El Gobierno de La Rioja ha distribuido más de 18.000 neceseres con productos de higiene bucal entre los escolares, con la finalidad de que estos utilicen, semanalmente y durante todo el curso, colutorios con flúor en sus domicilio bajo la supervisión de sus padres. Con esta actividad de promoción de la salud, incluida entre las actuaciones del Programa de Salud Bucodental del Gobierno de La Rioja, se quiere contribuir a la disminución de la prevalencia de caries entre la población infantil de La Rioja.

La Consejería de Salud, al comienzo del curso escolar, reparte unos neceseres a todo el alumnado de La Rioja desde 1º (6-7 años) a 6º (11-12 años) de Primaria.

En total, Salud distribuirá más de 18.000 neceseres, cada uno de los cuales contiene: un frasco de 500 ml. de fluoruro sódico con el calendario de registro de autoaplicaciones, un vaso con reloj temporizador que contiene dos cepillos de dientes, y un tubo de pasta dentífrica.

También incluyen un marcapáginas e información sobre la técnica de realización de los colutorios y los hábitos de higiene y de alimentación necesarios para aumentar su eficacia.

El Gobierno riojano destina 81.914,6 euros para el desarrollo de esta actividad preventiva.

La Consejería de Salud puso en marcha en 1991 el Programa de Salud Bucodental que ofrece cobertura gratuita a toda la población escolarizada de la Comunidad Autónoma.

Este programa se desarrolla actualmente mediante las unidades de Salud Bucodental de La Rioja, en los Centros de Salud de Cascajos, Siete Infantes de Lara, Espartero, Haro, Calahorra, Alfaro, Nájera y Santo Domingo de la Calzada.