El posicionamiento SEO (Search Engine Optimization), también conocido como posicionamiento en buscadores, se define habitualmente como la aplicación de diferentes técnicas informáticas con el objetivo de que los motores de búsqueda de Internet -sean Google, Yahoo u otros- sitúen nuestro sitio Web, o más concretamente la dirección o URL del mismo, en una de las primeras posiciones y categorías de su página de resultados para determinados términos o frases clave de búsqueda.

De una forma más sencilla, y en relación al área odontológica, estaríamos hablando de aquellas herramientas que permiten al profesional que, al teclear por ejemplo ‘clínicas dentales’ en Google, sea nuestro negocio el que aparezca en los primeros puestos en la Web, superando al resto de competidores que también se publicitan en la misma.

¿Por qué es tan importante posicionarse en la Web?
La importancia del posicionamiento en la red es indiscutible, con la gran ventaja de que su desarrollo no conlleva una gran inversión. El motivo es que día tras día aumenta el tráfico que llega a los sitios Web a través de una búsqueda previa que el usuario realiza habitualmente en Google o en otro buscador similar. Así, el mercado potencial en la Web, el número de personas que pueden conocer nuestra actividad, es mucho mayor, además de global, en Internet.

Según Lluís Codina, profesor de la Universidad Pompeu Fabra “estar bien posicionado en la Web significa que nuestro sitio aparezca en la primera página de resultados. Como cada página de resultados lista un total de diez sitios, significa quedar entre los diez primeros y, a ser posible, en la mitad superior, es decir, entre los cinco primeros resultados”.

 

 

 

“Estar bien posicionado en la Web significa que nuestro sitio aparezca entre los cinco primeros resultados”

Para asegurar el éxito de nuestra empresa, no sólo es necesario disponer de una buena página Web, funcional y con una adecuada disposición estética (tal y como venimos hablando en los artículos anteriores), sino que también es fundamental tener un buen posicionamiento en Internet.

Para que esto ocurra, el tráfico de usuarios, o número de visitas, se ha de generar hacia nuestro sitio Web, sea el de la ‘clínica dental’ mencionada en el ejemplo anterior, en vez de hacia el de nuestra competencia en ese determinado sector del mercado. Esto reportará al profesional mayores ventas, ya que se trata de un público específico el que nos ha buscado y, por ende, un mayor beneficio.

Palabras clave
Google y Yahoo, dos de los buscadores más usados, funcionan realizando una exploración permanente de Internet y, a la par, van creando un índice de todas las páginas que han sido exploradas y de su contenido. Cuando realizamos una consulta en los mismos (recordemos por ejemplo ‘clínicas dentales’), el motor de búsqueda se dirige al índice creado para localizar lo que se está buscando rápidamente. Sin un índice, el motor de búsqueda debería escanear el contenido de cada página de forma individual cada vez que se iniciara una búsqueda, lo cual, considerando el volumen de la información existente en la red, sería muy lento.

Para mejorar la ‘indexabilidad’ de la misma sólo es necesario aplicar el sentido común. ¿Qué términos de búsqueda cree que podrían introducir en un buscador sus clientes para encontrarle? ¿Endodoncia o puntas de gutapercha? Además del sitio y del buscador es fundamental prestar atención a lo que denominamos ‘palabras clave’ si queremos obtener una adecuada visibilidad en la red que nos permita generar el tráfico apropiado hacia nuestro sitio.

 

 

 

 

 

“En este sentido, los contenidos que aparecen en el mismo han de ubicarse siempre en relación a los posibles términos de búsqueda en los que estamos interesados para que nuestros potenciales clientes nos encuentren en los buscadores de la red. Por ello, hay que evitar los términos técnicos o complicados que puedan existir en, como es el caso, el ámbito de la Odontología. Aquí no hay que olvidar que la mayor parte de las búsquedas en la red parten de frases de dos o tres palabras. Además, si nos dirigimos a un mercado localizado geográficamente es aconsejable formar combinaciones de palabras clave donde aparezca nuestra ciudad o localidad, por poner un ejemplo: ‘implantes dentales Valladolid’.

Aún así, nuestra página se puede ver afectada por ciertos problemas que atañen al buen posicionamiento en la red y, con ello, a nuestra visibilidad en la misma, como pueden ser: la existencia de contenido oculto o duplicado, problemas de accesibilidad y navegabilidad para los robots de los buscadores, ausencia y falta de relevancia de metadatos, fallos en la arquitectura de navegación y enlaces, o que haya problemas en la configuración de los servidores, entre otros.

Por ello, la aplicación de las técnicas de posicionamiento se ha de realizar desde el mismo nacimiento de la página Web aunque, en caso de que no haya sido así, es posible realizar los ajustes oportunos en función de los objetivos que queramos alcanzar con las mismas. En este sentido, existen empresas especializadas que pueden ayudar al odontólogo en esta cuestión.

En resumen, señalar que el hecho de disponer de una buena página Web es solamente la mitad de la cuestión a la hora de alcanzar el éxito profesional en la red y paralelamente en el mundo real. El resto dependerá del buen uso que se haga de las técnicas de posicionamiento, unas técnicas en las que iremos profundizando en los próximos meses a través de una serie de consejos prácticos que podrán consultarse en: www.gacetadental.es

ADDENTRA INTERNET, S.L.
Consultora Tecnológica Especializada en el Sector Dental
desarrollos@addentra.com