Marco Antônio Bottino. Profesor adjunto del Departamento de Materiales Odontológicos y Prótesis de la F.O.S.J.C. UNESP. / Renata Faria. Máster en el postgrado de Odontología restauradora–Prótesis de la F.O.S.J.C. UNESP. Brasil
Este trabajo muestra la confección de una prótesis parcial fija metalocerámica de tres elementos hecha con copings por electrodeposición, unidos al póntico confeccionado en níquel-cromo a través de soldadura con láser.

Resumen
El sistema de electrodeposición permite la confección de un coping de oro puro con una excelente adaptación marginal (alrededor de 20 µm), espesor de 0,2 mm y color áurico, facilitando, por la ausencia de corrosión, una excelente biocompatibilidad con los tejidos periodontales y estética optimizada por la posibilidad de obtener un mayor espesor de cerámica cuando se compara con copings metálicos convencionales.

Palabras clave
Electrodeposición, prótesis parcial fija, soldadura con láser.

Introducción
La obtención de un resultado estético y funcional satisfactorio en prótesis fijas es un constante desafío para el clínico. Nuevas tecnologías se desarrollaron para producir materiales estéticos con resistencia suficiente para utilizarse en prótesis fijas, pero ninguno de ellos facilita la adaptación marginal obtenida con copings metálicos.

El sistema de electrodeposición produce copings de oro puro (el 99,9%), lo que no deja dudas con relación a su excelente adaptación y biocompatibilidad. La adaptación marginal de un coping por electrodeposición varía entre 10 a 20 µm (STEWART11, 1994; VENCE, 1997; BEHREND1, 1997).

La electrodeposición es un proceso químico por deposición galvánica de oro puro, donde se conduce la electricidad a través de un microprocesador, un ánodo, una solución electrolítica y un cátodo. El cierre del circuito genera una corriente de iones y resulta en la deposición de moléculas sobre el cátodo donde se confecciona el coping. El oro se encuentra en forma iónica en la solución electrolítica a base de sulfito de amonio (TRAINI12, 1995). El control del tiempo, de la temperatura y de la corriente se hace en sistema cerrado, lo que facilita la garantía de la precisión y calidad de los copings.

La utilización del sistema de electrodeposición de oro puro fue descrita por Rogers y Armstrong8 por primera vez en 1961, para la confección de una corona del tipo inlay, la cual presentó excelente adaptación marginal y resistencia a las cargas masticatorias. En 1980, Rogers O. W.7 publicó un trabajo sobre la obtención de inlays de porcelana con sustrato de oro puro electrodepositado, destacando nuevamente la excelente adaptación marginal y la integridad del tejido gingival.

Varios estudios comprobaron que el metal que proporciona una mejor adaptación cervical es el oro (CHAN y cols.2, 1989; STEPHANO y cols.10, 1989; EARNSHAW, MOREY3, 1991; HULS, RINKE6, 1995). Con relación a los efectos biológicos de las uniones metálicas utilizadas en odontología, se comprueba que la propiedad de mayor relevancia para la seguridad biológica es la corrosión. Por lo tanto, para minimizar los riesgos biológicos, se debe utilizar metales de baja corrosión, como las metales nobles (WATAHA14, 2000).

Desde el punto de vista estético, la electrodeposición puede ser considerada como el procedimiento ideal a causa del color áurico que dispensa la utilización de la cerámica opaca, facilitando, de esa forma, más espacio para la cerámica y consecuentemente la prótesis presentará mayor semejanza con el diente natural. Además de eso, el hecho de permitir un espesor de 0,2 mm representa una gran ventaja en relación con las otras aleaciones que necesitan de mayor desgaste del diente para obtener un espesor suficiente para la cerámica. De esa manera, el objetivo de este trabajo es presentar un caso clínico de prótesis fija metalocerámica de tres elementos, donde los copings de los retenedores fueron confeccionados en oro a través de un proceso químico por electrodeposición, discutiendo sus ventajas relacionadas con la estética, adaptación marginal y con la salud del tejido periodontal.

Presentación del caso clínico
Paciente de 36 años, sexo femenino, portador de una prótesis parcial fija posterior inferior de tres elementos con adaptación deficiente, relataba extrema insatisfacción en relación con la estética y también una sensibilidad dolorosa en la región del pilar posterior (46) (Figura 1). Entonces se retiró la prótesis y se constató la presencia de caries en el diente 46 e inflamación gingival en el 44 (Figura 2).

El tejido careado del diente 46 fue removido y se hizo un relleno de resina compuesta. A continuación, los dientes pilares 44 y 46 fueron preparados nuevamente. El margen cervical debe tener forma de hombro ancho y biselado con chanfer (Figura 3).

Se tomó la imprsión con una silicona por adición (Elite HD – Zhermack) para la obtención del modelo de trabajo donde se confeccionaron los copings en los troqueles por electrodeposición (Figura 4).

Los copings fueron probados en la boca y se verificó la adaptación marginal (Figura 5). Enseguida, los copings fueron unidos con resina Duralay (Reliance Dental-Mfg.Co.) (Figura 6) para realizar el moldeado de transferencia, pudiéndose también utilizar un hidrocoloide irreversible o elastómero (Figura 7). Ese procedimiento tuvo como finalidad estabilizar los copings en el molde para la obtención de un modelo de yeso para posibilitar la soldadura del póntico previamente fundido en níquel-cromo. El póntico fue unido a los copings con resina Duralay (Reliance Dental-Mfg.Co.) (Figura 8) y posteriormente probado en la boca (Figura 9).

El paso siguiente fue la realización de la soldadura con láser y la estructura fue probada nuevamente en la boca (Figuras 10 y 11).

Como el oro puro electrodepositado no libera óxidos, hay la necesidad de cubrir toda la superficie con un “bonder”, un polvo de oro combinado con porcelana para realizar la adhesión entre el metal y la porcelana (TRAINI12, 1995). Después de la aplicación de la cerámica, los márgenes de los copings permanecieron inalterados, sin ocurrir cualquier cambio que pudiera ser detectado clínicamente (Figuras 12 y 13). A continuación se realizaron los ajustes funcionales y estéticos.

Para la cementación, se puede indicar cualquier tipo de cemento (Figura 14).

Discusión
Los copings hechos mediante el sistema de electrodeposición facilitan una excelente adaptación marginal. En un artículo publicado en 1994, STEWART R.M.11 informó de las ventajas del sistema de electrodeposición en relación con el proceso convencional de fundición. Para el autor, la eliminación de los procedimientos de cierre, inclusión en revestimiento, fundición, desgaste y pulido mejoran sus calidades, incluyendo la adaptación marginal, que según el autor, es de aproximadamente 10 µm. Otros como HULS y RINKE6, HOLMESy cols.5 y BEHREND F.1 también demostraron la superioridad de adaptación marginal de esta técnica en relación con otras utilizadas en la obtención de estructuras metálicas y en porcelana pura.

Otra ventaja de esta tecnología electrolítica es la estética extremamente favorable, debido al color áurico de los copings, requiriendo, por lo tanto, la aplicación de un menor espesor de cerámica (VENCE13,, 1997). Por ese motivo, consecuentemente, la preparación podrá ser más conservadora.

No obstante, este sistema presenta como desventaja la imposibilidad de obtenerse diferentes espesuras en un mismo coping. El espesor puede ser predeterminada según la necesidad presentada, pero el coping tendrá la misma espesura en toda su extensión (HOFFMAN, GADAU4, 2000).

El sistema de electrodeposición está indicado para la confección de incrustaciones, de coronas unitarias y de prótesis fijas de tres elementos (HOFFMAN, GADAU4, 2000). Para éstas, los copings de oro se confeccionan sobre los pilares y el póntico que puede ser fundido en otro tipo de metal como, por ejemplo, níquel-cromo, que es soldado en los copings, lo que representa una desventaja en relación con una prótesis fija convencional. Por otro lado, la soldadura con láser, comparada con la convencional, transfiere menor energía al metal, minimizando las distorsiones en las piezas protésicas, lo que es una ventaja en relación con las prótesis fijas convencionales (SOUZA9, 2000).

Conclusiones
La prótesis metalocerámica con copings por electrodeposición presentó las siguientes ventajas:
1. Excelente ajuste y adaptación marginal.

2. Por el espesor reducido del coping se torna una buena opción cuando se tiene poco espacio para el metal y la cerámica.

3. El resultado estético es más favorable comparado con las prótesis metalocerámicas convencionales.

4. Por su alta biocompatibilidad y adaptación, el contacto del coping con el tejido gingival contribuye al mantenimiento de la salud periodontal.

Agradecimiento
Al TPD José Vagner Ferreira, dueño del Laboratorio de Prótesis Dentaria Vagner SC/Ltd, por la colaboración y excelente desempeño en la confección en laboratorio del trabajo presentado.

Correspondencia
Marco Antonio Bottino
Rua Pedroso Alvarenga, n.º 755. 9º piso.

04536-011 São Paulo. SP. Brazil
mmbottino@uol.com.br

Bibliografía

1. Behrend F. Gold electroforming system: GES restorations. J Dent Technol, v. 14, n. 2, pp. 31-7, mar. 1997.

2. Chan C. y cols. Scanning electron microscopic studies of the marginal fit of three esthetic crowns. Quintessence Int, v. 20, n. 3, pp. 189-93, mar. 1989.

3. Earnshaw R, Morey EF. The fit of gold-alloy full-crown castings made with ceramic casting ring liners. J Dent Res, v. 71, n. 12, pp. 1865-70, dic. 1991.

4. Hoffmann A, Gadau C. The fabrication of electroformed Fixed Parcial Dentures. In WIRZ, J. & HOFFMANN, A. Electroforming in Restorative Dentistry. Cap 3 pp. 73-82, Quuintessence Publishing Co. 2000.

5. Holmes JR. y cols. Marginal fit of electroformed ceramometal crowns. J Prosthodont, v. 5, n. 2, pp. 111-14, jun 1996.

6. Huls A, Rink S. Marginal fidelity of crowns produced with six different fabrication techniques. J Dent Res, v. 74, n. 165, pp. 421, en. 1995. (IADR Abstract)
7. Rogers OW. The dental application of electroformed pure gold II. Aust Dent J, v. 25, n. 1, pp. 1-6, feb. 1980.

8. Rogers OW, Armstrong BW. Electroforming a gold matrix for indirect inlays. J Prosthet Dent, v. 11, n.5, pp. 959-66, sept.-oct. 1961.

9. Souza PCRD y cols. Soldagem na odontologia: Estudo de uniões soldadas empregando laser e brasagem. Rev. Assoc Paul Cir Dent, v. 54, n. 6, pp. 470-75, nov-dic. 2000.

10. Stephano CB y cols. Adaptação cervical de coroas totais fundidas com diversas ligas metálicas, usando troquéis com e sem espaçador. Rev. Odont. USP, São Paulo, n.3, v. 3, pp. 383-89, jul.-sep. 1989.

11. Stewart RM. Electroforming as an alternative to full ceramic restorations and cast substructures. Trends Tech Contemp Dent Lab, v. 11 , n.3 , p. 42-7, abr. 1994.

12. Traini T. Electroforming technology for ceramometal restorations. Quintessense, v. 25, pp.21, 1995.

13. Vence BS. Electroforming technology for galvanoceramic restorations. J Prosthet Dent, v. 77, n.4, pp. 444-49, abr. 1997.

14. Wataha JC. Biocompatibility of dental casting alloys: a review . J Prosthet Dent , v. 83, n.2, pp. 223-34, feb. 2000.