Las células madre del tejido de las encías pueden combatir la enfermedad inflamatoria. Según un estudio realizado por la Escuela de Odontología de la USC, las células madre que se encuentran en el tejido de la boca pueden combatir la enfermedad inflamatoria.

La investigación, financiada por el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial y publicada en el Journal of Dental Research, refleja que se trata de células mesenquimilares que, al igual que otras células madre, tienen la capacidad de convertirse en diferentes tipos de células y afectar al sistema inmune.

No obstante, en la investigación se ha mostrado que hay dos tipos de células: las que surgen de la capa del mesodermo durante el desarrollo embrionario y las que provienen de la cresta neural craneal, las cuales se desarrollan en diferentes estructuras de la cabeza y la cara. En este sentido, el 90 por ciento de las células madre que han encontrado los investigadores son de la cresta neural craneal, las cuales son más fáciles de transformar en otros tipos de células, incluidas las de los nervios y el cartílago y, además, tienen un mayor efecto curativo en la enfermedad inflamatoria.

De hecho, cuando fueron trasplantadas a ratones con inflamación del colon, ésta se redujo significativamente. Por tanto, el estudio ha mostrado que las células madre de las encías, obtenidas a través de una simple biopsia, pueden tener importantes aplicaciones médicas en el futuro.