Dr. Juan Borrero Palacios

El caso que presentamos a continuación es un claro exponente de un problema bastante cotidiano en nuestras clínicas: la fractura de una pieza central superior que precisa extracción y rehabilitación efectiva, duradera y con una estética que mejore en lo posible la que posee actualmente.

En este caso nos decidimos por la realización de la extracción y colocación de un implante en un mismo acto quirúrgico. La colocación de implantes inmediatos post-extracción nos aporta: – Conservación de patrimonio óseo y de tejidos blandos. – Reducción del tiempo quirúrgico. – Vascularización muy favorable para el proceso de cicatrización. – Al no tener que perforar la cortical generamos menor calor en la instrumentación rotatoria.

Descargar