Diabetes periodontitis
De izda. a dcha., Eugenia Huerta (SEPA), la Dra. Olalla Argibay, el Dr. Juan Girbés, Jaime Román, la Dra. Silvia González, Gema Bonache (Gaceta Dental), los doctores Cristina Serrano y Eduardo Montero, y Javier Vicente Fernández y Olga Ramos (ambos de Johnson & Johnson).

Expertos de ambas disciplinas analizan las claves de esta relación bidireccional

Tal y como han puesto de manifiesto diferentes estudios a lo largo de los últimos años existen suficientes evidencias que confirman cómo la diabetes afecta a la salud bucal y, más concretamente, a la salud de las encías. Y es que la asociación entre estas dos patologías es bidireccional, ya que no solo la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, sino que éstas pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control de la glucemia. Así se puso de manifiesto en el encuentro de trabajo «Diabetes y Periodontitis», organizado por Gaceta Dental, bajo el patrocinio de Listerine (Johnson & Johnson). La Casa de las Encías de SEPA acogió esta reunión en la que destacados especialistas pertenecientes a los ámbitos médico, odontológico y farmacéutico nos explicaron dicha relación bajo el prisma de cada una de sus experiencias y actividades.

El hecho de que los pacientes con diabetes tengan tres veces más riesgo de sufrir enfermedades periodontales dota al dentista de la posibilidad de poder identificar a  diabéticos no diagnosticados en la clínica. Así se afirma en un informe conjunto de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (SED), «Diabetes y enfermedades periodontales», en el que se asegura que los profesionales de la salud bucal tienen la gran oportunidad de detectar la diabetes o prediabetes en pacientes odontológicos y referirlos a la consulta del médico o especialista. Con la intención de explicar esta asociación entre la diabetes y las enfermedades periodontales y, al mismo tiempo, poner sobre la mesa las claves o posibles ayudas a los profesionales sanitarios implicados en el tema, Gaceta Dental organizó, con el patrocinio de Listerine, de Johnson & Johnson, un desayuno de trabajo en el que participaron los doctores Eduardo Montero, Cristina Serrano, Juan Girbés, Silvia González, Olalla Argibay y Jaime Román.

«UN PROTOCOLO SENCILLO PUEDE SER MUY ÚTIL PARA DETECTAR CASOS DE PACIENTES QUE NO CONOZCAN QUE presentan diabetes o prediabetes», dr. eduardo montero

El Dr. Eduardo Montero.

Relación bidireccional

La Dra. Cristina Serrano, secretaria del Grupo de Trabajo de Diabetes y Enfermedades Periodontales de la SED y SEPA, abrió el turno de palabra asegurando que «la diabetes y las enfermedades periodontales son dos enfermedades crónicas, no transmisibles, muy prevalentes a nivel mundial, y ambas relacionadas de una manera bidireccional, es decir, que influyen la una en la otra. El paciente con diabetes va a tener, por un lado, más predisposición a sufrir una periodontitis y a que ésta se agrave más rápidamente debido al aumento de ciertos mediadores inflamatorios. Y, por otra parte, una persona con periodontitis, sobre todo si es avanzada, tiene una mayor predisposición a sufrir una hiperglucemia. Además, esto se ha visto tanto en personas con diabetes como en aquellas con normoglucemia, comprobándose también que una persona con periodontitis tiene un mayor riesgo de sufrir complicaciones de tipo sistémico relacionadas con la diabetes». Del mismo modo, y refiriéndose a dicha bidireccionalidad, la Dra. Olalla Argibay, vocal de la junta directiva de SEPA, comentó que «la periodontitis está considerada ya desde hace unos años como la sexta complicación de la diabetes. Actualmente, sabemos que las enfermedades periodontales son el más relevante de los problemas bucodentales que afecta a los pacientes diabéticos y que son más frecuentes y progresan más rápido en aquellos. Los pacientes diabéticos tienen hasta tres veces más riesgo de sufrir enfermedades periodontales y el mal control glucémico se asocia también con un incremento del riesgo de perder inserción y hueso alveolar. La buena noticia es que sabemos que el tratamiento periodontal funciona y que vamos a obtener una respuesta clínica muy similar a aquellos pacientes sanos. Así, conseguiremos frenar la enfermedad y reducir las tasas de mortalidad dentaria y, por tanto, los problemas tanto funcionales como estéticos, derivados de éstas. Al mismo tiempo, algo sumamente importante es que con nuestro tratamiento también podremos ayudar a mejorar el control glucémico por parte de nuestros pacientes.

«UNA PERSONA CON PERIODONTITIS TIENE UN MAYOR RIESGO DE SUFRIR COMPLICACIONES DE TIPO SISTÉMICO RELACIONADAS CON LA DIABETES», DRA. CRISTINA SERRANO

La Dra. Cristina Serrano.

En este sentido, y tal y como añadió el Dr. Juan Girbés, doctor en Medicina, Especialista en Endocrinología y Nutrición y Coordinador del Grupo de Trabajo «Diabetes y Enfermedad Periodontal» SED-SEPA, «por una parte, la presencia de periodontitis hace que la diabetes sea más difícil de controlar y que aumente la resistencia a la insulina del paciente, con lo cual, habrá hiperglucemia, tanto si el paciente tiene diabetes como si el paciente tiene prediabetes. Y por otra, al tener diabetes e hiperglucemia es más fácil que la infección crónica de la encía progrese, y de ahí la llamada relación bidireccional. La enfermedad periodontal empeora la diabetes y la diabetes empeora la enfermedad periodontal, con lo cual, tenemos que actuar sobre las dos porque el beneficio será exponencial. Si mejoras una, la otra va a mejorar también».

Jaime Román se refirió a que hay mucho trabajo por desarrollar en materia de educación y prevención.

Igual opinión manifestó el Dr. Eduardo Montero, coordinador del estudio Diabetrisk, al afirmar que «la relación bidireccional entre ambas patologías no es solo negativa, sino que debido al hecho de que cuando mejore una, lo haga la otra abre muchísimas posibilidades y sinergias, y con mucho impacto, sobre todo, en términos de salud pública, por lo frecuente de ambas y también por su importancia, en particular de la diabetes».

EL DIABETRISK ES UNO DE LOS ESTUDIOS MÁS IMPORTANTES DE DETECCIÓN PRECOZ DE LA DIABETES EN LA CONSULTA DENTAL», DR. JUAN GERBÉS

El Dr. Juan Girbés.

Por su parte, y como representante de los profesionales de la Farmacia, Jaime Román, farmacéutico comunitario en Sevilla y miembro del  Grupo de Trabajo en Diabetes de SEFAC (Sociedad Española de Farmacia Comunitaria), quiso reconocer  que «a los farmacéuticos todavía nos falta tomar un poco de conciencia de la importancia de la periodontitis y de la bidireccionalidad que existe con respecto a la diabetes. Hay mucho trabajo que desarrollar de educación y prevención. Con mensajes reforzados y consensuados con otros profesionales, hay un campo de actuación enorme para trabajar en los próximos años, porque hay cercanía y una palabra que, para mí, es la gran fortaleza de la Farmacia comunitaria, la confianza».