En España, uno de cada 700 niños nace con algún tipo de malformación dentofacial, un problema que en un tercio de los casos es de origen genético y que en la totalidad de los pacientes requiere de intervención quirúrgica, según se ha puesto de manifiesto en la VI Reunión de la Asociación de Anomalías y Malformaciones Dentofaciales (AAMADE), que, bajo el título “La estética de la sonrisa” y con un enfoque multidisciplinar, se ha celebrado en la Universidad Europea de Madrid el 13 de febrero.

“Además de alteraciones morfológicas y funcionales, las malformaciones dentofaciales generan problemas de fonación, alimentación, audición y relación, con implicaciones psicológicas profundas tanto para el afectado como para sus familiares. De hecho, constituyen una experiencia dramática para los padres desde el momento del nacimiento del bebé, la cual se acrecienta con los diferentes problemas que aparecen en el niño y que se agravan en el período escolar, debilitando su autoestima y alterando sus relaciones sociales”, ha afirmado el doctor Jesús Fernández Sánchez, presidente de AAMADE y catedrático del Departamento de Odontología de la Universidad Europea de Madrid.

Abordaje multidisciplinar
“Esta reunión de expertos tiene como objetivo principal formar a los alumnos y unificar criterios en los protocolos de actuación de los profesionales que, perteneciendo a diferentes especialidades médicas y áreas odontológicas, tratan las anomalías y malformaciones dentofaciales”, explicó el presidente de AAMADE. No en vano, una de las principales premisas para el correcto abordaje de estas patologías es el acercamiento y la actuación coordinada de los distintos profesionales implicados en su diagnóstico y tratamiento.

Dicho abordaje se realiza a través de un equipo multidisciplinar que incluye un amplio abanico de profesionales (enfermería, psicología, pediatría, cirugía plástica y fonoaudiología, además de todas las especialidades odontológicas) que crean las condiciones necesarias para la rehabilitación del afectado y procuran el tratamiento.

Este encuentro, que ha sido auspiciado por la Universidad Europea de Madrid y al que asistieron alrededor de 200 alumnos, “es un foro común para consultas e intercambio de ideas para lograr la restauración anatómica y fisiológica de los pacientes y lograr con ello su integración lo más armónica posible al entorno social”, remarcó el Profesor Fernández Sánchez, que considera necesario “el diseño de un programa de actuación común y actualizado de la práctica diaria, persiguiendo la excelencia y la ética en la asistencia de los pacientes con anomalías y malformaciones dentofaciales”.

Coincidiendo con esta reunión también se ha presentado el libro “Atlas de cefalometría y análisis facial” del cual todos los derechos de los autores han sido cedidos y serán destinados a Asociaciones de pacientes con malformaciones y alteraciones faciales.

Para el Profesor Jesús Fernández, catedrático de Odontología y director del máster en Ortodoncia de la Universidad Europea de Madrid, esta publicación describe el universo de la cefalometría. Que esto se haga en una época de actualidad del diagnóstico morfológico encuentra su justificación en diversas razones. En primer lugar, es prueba de vitalidad la ciencia y arte de la Ortodoncia. En segundo lugar, prepara al futuro ortodoncista para la consideración y comprensión morfológica. Y, en tercer lugar, resume y exalta las aportaciones de los grandes pensadores de la Ortodoncia.