Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad, y Ramón Soto-Yarritu, presidente del COEM, en el momento de la rúbrica.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han firmado un acuerdo de colaboración dirigido a mejorar la canalización de las sugerencias, quejas y reclamaciones de los ciudadanos sobre los servicios sanitarios relacionados con la odontoestomatología que se lleven a cabo en centros de la Comunidad de Madrid. Este acuerdo aumentará el control de las reclamaciones que presenten los pacientes, lo que ayudará a mejorar la calidad asistencial.

La firma tuvo lugar en la sede del COEM por parte de su presidente, Ramón Soto-Yarritu, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Javier Fernández-Lasquetty, con presencia de las directoras generales de Ordenación e Inspección y de Atención al Paciente, Paloma Martín y Elena Juárez, respectivamente. Con este acuerdo el COEM prestará asesoramiento técnico en reclamaciones de especial complejidad sobre cuestiones éticas y deontológicas de centros sanitarios públicos que presten servicios odontoestomatológicos en la Comunidad de Madrid.

«Para el COEM es prioritario fomentar la excelencia profesional y ofrecer una atención de calidad al paciente, y somos conscientes de que para lograrlo es fundamental la colaboración con las instituciones», señaló Ramón Soto-Yarritu, para quien «este acuerdo es un paso más en ese sentido y consideramos que ayudará a mejorar la atención bucodental de los madrileños».

Fernández-Lasquetty puso de manifiesto «la buena relación existente entre el COEM y la Consejería para trabajar de forma conjunta en el cuidado de la salud de los madrileños». Una relación que Soto-Yarritu calificó de «excelente» y que «de seguir sí» este año fructificará en proyectos muy interesantes «que elevarán la salud bucodental de los madrileños a niveles inmejorables».

La Consejería de Sanidad, por su parte, solicitará asesoramiento al COEM en los casos necesarios que afecten a centros públicos e intermediará en los conflictos que planteen los ciudadanos sobre la atención en centros privados.

Autorización de centros sanitarios e intrusismo profesional

En el mismo acto, el COEM y la Consejería de Sanidad fimaron una adenda al convenio rubricado en 2004 en el que se establecen líneas de actuación armonizadas en cuanto a la autorización de centros profesionales e intrusismo profesional. Con este acuerdo se busca una coordinación e implicación de ambas instituciones para garantizar que los centros odontológicos renuevan su autorización de funcionamiento, como una forma de proteger a los pacientes y lograr una atención bucodental de calidad.

La directora general de Ordenación e Inspección, Paloma Martín, informó que «durante 2012 se resolvió el cierre de 20 clínicas dentales, en varios casos a petición propia, no por motivo de sanción». El procedimiento de suspensión de actividad se inicia «cuando la inspección detecta irregularidades o incumplimiento de la buena atención profesional que se exige a toda clínica dental, lo que viene a garantizar la continuidad de los tratamientos».

En este sentido el doctor Soto-Yarritu hizo constar la necesidad de «exigir que el propietario de una clínica dental sea un profesional colegiado como fórmula para protegerse del intrusismo» y resaltó que «la mayor parte de las 400 reclamaciones recibidas en la comisión deontológica del COEM afectaban a franquicias que no son propiedad de odontólogos profesionales».