Con sólo presentar su tarjeta sanitaria, tendrán acceso a la revisión anual para evitar la aparición de caries, recibirán consejos preventivos sobre higiene y alimentación, así como asistencia dental básica y urgente si lo requiere.

La tarjeta sanitaria facilitará durante 2013 el acceso a la prestación bucodental gratuita a un total de 905.385 menores andaluces nacidos entre los años 1998 y 2007, según ha dado a conocer recientemente la Consejería de Salud y Bienestar Social.

En concreto, este derecho asistencial favorece el acceso a la revisión anual para evitar la aparición de caries e incluye, además, consejos preventivos sobre higiene y alimentación, así como la asistencia dental básica y urgente si lo requiere el estado de la boca o dientes del menor. Actualmente, en Andalucía hay un total de 1.555 dentistas de familia, profesionales responsables de la salud bucodental de los menores, de los que 1.326 son privados y 229 públicos.

Cada paciente puede acudir a la consulta del dentista elegido cuantas veces lo necesite. Para ello, sólo es preciso presentar la tarjeta sanitaria. Con esta medida, la Consejería simplifica el acceso a este derecho asistencial, sustituyendo al talón (TADA) que se venía utilizando y que se enviaba cada año a los domicilios de los ciudadanos. De los 905.385 menores con derecho a beneficiarse de esta prestación en 2013, un total de 73.570 son de Almería; 136.757 de la provincia de Cádiz; 83.681 de la de Córdoba; 98.640 de Granada; 56.090 de Huelva; 69.256 de Jaén; 172.609 de Málaga; y 214.782 de la provincia de Sevilla.

Asistencia dental básica

La asistencia dental básica consiste en una revisión anual completa del estado de los dientes y la boca del menor, que también recibe información sobre normas de higiene para el mantenimiento de su salud oral y el uso correcto de flúor, además de consejos de alimentación para evitar la aparición de caries.

Esta asistencia incluye, igualmente, el sellado preventivo de las fisuras y fosas que se detecten, el tratamiento de todas las caries de los dientes definitivos, la extracción de las piezas cuando no sea posible su conservación, las limpiezas dentales y la atención urgente en los casos en que sea necesario. También se contemplan los casos de maloclusión severa en pacientes intervenidos de fisura palatina, labio leporino y malformaciones esqueléticas.

Otros grupos con atención bucodental garantizada en la sanidad pública andaluza son las embarazadas, en el marco del programa de seguimiento del embarazo, y las personas afectadas por una discapacidad cuyo grado de severidad les impida colaborar al recibir un tratamiento odontológico.