Momento en que se corta la cinta para abrir el 88º Congreso de la EOS, a cargo del Dr. Suárez Quintanilla, presidente del Congreso, y Juan José Casares, rector de la Universidad de Santiago. En la imagen de la derecha se puede ver la nutrida asistencia de público al Congreso justo antes de que se pronunciasen las conferencias inaugurales.

El evento de la European Orthodontic Society, presidido por el Dr. David Suárez Quintanilla, catedrático de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial de la Universidad de Santiago, se celebró del 18 al 23 de junio.

Alrededor de 3.000 profesionales clínicos y representantes de firmas comerciales, procedentes de países tan distantes como Corea, Estados Unidos o Venezuela, se dieron cita en el 88º Congreso Europeo de Ortodoncia, que presidió el doctor David Suárez Quintanilla, también presidente de la Sociedad Europea de esta disciplina de la Odontología.

En el congreso, marcado por el paso irremisible de la tecnología 2D a la 3D, se presentaron cerca de 800 estudios de temas tan variados como los microimplantes, las aplicaciones de nanotecnología, las nuevas aleaciones o la ingeniería genética. Además de más de 800 comunicaciones orales, pósteres científicos y clínicos, cursos y numerosos simposios satélite. La calidad de los ponentes fue muy alta, destacando profesionales internacionales como Sheldom Baumrind, Axel Bumann, Carla Evans, Timo Peltomäki, Ambra Michelotti o César Guerrero, entre otros, y nacionales como Eliseo Plasencia, Abel García y Vicente Fernández.

El éxito del congreso se apreció desde la misma jornada inaugural, con un salón central del Palacio de Congresos y Exposiciones de Santiago de Compostela lleno hasta reventar. En su breve intervención, el doctor Suárez Quintanilla relacionó la importancia cultural y humanista de «una pequeña ciudad» como Santiago que con su tradicional camino jacobeo representa un símbolo de la unidad del continente europeo. Pero también tuvo palabras para recordar el problema del creciente desempleo en la profesión, «con dentistas que se ven obligados a emigrar a otros países europeos», por lo que solicitó «el control de la masificación, especialmente en las universidades privadas» y aprovechó para reclamar la creación de la especialidad de Ortodoncia, «la más médica de las disciplinas odontológicas».

Muy interesante fue también la intervención de la arqueóloga María Martinón, del Centro Nacional de la Evolución Humana de Atapuerca, quien puso de relieve el papel vital que tiene la Odontología para fechar los hallazgos de restos humanos, porque las diferencias que muestran las piezas dentales encontradas son fundamentales para la identificación y recreación de los individuos que vivieron hace más de 500.000 años en esas tierras burgalesas.

El apartado pedagógico se cerró con una exposición de la especialista holandesa Anne-Marie Kuijpers-Jagtman sobre los riesgos y limitaciones de la ortodoncia, los cambios que esta técnica puede producir en el aspecto físico de los humanos. Se refirió a la ortorelapse para hablar de casos específicos de pacientes que se vieron afectados por un retroceso en los tratamientos de ortodoncia.

La jornada concluyó con un concierto de la Real Filharmonía de Galicia y el Orfeón Terra á Nossa, con un programa de piezas de compositores españoles –Falla, Chueca, Vives, Bretón…–, «con la intención de dar una buena imagen de España y, de paso, de Galicia», como confesó a GACETA DENTAL el doctor Suárez Quintanilla, por cierto, compostelano. Y no cabe duda de que, por los comentarios de los asistentes, lo consiguió.

Coincidiendo con la EOS, y bajo su paraguas congresual, se celebraron varias reuniones académicas y políticas, destacando el Foro Europeo de Profesores de Ortodoncia, que reunió a todos los que son en el ámbito universitario europeo y EFOSA (la Federación Europea de Especialistas en Ortodoncia). En ambos foros , como también hizo el Prof. Suárez en su discurso inaugural, se puso de manifiesto la preocupación por la caótica situación de la Ortodoncia en España, la masificación y baja calidad de muchos másteres y cursos de especialización que no cumplen los requisitos mínimos dictados por Europa, la total ausencia de planificación en la formación de recursos humanos en la especialidad y el sinsentido del intento de creación de nuevas especialidades a lo “Spain is different”. Todo ello preocupa mucho en Europa por la libre movilidad de licenciados en Odontología y másteres de Ortodoncia y la previsible futura y masiva emigración de profesionales españoles. Todos los participantes destacaron el altísimo nivel del programa científico con 25 conferenciantes estrella y más de 800 participaciones de los 5 continentes, destacando, por su diseño y funcionamiento, el área de posters  electrónicos e interactivos. Dentro del programa social destacar la Recepción del Presidente a todos los congresistas en el Hostal de los Reyes Católicos y la Plaza del Obradoiro, con la Real Banda de Gaitas de Ourense, que impresionó sobremanera a los congresistas.

Otro momento muy emotivo fue la lectura de la Ofrenda al Apóstol por parte de la Profesora del Año, la Prof. Birte Melsen , de Dinamarca, y la imposición de capa al Dr. Ruperto González Giralda, ex presidente de la Sociedad y otros miembros destacados de la EOS y AAO. El concierto del órgano barroco de la Catedral y la puesta en funcionamiento del Botafumeiro no dejaron a nadie indiferente. La cena de los ex presidentes de la EOS tuvo lugar en el bello Parador de Baiona. El congreso finalizó con una cena de gala en la Capillla Real del Hostal de los Reyes Católicos.