Según un estudio de la Asociación Dental Americana, las personas de cabello rojo padecen una mayor inquietud a la hora de acudir al dentista. La hipótesis de los autores de este estudio es que, en general, los pelirrojos presentan una menor respuesta a los inhibidores del dolor, como la anestesia local subcutánea y, por esta razón temen más al dolor.

El color rojo del cabello está provocado por una variante en el gen receptor melanocortin-1 o MC1R. Recientemente se ha descubierto que las modificaciones de este gen no sólo afectan al color de la piel, del cabello y de los ojos, sino que también influyen en la sensibilidad que la persona experimenta al dolor.

El equipo de investigadores que ha participado en este estudio (Catherine J. Binkley, DDS, MSPH, PhD, Abbie Beacham, PhD, William Neace, PhD, Ronald G. Gregg, PhD, Edwin B. Liem, MD y Daniel I. Sessler, MD. Genetic Variations Associated With Red Hair Color and Fear of Dental Pain, Anxiety Regarding Dental Care and Avoidance of Dental Care. J Am Dent Assoc. 2009 Jul; 140 (7) :896-905), reclutó a un total de 144 personas entre 18 y 41 años de edad, 67 de ellas con cabello rojo natural y el resto entre castaño y negro, y les sometió a una encuesta acerca de la ansiedad que les suponía la asistencia a la consulta del odontólogo, el miedo al dolor y si evitaban acudir al dentista. Además, se les realizó un análisis de sangre para detectar la variante del gen MC1R relacionada con el aumento de la sensibilidad al dolor.

Esta variante estaba presente en 65 de los 67 pelirrojos participantes en el estudio y sólo en 20 de las personas de cabello oscuro. Estas 87 personas evidenciaron un mayor grado de ansiedad ante la posibilidad de asistir al dentista y más temor al dolor dental.