José Mª Fonollosa Pla

En el artículo de este mes vamos a analizar el módulo profesional del nuevo título denominado «Diseño funcional de prótesis». Se trata de un módulo de 75 horas –pendiente de completarse en las comunidades autonómicas– que, debido a su contenido, debe impartirse en el primer curso. Sería el equivalente al del título anterior denominado «Diseño de prótesis y aparatos de ortodoncia». De entrada, la denominación de este módulo, «Diseño funcional de prótesis» genera confusión pues no tiene nada que ver con sus contenidos. Las denominaciones de los módulos deben agrupar y sintetizar, en un texto reducido, sus contenidos.

Dicho módulo tiene como referente formativo a la unidad de competencia de la cualificación profesional en Prótesis Dental, elaborada por el Instituto Nacional de Cualificaciones (INCUAL):

«Interpretar las prescripciones facultativas, definir el producto, programar, preparar y controlar la fabricación y/o reparación de prótesis dentofaciales, aparatos de ortodoncia y férulas oclusales».


En él, pues, deben incluirse los contenidos procedimentales, conceptuales y actitudinales relativos a los procesos que van desde la interpretación de la prescripción facultativa hasta el montaje de los modelos en el articulador. Asimismo, tal como se ha desarrollado en la cualificación profesional, en este módulo profesional también deben incorporarse todos aquellos conocimientos transversales necesarios para abordar la elaboración de cualquier tipo de prótesis dental como: Anatomofisiología del aparato estomatognático, el estudio de los dientes y la oclusión, los materiales dentales, clasificación y elementos que forman parte de las prótesis dentales, y aparatos de ortodoncia y férulas oclusales.

Parece que el término «diseño» utilizado en este módulo es poco afortunado y ya ha sido muy cuestionado y criticado por los docentes desde el anterior plan de estudios, en su módulo equivalente –se puede convalidar con el actual– al presente («Diseño de prótesis y aparatos de ortodoncia»). Asimismo, presenta una falta de sentido y lógica, puesto que para diseñar prótesis dentales se requiere del conocimiento completo y específico para cada uno de los tipos de prótesis dentales, conocimiento que, lógicamente, sólo se adquiere una vez asimilados sus módulos correspondientes:

– Prótesis completas.

– Aparatos de ortodoncia y férulas oclusales.

– Restauraciones y estructuras metálicas en prótesis fija.

– Prótesis parciales removibles metálicas, de resina y mixta.

– Restauraciones y recubrimientos estéticos.


– Prótesis sobre implantes.

Igualmente, el término «funcional» añadido a «diseño» implica aún un conocimiento más profundo del diseño de las prótesis dentales que no se puede transmitir de manera genérica sin entrar en las especificaciones propias de cada tipo de prótesis dental. Asimismo, el término «funcional» caracteriza al diseño de una prótesis dental de manera parcial, puesto que también hay que tener en cuenta los aspectos estéticos y, en algunos casos, como cuando se trata de obturaciones para tumores bucales, aspectos patológicos. Después del análisis de los contenidos de este módulo, queda claro que no se hace referencia a cómo diseñar y elaborar una prótesis dental sino, tal como se especifica en la unidad de competencia correspondiente, a cómo interpretar la prescripción, a definir el producto prescrito y a programar y preparar su elaboración. En ningún caso, a realizar «Diseños funcionales de prótesis» como se apunta erróneamente en su título.

Este módulo profesional incluye contenidos relativos al aparato estomatognático, a la interpretación de la prescripción facultativa, a la obtención de modelos, a la elaboración de cubetas y planchas base, a la oclusión y al diseño asistido por ordenador.

Desgraciadamente, hemos de decir que, después del análisis exhaustivo del desarrollo de los contenidos del módulo profesional, en el nuevo título en Prótesis Dental, expresado como «Resultados de aprendizaje y criterios de evaluación», éste presenta errores importantes en la descripción de los mismos. Ya no sólo se trata de errores graves conceptuales o procedimentales, que denotan un cierto desconocimiento de nuestra profesión, sino que, además, se utiliza un vocabulario muy simple y pobre, impropio de un plan de estudios y, aún más, si dicho redactado se compara con su equivalente en la cualificación profesional en Prótesis Dental. Sirva de ejemplo cómo se describe la elaboración de cubetas individuales y planchas base en ambos documentos:

dent

Cualificación profesional en Prótesis Dental

Módulo Formativo 2: Programación de la elaboración de prótesis dentales, aparatos de ortodoncia y férulas oclusales.

C3: Realizar cubetas individuales en modelos parcial y completamente edéntulos, con los materiales adecuados y con la técnica indicada para el tipo de impresión secundaria a realizar, con el fin de obtener unos modelos maestros más precisos y con los límites funcionales de la prótesis marcados.

CE3.1. Diseñar sobre el modelo de yeso los límites de la cubeta individual atendiendo a los rasgos anatómicos y, en su caso, a la posición de los dientes remanentes.

CE3.2. En un supuesto práctico de preparación de modelos para la elaboración de cubetas: realizar la preparación del modelo, reduciendo o eliminando las zonas retentivas, colocando el barniz separador de resina y, cuando la técnica de impresión así lo requiera, generando un espacio entre la cubeta y el modelo.

CE3.3. En un supuesto práctico de realización de cubetas individuales: realizar cubetas individuales con el material seleccionado y según la técnica de impresión definitiva indicada, estableciendo los límites, diseñados previamente, utilizando el micromotor, las fresas y gomas adecuadas con el fin de conseguir unos bordes regulares, redondeados y de textura fina para no dañar los tejidos blandos de la boca del paciente.

C4: Realizar plantillas de articulación, en modelos parcial y completamente edéntulos, con los materiales y la técnica adecuada para el tipo de registro articular o dentario indicado, con el fin de montar los modelos en el articulador y, en su caso, obtener los datos que permitan obtener información sobre la posición de los dientes.

CE4.1. Diseñar sobre el modelo de yeso los límites de la plantilla de articulación atendiendo a los rasgos anatómicos y, en su caso, a la posición de los dientes remanentes.

CE4.2. En un supuesto práctico de preparación de un modelo para la realización de plantillas de articulación: realizar la preparación del modelo, reduciendo o eliminando las zonas retentivas y colocando el barniz separador de resina.

CE4.3. En supuestos prácticos de elaboración de plantillas de articulación:

– Realizar la base de la plantilla de articulación con el material seleccionado, estableciendo los límites, según el diseño establecido, mediante el micromotor, las fresas y gomas adecuadas, con el fin de conseguir unos bordes regulares, redondeados y de textura fina para no dañar los tejidos blandos de la boca del paciente.

– Incorporar los rodillos de articulación de material termoplástico con la forma y dimensiones correctas y en la posición adecuada según los dientes o rodillos antagonistas.

Título de Técnico Superior en Prótesis Dental

Módulo Profesional: Diseño funcional de prótesis

4. Elabora cubetas individuales, planchas base y rodetes de articulación, seleccionando materiales y técnicas.

Criterios de evaluación:

a) Se han descrito materiales y técnicas de elaboración de cubetas.

b) Se han identificado los rasgos anatómicos del modelo.

c) Se ha realizado el diseño, estableciendo los límites de los bordes.

d) Se ha realizado la cubeta individual con el material seleccionado, estableciendo los límites diseñados.

e) Se han descrito materiales y técnicas de elaboración de planchas base.

f) Se ha comprobado la estabilidad y ajustes de las planchas base sobre el modelo.

g) Se han confeccionado rodillos de oclusión en edéntulos parciales y totales.

h) Se han seguido los protocolos establecidos para la elaboración de cubetas, planchas base y registros de oclusión.

i) Se han conseguido los acabados necesarios para no dañar tejidos blandos.

j) Se ha valorado la organización y gestión en la realización de las tareas del proceso productivo.

De entrada resulta, como mínimo confuso, que se presenten los denominados «rodetes de articulación» como algo distinto y no dando por supuesto que forman parte de una «plancha base».

oficina

En algunos casos, los criterios de evaluación redactados son confusos e, incluso, ininteligibles:

«Se ha comprobado la idoneidad de los movimientos del modelo montado en el articulador». No se sabe a qué se refiere «la idoneidad de los movimientos del modelo» ¿Cuáles son los movimientos idóneos del modelo?

«Se han establecido los determinantes de la oclusión y las actividades funcionales que impliquen contacto dentario». Los determinantes de la oclusión no se establecen, se enumeran y se estudian. No sabemos lo que son las «actividades funcionales» a las que se refiere.

«Se han identificado los requerimientos oclusales en las restauraciones de trabajo» (Sic). Cuando el alumno no ha realizado aún ninguna prótesis, se le requiere que identifique los requerimientos oclusales, cuando queda claro que los esquemas oclusales dependen del tipo de prótesis que se vaya a elaborar. No sabemos a qué se refiere la expresión «restauraciones de trabajo».

De todas maneras, lo más grave en el desarrollo de este módulo es lo apuntado en un principio: el título del mismo, «Diseño funcional de prótesis», no atiende a sus contenidos y para pseudojustificarlo se incluye el término diseño de prótesis cuando con los conocimientos de este módulo resulta imposible realizar esta tarea que por ley nos corresponde. Tal incoherencia queda plasmada en las orientaciones pedagógicas redactas en el título a modo de conclusión:

«Este módulo profesional contiene la formación necesaria para desempeñar las funciones de definición y diseño del producto, control y aseguramiento de la calidad, prevención, seguridad y protección».

La definición de estas funciones incluye aspectos como:

– Reconocer las características anatómicas del aparato estomatognático.

– Interpretar la prescripción facultativa.

– Elaborar cubetas individuales, planchas base y registros de oclusión.

– Obtener modelos.

– Analizar la oclusión en el articulador.

– Diseñar prótesis u órtesis dentales mediante programas informáticos.

Es imposible que con los contenidos de este módulo el alumno pueda diseñar el producto, ni siquiera mediante programas informáticos, y valorar la calidad del mismo tal como se afirma. Dichas funciones sólo se podrán realizar, lógicamente, después de cursar cada uno de los módulos propios de los distintos tipos de prótesis, una vez desarrollados todos sus contenidos. De hecho, la propia cualificación profesional elaborada por el INCUAL sí había contemplado tal extremo denominando a este módulo «Programación de la elaboración de prótesis dentales». Nos consta que el Ministerio, ante el requerimiento de distintos representantes de nuestra profesión, con la arrogancia e intransigencia que ha mostrado a lo largo de todo el proceso de presentación de alegaciones, no accedió a cambiarlo. Sólo por la ignorancia de nuestra profesión, que denota el documento, se puede entender tal empecinamiento en negar algo tan evidente.

Al menos, esta vez, los responsables de tal incoherencia están localizados en el Ministerio de Educación y ninguno de ellos debe ser protésico dental.

DOCUMENTOS DE REFERENCIA:

1. http://www.boe.es/boe/dias/2011/12/16/pdfs/BOE-A-2011-19603.pdf

2. http://www.boe.es/boe/dias/2011/07/11/pdfs/BOE-A-2011-11825.pdf

3. Real Decreto 541/1995, de 7 de abril, por el que establece el título de Técnico superior en Prótesis Dentales.

4. https://gacetadental.com/noticia.asp?ref=8794&cadena=fonollosa&como=1

5. https://gacetadental.com/noticia.asp?ref=8137&cadena=fonollosa&como=1

Artículo elaborado por: José Fonollosa Pla, Técnico en Prótesis Dental, Licenciado y Magíster en Ciencias de la Educación, www.josemariafonollosa.com