Dr. Antonio Bascones Presidente del Comité Organizador del 12.º Congreso Internacional de Patología y Medicina Oral. Madrid

Desde el lunes 6 hasta el sábado 11 de septiembre, se celebrará en Madrid un evento científico de gran relevancia: el 12.º Congreso Internacional de Patología y Medicina Oral de la IAOP (International Association of Oral Pathologists), junto con la Reunión Nacional de la Sociedad Española de Medicina Oral (SEMO) y la Reunión Anual Científica de la Sociedad Británica para la Patología Oral y Maxilofacial.

El presidente del comité organizador, profesor doctor D. Antonio Bascones, prevé una afluencia cercana a los 400 congresistas y anima a asistir a todos los profesionales de la Odontología y la Medicina Oral, ya que, en su opinión, el hecho de que se celebre en España supone “un gran éxito y un privilegio”. Además, representa “una ocasión única para conocer los nuevos aspectos científicos y las últimas líneas de investigación”.

Pregunta. ¿Qué ha motivado la elección de nuestro país como sede de este 12.º Congreso de la IAOP?
Respuesta. Durante el congreso de la IAOP celebrado en Sudáfrica yo, como único miembro español de la IAOP, presenté la propuesta de que fuera España, y concretamente Madrid, la sede anfitriona para una próxima edición. Esta propuesta se comenzó a debatir en el siguiente congreso, que tuvo lugar en Guatemala en el año 2000. Y, posteriormente, en la edición de 2002, en Singapur, se ratificó ya de forma oficial que el próximo congreso tendría como sede oficial Madrid.

Además, hemos tenido la suerte de que la Sociedad Británica de Patología Oral y Maxilofacial nos notificara el pasado año que quería organizar su reunión anual en Madrid, coincidiendo con el congreso internacional y con la Reunión de la Sociedad Española de Medicina Oral (SEMO) que yo presido. Así hemos podido unificar estos tres eventos.

P. Suponemos que la organización de este macrocongreso de seis días de duración ha supuesto un importante reto para SEMO. Por otra parte, ¿no resultará quizá un poco largo?
R. La IAOP tiene la costumbre de hacer un programa de cuatro días “full-time”. Nosotros, el primer día no hacemos congreso, sino que lo dedicamos a cursos pre-congreso, por lo que lo contamos aparte. Pero, además, el sexto día —sábado— es la reunión de la Sociedad Española de Medicina Oral, con lo cual el programa del congreso propiamente dicho abarca cuatro días.

Los congresistas españoles que no quieran acudir toda la semana tienen la posibilidad de apuntarse o inscribirse el día o los días concretos que más les interesen.

Sin embargo, considero que es bastante interesante asistir al congreso toda la semana. Yo he hablado con bastantes congresistas españoles que tenían idea de venir lunes y martes, luego volverían a su ciudad el miércoles y jueves, para regresar al congreso viernes y sábado.

P. Hemos visto que el programa científico se ha impreso en inglés. ¿Va a ser el idioma oficial del congreso?
R. La sección principal se va a hacer en inglés y contará con traducción simultánea al español. El resto de sesiones tienen que ser en inglés a la fuerza, porque supondría un coste poco asumible el tener que hacer traducción en todas las sesiones.

P. Para este congreso cuentan con tres comités diferentes: uno de organización local, un comité científico regional y un tercero científico internacional. ¿Cuáles son las funciones de cada uno de ellos?
R. El comité local es el que lleva a cabo las labores de organización, mientras que los comités internacionales nos asesoran en algunos aspectos, por ejemplo, nos proponen el nombre de algún dictante para las conferencias.

P. ¿Qué criterios se han seguido para la elección de los diferentes simposios y conferencias del programa científico?
R. Hemos procurado abarcar una gran variedad de temas y que los dictantes fueran de los más diversos orígenes. Así, contamos con conferenciantes del Reino Unido, representantes de Alemania, de Estados Unidos y de Latinoamérica.

P. ¿Entre todos los temas que se van a tratar, hay alguno que considere interesante destacar?
R. Yo creo que los más novedosos pueden ser los aspectos inmunológicos y el simposium de tumores odontogénicos, donde se va a exponer una nueva clasificación de tumores odontogénicos que está todavía sin publicar.

La conferencia de clausura correrá a cargo de un español: el profesor Antonio Cardesa, de Barcelona. Y en la inauguración estarán presentes el rector de la Universidad Complutense de Madrid y el alcalde, quien nos ha ofrecido su apoyo, además de invitarnos a un cóctel en los jardines Cecilio Rodríguez y una representación escénica de zarzuela.

P. ¿Han preparado un programa de actividades sociales para que los congresistas disfruten del ambiente madrileño?
R. El programa de actos sociales en paralelo al congreso va a ser muy interesante. El martes tenemos el cóctel ofrecido por el Ayuntamiento en los jardines Cecilio Rodríguez; el miércoles, la representación de zarzuela, el jueves, un cóctel con baile y barra libre en el Casino de Madrid, el viernes, cena de Gala, etc.

P. Hablemos ahora del programa precongreso: nada menos que seis cursos. ¿A qué tipo de profesionales van dirigidos?
R. El perfil de los cursillistas son profesionales especializados de los hospitales y las facultades, también en el terreno de la investigación, aunque puede haber clínicos que puedan estar interesados en algún aspecto de los que se van a tratar. Quizá el de mayor interés para el clínico pueda ser el primero, el de diagnóstico y manejo de las enfermedades periodontales no relacionadas con placa y puede que también acudan al de candidosis oral.

P. ¿La respuesta que están obteniendo les permite augurar una gran asistencia a este congreso internacional?
R. Sí, una prueba del interés que está despertando es que hoy, en lo que va de mañana (y son sólo las once) nos han llegado seis trabajos, el jueves pasado llegaron un total de 15, entre comunicaciones orales y en formato póster.

Calculamos que la cifra final de congresistas rondará los 400.

P. ¿De qué países?
R. De todos: de Malasia, de Japón, Singapur, Nueva Zelanda, Sudáfrica, de México, a día de hoy, vienen unos 20, de Colombia vienen seis, de Venezuela, 15; de Chile, cinco…


R. La razón fundamental es que se celebra en España, lo cual es un gran éxito y un privilegio, además pienso que es una ocasión única para conocer los nuevos aspectos científicos y las últimas líneas de investigación.

Hemos preparado un congreso de alto nivel científico y con un interesante programa social.

P. ¿A qué se debe el hecho de que en los últimos años la detección de patologías orales haya mejorado notablemente, haciendo más eficaces y menos agresivos los tratamientos?
R. Fundamentalmente a que el conocimiento de la patología oral por parte de los clínicos ha mejorado. Porque el sistema de diagnóstico no deja de ser siempre la biopsia.

P. Y, en cuanto se refiere a la población, ¿se percibe una mayor toma de conciencia acerca de la importancia de las visitas preventivas al médico ante cualquier alteración que puedan percibir en su cavidad bucal?
R. Sí, claramente. Pero no debemos cansarnos de recordar a la población que el diagnóstico del cáncer, si se hace en una fase precoz, permite una supervivencia y una recuperación del paciente del 100 por 100 de los casos, mientras que si se hace en una fase avanzada o tardía, las posibilidades de supervivencia disminuyen hasta el 50 o el 40 por ciento. Además, el diagnóstico de un cáncer oral es muy barato.

P. Pero, ¿dispone el ciudadano de suficiente información acerca de los primeros síntomas que deben alertar de que podría padecerse alguna patología grave?
R. Está empezando a disponer, están empezando ya a tener más información al respecto gracias a los esfuerzos de las sociedades científicas, los colegios profesionales y el Ministerio, que llevan a cabo campañas.

Sería necesaria una campaña de cáncer bucal, a nivel estatal. Lo que ocurre es que la Sanidad está tan dividida entre las diferentes autonomías que resulta difícil coordinar una campaña genérica.

P. Sin embargo, pese a que la sociedad cuenta hoy con un mayor grado de información, da la impresión de que el número de lesiones y tumores orales entre la población está creciendo.
R. El tabaco y el alcohol son dos importantes factores de riesgo para desarrollar un cáncer y la gente joven cada vez bebe y fuma más. Además, antes, la incidencia de cáncer oral entre hombre y mujer era de 4 a 1. Ahora los porcentajes se han equiparado bastante, porque la mujer fuma mucho más. La mujer se ha incorporado a la vida laboral con el mismo ritmo de vida que el hombre, y esto incluye fumar y beber alcohol.

P. La SEMO ha cumplido dieciséis años de existencia. ¿Cuántos asociados tiene en la actualidad y de qué segmentos profesionales?
R. Tenemos unos 250 asociados, aproximadamente. Generalmente son profesores universitarios y profesionales químicos. Pese a no tener una representación tan mayoritaria como otras sociedades de implantología, prótesis u ortodoncia y contar con un menor apoyo financiero, la SEMO es una sociedad muy viva y muy integrada a nivel científico.

P. ¿Cuáles son las prioridades en las que está trabajando en estos momentos?
R. Estamos trabajando en el desarrollo de la información a nuestros asociados acerca de congresos, reuniones cien- tíficas, publicaciones. Hemos editado un libro sobre cáncer que se distribuyó de manera gratuita entre todos los miembros. Ahora estamos preparando un libro de casos clínicos.