. Alguien que haya asistido a algún taller o curso de los que he dado, le puede decir que siempre explico cómo obtener el máximo rendimiento a cada modelo de cámara, objetivo o flash y lo hago sin ningún reparo. Canon y Nikon son unas cámaras extraordinarias y puede realizar muy buenas fotografías, pero no con la facilidad que lo hará cualquier persona que no sea experta.

Espacio patrocinado por:

Fotolandia dental