Margarita Alfonsel

Sobre la situación del sector sanitario en España, y particularmente del dental, se pronuncia en esta entrevista la secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Margarita Alfonsel, quien apoyará con su presencia la ceremonia de entrega de los XV premios GACETA DENTAL.

—¿Podría resumirme en pocas palabras qué servicio presta Fenin a sus asociados?

—Fenin representa y defiende los intereses de empresas y asociaciones, fabricantes, importadoras y distribuidoras de tecnologías y productos sanitarios; actúa como interlocutor del sector ante la Administración Central y Autonómica, vela por la mejora continua de la calidad de nuestro sistema de salud, difundiendo el valor de la tecnología sanitaria y fomentando su uso racional.

La industria del sector de tecnología sanitaria es motor de desarrollo económico y social de nuestro país contribuyendo de forma destacable a garantizar el fortalecimiento de la economía española y al bienestar de la sociedad. Como motor de desarrollo y crecimiento, la Federación también cumple un importante papel promoviendo áreas de mejora como la innovación y la internacionalización, así como políticas comerciales que consoliden la «marca» España.

—¿Qué papel representa el sector dental en Fenin?

—El sector dental de Fenin fue constituido formalmente en 1979. En la actualidad está integrado por 65 empresas que, por volumen de facturación, suponen aproximadamente el 80% del sector, y que se dedican a la fabricación, distribución y comercialización de equipos y materiales del ámbito odontológico, tanto a clínicas dentales como a laboratorios protésicos.

En su conjunto, según los datos de los que disponemos, el sector está formado por unas 300 empresas que dan empleo a cerca de 3.000 personas y cuya facturación global asciende a los 500 millones de euros. Estos datos muestran que es un área de gran importancia para la recuperación económica de nuestro país.

Pero lo más importante es que en los últimos años hemos vivido grandes avances en la Odontología que están permitiendo realizar mejores diagnósticos y tratamientos de las enfermedades. Todo esto se ha traducido en una mejora sustancial de la calidad de vida de los pacientes y en una implantación de procesos más eficientes en las clínicas dentales y en los laboratorios protésicos con la aplicación de las nuevas tecnologías.

—¿Cómo se ha visto afectada la industria del sector de la salud por la crisis y, en particular, el dental?

—Al igual que el resto de sectores del ámbito sanitario, la industria dental no es ajena a la crisis económica, y se ha resentido a lo largo del último año, debido especialmente a la disminución del número de pacientes que acuden a las clínicas dentales.

La innovación sigue y seguirá siendo el motor de crecimiento que permitirá a las empresas españolas del sector salir reforzadas de la actual situación.

—¿Somos un país exportador de material sanitario?

—La internacionalización de nuestras empresas ha dejado de ser una cuestión anecdótica para convertirse en una realidad dentro del sector de tecnología sanitaria y, más concretamente, en la industria dental. Según los últimos datos que manejamos desde Fenin, en el sector de tecnología sanitaria, se estima que alrededor de un 60% de las compañías nacionales exportan sus productos con una cifra de negocio que ronda los 1.800 millones de euros.

Fenin materializa su apoyo a través de diferentes acciones de promoción en colaboración con instituciones públicas y privadas y, además, orienta a las empresas del sector hacia los mercados internacionales que presentan mayores oportunidades de negocio.

—¿Qué iniciativas se contemplan desde Fenin para paliar los problemas derivados de la situación económica?

—No hay más remedio que reinventar y en esa fase nos encontramos en estos momentos.

El contexto de crisis económica que vivimos, los cambios demográficos y el progresivo envejecimiento de la población obligan a una nueva estrategia de actuación en gestión sanitaria basada en un equilibrio entre la demanda asistencial y los recursos disponibles.

Los avances tecnológicos de los últimos años han convertido a la salud en uno de los factores determinantes del desarrollo económico de un país, aumentando la productividad, el conocimiento y la capacidad de ahorro. La experiencia confirma la necesidad de nuevas fórmulas de negocio que permitan incrementar la inversión en innovación, mejorar la eficiencia sin que entre en riesgo la calidad de las prestaciones, optimizar la productividad, introducir indicadores para medir los resultados en salud, etcétera.

—¿Ha habido contactos con la Administración para hacerle llegar las inquietudes de los empresarios del sector sanitario y dental?

—Las relaciones con la Administración, tanto a nivel central como autonómico son constantes. Un claro ejemplo, muy reciente, ha sido el Plan de Pago a Proveedores, en el que la Federación ha tenido un papel muy activo. Fruto de todas las reuniones mantenidas en los últimos meses se ha obtenido como resultado un buen funcionamiento en el desarrollo y ejecución de la medida adoptada por el Gobierno.

En el sector dental, debido a su particularidad en la que la comercialización de sus productos está orientada principalmente al ámbito privado, a diferencia de otros sectores de Fenin, que están más enfocados al sector público, las relaciones que mantiene con la Administración se refieren principalmente a cuestiones del ámbito legislativo y normativo.

Las empresas tecnológicas españolas tienen un gran potencial y gozan de una excelente proyección dentro y fuera de nuestro país. Sería una pena que España dejara de ser conocida por ello o bien que los empresarios, ahogados por el contexto económico actual, optaran por instalarse en países más competitivos.

—¿Qué opinión le merece la iniciativa de GACETA DENTAL para premiar distintas parcelas profesionales del sector dental?

—Representa una gran oportunidad para difundir el potencial de nuestros investigadores y animar a los jóvenes talentos a considerar una carrera científica. De cara al sector dental, los premios son un excelente escaparate de nuevos proyectos de clínica dental.

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) se fundó en 1977 con la misión de agrupar a las empresas españolas de este sector, coordinar y defender sus intereses generales y ostentar su representación ante las autoridades autonómicas, nacionales y europeas. Fenin es una federación intersectorial que agrupa empresas y asociaciones de fabricantes, importadoras y distribuidoras de tecnologías y productos sanitarios que representan más del 80% del total de las ventas relacionadas con la tecnología de la salud en el mercado español, con un volumen de negocio aproximado de 7.700 millones de euros. Las empresas que integran Fenin, dan trabajo a unas 29.000 personas, entre empleos directos e indirectos.