El hipopótamo Tommy, residente en el Parque de las Ciencias de Bayamón de Puerto Rico, se tuvo que someter a mediados de agosto a una cirugía dental para acortarle sus colmillos.

Esta operación, a la que se lleva sometiendo al animal desde 1987 casi todos los años, se hace para solucionar un problema de oclusión que padece el animal ya que el crecimiento contínuo de sus colmillos le impide cerrar la boca, ocasionándole un profundo dolor e impidiendo la ingesta de alimentos, lo que se traduce en una importante pérdida de peso.