La mutua alegará contra las resoluciones de la Dirección General de Seguros

La mutua alegará contra las resoluciones de la Dirección General de Seguros

La Asamblea General de la Agrupación Mutual Aseguradora (AMA), la mutua de los profesionales sanitarios, ha ratificado, el pasado 30 de junio, por mayoría absoluta la gestión del Consejo de Administración y las compensaciones realizadas a sus consejeros, que habían sido cuestionadas por cuatro resoluciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGS).

Los mutualistas han refrendado además el informe extraordinario del presidente de AMA, Diego Murillo, en el que se afirma que “la actuación de la DGS contra AMA es disconforme a Derecho porque presenta vicios y falta de ajuste a la Ley, y porque toda ella responde a una finalidad espuria como es la de buscar la dimisión o remoción de sus administradores”.
“Ahora nos toca defendernos desde la legalidad y lo vamos a hacer”, manifestó Diego Murillo,” porque creemos que tenemos razón y, más pronto o más tarde, nos la van a tener que dar, e incluso tendrán que darnos razones añadidas de por qué están acometiendo a esta compañía”. “Agotaremos todas las vías con que contamos desde la legalidad, respetando y obedeciendo al regulador, pero sin amedrentarnos porque creemos que no hay razones para ello”.

En la Asamblea, los mutualistas acordaron presentar alegaciones contra las resoluciones de la DGS, al considerar que esas medidas resultan excesivamente gravosas, por cuanto prescinden del trámite de audiencia previa; no existe proporcionalidad entre lo que se alega y la medida adoptada, ni justificación para la excepcional urgencia en su adopción, y porque además ni siquiera el informe de la DGS justifica las medidas de control adoptadas.

Alegaciones contra las medidas de la DGS
Como se recordará, la Dirección General de Seguros resolvió recientemente incoar medidas de control especial sobre AMA, sin conceder a esta mutualidad la posibilidad de ser oída previamente. Entre otras, impone a la aseguradora contar con la autorización previa de la propia DGS para poder realizar actos de gestión y disposición de sus activos no derivados directamente de obligaciones por contrato de seguro; o distribuir dividendos, derramas y retornos, o asumir nuevas deudas, o conceder préstamos, avales o garantías.

La Asamblea de mutualistas de AMA ha decidido presentar alegaciones contra esas medidas, al entender que no se ajustan a Derecho al menos en los siguientes extremos:
—Incumplen todos los presupuestos de hecho exigibles para la adopción de medidas de control especial sobre la compañía, por cuanto AMA es una entidad saneada, solvente y bien dirigida que no requiere del control de la DGS, que la Ley prevé para situaciones de riesgo económico-financiero.
—Aplican indebidamente meras recomendaciones, o incluso criterios morales francamente discutibles, para tratar de poner en tela de juicio la gestión de AMA.
—Reprochan a AMA prácticas que son absolutamente comunes a las sociedades y compañías mercantiles, especialmente a las aseguradoras.
—Vulneran gravemente sus derechos de libertad de empresa y de audiencia y defensa en el seno del procedimiento de medidas de control.
—Actúan en contra de sus propios criterios anteriores, incurriendo en contradicciones y, a veces, en patentes errores de interpretación y aplicación de normas en vigor.

En la Asamblea Ordinaria los mutualistas han aprobado también las cuentas del ejercicio 2007. Entre 1996 y el año pasado, AMA ha cuadruplicado su número de asegurados, desde 121.148 hasta 519.583 en 2007; ha multiplicado por 2,5 su volumen de primas, desde 72,89 millones de euros hasta 182,96 millones de euros, y ha incrementado desde 20 hasta 89 el número de inmuebles en propiedad