El Dr. Vicente Faus Matoses asumirá la presidencia de la SEOC en el mes de mayo.

Dr. Vicente Faus, presidente del día SEOC y presidente electo de la Sociedad Española de Odontología Conservadora (SEOC)

El próximo mes de mayo, el Dr. Vicente Faus Matoses tomará las riendas de la Sociedad Española de Odontología Conservadora (SEOC), organización a la que lleva ligado casi desde su infancia. Antes de ese momento presidirá una nueva edición del Día SEOC, que se celebrará el próximo 29 de noviembre en Valencia. En este foro se abordarán temas muy diversos, entre ellos, la estética, campo que, debido a la alta demanda social, ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años.

—A finales de mayo, en el último Congreso de la SEOC celebrado en Madrid, fue designado nuevo presidente de la Sociedad Española de Odontología Conservadora. Una vez que tome las riendas de la Sociedad, ¿cuáles serán sus prioridades?
—La Profa. Dra. Laura Ceballos sigue siendo la presidenta hasta mayo de 2015, cuando se celebrará el Congreso Internacional de CONSEURO en Londres. Allí se producirá el relevo, que nos gustaría que fuera continuista, dada la buena evolución que ha tenido la SEOC. Cada junta anterior ha aportado progresión a la Sociedad y nosotros queremos seguir por el mismo camino, aunque esto no quiere decir que la SEOC no deba evolucionar y progresar. El crecimiento en número de socios, la comunicación con éstos y también con el resto de colegas no vinculados a la SEOC va a ser algo primordial. Queremos estar muy presentes en la vida de nuestros colegas, una relación estrecha, establecida con la misma frecuencia con la que diagnosticamos la caries, tratamos un traumatismo o llevamos a cabo una restauración adhesiva.

—¿Desde cuándo lleva vinculado a la SEOC? ¿Y cómo se ha involucrado en la misma desde entonces?
—Oficialmente desde 2008, justo después del CONSEURO celebrado en Sevilla. Desde entonces hemos participado en todos los congresos como asistentes, aportando trabajos de investigación y casos clínicos, que hemos expuesto conjuntamente con los alumnos del Máster de Odontología Restauradora y Endodoncia de la Universidad de Valencia, aunque la SEOC ha estado presente en mi vida desde que se fundó, allá por el 1992. Recuerdo perfectamente la época en la que mi padre, el Prof. Vicente J. Faus Llácer, fue presidente y gestionaba en papel continuo los listados de altas y bajas de socios en su Amstrad de 256 k. Antes de, ni siquiera, ser estudiante de Odontología ya conocía personalmente a muchos de los socios fundadores y titulares de SEOC: Berastegui, Canalda, Brau, Bahillo, Chiva, Llamas, Santiago González, Navajas, De la Macorra, García-Barbero, Vega del Barrio… Eran nombres habituales de las conversaciones familiares y, por supuesto, la SEOC.

—¿Cuántos profesionales se integran dentro de la Sociedad en la actualidad? ¿Qué desarrollo ha vivido la organización desde su creación?
—Ahora mismo estamos en alrededor de 350 socios. En un principio la SEOC tenía el objetivo de ser un punto de unión para los docentes de la asignatura de Conservadora, y además, tener relaciones a nivel internacional con las otras sociedades europeas. Poco después fue evolucionando y abriéndose al resto de colegas, a aquellos sin vínculos universitarios.

—A finales de este mes, celebrarán el Día SEOC en Valencia. ¿Qué podrán encontrar los profesionales que acudan a esta convocatoria?
—Así es. Estamos muy ilusionados todo el equipo que organizamos el próximo Día SEOC. Hemos querido enfocarlo hacia cómo las distintas disciplinas nos pueden ayudar a ser más conservadores en los tratamientos que llevamos a cabo. Para ello, jóvenes odontólogos, con gran proyección profesional, y que seguro coparán los carteles de los próximos congresos de sus respectivas sociedades, nos ayudarán a hacerlo desde sus especialidades: desde la Cirugía Oral a la Ortodoncia, pasando por la Prótesis o la Periodoncia e, incluso, desde la nuestra propia, con los composites, la Endodoncia y el blanqueamiento.

—¿Qué profesionales pronunciarán las ponencias y qué temas abordarán?
—Tendremos a jóvenes odontólogos, algunos de ellos ya reconocidos a nivel nacional e internacional, y otros que sorprenderán por su capacidad profesional a quien no los conozca. Ana Mellado hablará sobre la preservación del diente y cómo imitarlo si finalmente hay que extraerlo; David Peñarrocha abordará la cirugía periapical con magnificación; Fernando Rey hablará sobre composites y estética en anteriores; José Amengual sobre blanqueamiento dental; Francesc Abella sobre el límite de la Endodoncia en el sector anterior; Ignacio Faus nos dará la visión del ortodoncista para la conservación del diente; Pedro Buitrago hablará sobre los condicionantes periodontales para el éxito en conservadora; Nicola Barabanti tratará el tema de los composites posteriores y, finalmente, el grupo de doctores gallego, Bahillo-Castelo-Ruiz, nos hablará de los retos del día a día en Estética y Endodoncia.

—¿Qué momento vive la práctica de la Odontología Conservadora? Con el auge de los implantes en estos últimos años…
—Afortunadamente la Odontología Conservadora abarca la propia operatoria básica, la traumatología, la Endodoncia, el blanqueamiento o la estética de los tejidos duros dentales y aunque, es sabido del «maltrato» hacia la operatoria o la Endodoncia por parte de quien más llega al público general, que son las franquicias y los seguros, hay un auge en los tratamientos de blanqueamiento y estética innegable. Por otra parte, los implantes funcionan excepcionalmente bien en manos expertas… Tan bien como los tratamientos de conservación y restauración del diente en manos expertas. Seguramente lo que ocurre es que quien, como digo, más llega al público general propone que el implante es una alternativa al tratamiento conservador. Cuando lo correcto es proponer la colocación de un implante ante la imposibilidad de conservar el diente. Posiblemente por eso ha habido un auge del tratamiento con implantes en estos años pasados.

—No obstante, también se oye entre los compañeros de profesión que se hacen más endodoncias que hace unos años.
—Imagino que la observación me la propone desde la visión «endodoncia vs implante»… Como ya he explicado anteriormente, estos tratamientos no deberían ser alternativas entre ellos, deberían ser propuestos ante situaciones diagnósticas diferentes. Aunque, quizás, estamos mejorando nuestros tratamientos de conductos y, por eso, los proponemos más a nuestros pacientes o quizás el paciente está aumentando su nivel cultural y sabe apreciar la conservación de sus dientes, no dejando que le coloquen un implante más que en las situaciones que realmente lo necesita. Además, seguramente, los colegas que colocan implantes con más años de experiencia, también se han dado cuenta de que el fracaso de un implante, a veces, es difícil de subsanar y, por eso, no dejan pasar por alto la oportunidad de conservar el diente siempre que se pueda.

—También la estética, como hemos comentado, ha experimentado un importante desarrollo.
—La educación dental del paciente medio le lleva a preocuparse no sólo por poder masticar, sino también por la imagen que ofrece su boca.

—¿Qué campos centran el interés de los profesionales que practican la Odontología Conservadora? ¿En qué hay que poner el foco para estar al día?
—Operatoria, Traumatología, Endodoncia, Adhesión y Estética son temas de especial interés. Ahora mismo los tratamientos de mínima invasividad, la prevención de la caries mediante vacuna y la regeneración de tejidos dentales son los temas que más pueden aportar a nuestro campo.

—¿Cuáles son los retos que deben afrontar los profesionales de Odontología Conservadora?
—El principal, sin duda, es que se nos reconozcan la especialidades. Una vez dicho esto, tenemos tres desafíos en tres vertientes: la de los investigadores a largo plazo, quienes deben buscar tratamientos de regeneración de tejidos dentales y de prevención de la caries mediante vacunación o incluso mediante modificación genética; la de los investigadores a corto plazo, quienes tienen que encontrar el «superadhesivo» o el «supercomposite» y, en la tercera vertiente, tenemos al clínico, cuyo reto, desde mi punto de vista, es convencer al paciente de que la conservación del diente comienza con una buena prevención o, en su defecto, con un tratamiento conservador correcto, en condiciones de aislamiento adecuado, y con una técnica que debe implicar minuciosidad. Debemos conseguir comunicar al paciente que un «empaste» barato, seguramente es un «empaste» que no le va mantener el diente en condiciones mucho tiempo y, al final, va a tener un coste para su salud y su bolsillo mucho mayor que el del «empaste» minucioso.

Trayectoria del Dr. Vicente Faus

–Máster en Cirugía Oral e Implantología. Universidad de Valencia
–Profesor Asociado de Patología Dental, Odontología Conservadora y Endodoncia. Universidad de Valencia
–Director del Diploma en Odontología Restauradora Estética. Universidad de Valencia
–Profesor del Máster en Odontología Restauradora y Endodoncia. Universidad de Valencia
–Profesor del Certificado en Endodoncia Rotatoria y Microscópica. Universidad de Valencia
–Co-director de la Unidad de Odontología y Cirugía Oral Hospital Aguas Vivas.

Más personal

Nacido en… Algemesí (Valencia)
Estado civil… Soltero con compromiso
Aficiones… Estar en cualquier sitio con mi familia, charlar con mis amigos, la náutica, el Valencia Club de Fútbol, los gadgets…
Deportes… Practico el sanda (boxeo chino) y, habitualmente, antes jugaba a balonmano.
Un libro… Tranvía a la Malvarrosa de Manuel Vicent y, por supuesto, Restauraciones de porcelana adherida de Pascal Magne.
Música preferida… Depende de la hora y del día, pero cualquiera que me alegre: Pop-Rock español, flamenco…
Viajes en cartera… Japón, Brasil o cualquier lugar donde, además de visitar, pueda aprender algo de dientes.