Los doctores Alfonso Villa Vigil, presidente del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos; el Dr. Luis Rasal Ortigas, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, y el Dr. Juan Carlos Llodra Calvo, investigador y vocal del Consejo General

El Consejo General dio a conocer los datos de las Encuestas de Salud Oral

El Consejo General dio a conocer los datos de las Encuestas de Salud Oral

Durante el Congreso Mundial Anual de Odontología de la Federación Dental Internacional (FDI) de 2007, celebrado en Dubái, la Asamblea General acordó declarar el 12 de septiembre “Día Mundial de la Salud.

Bucodental”. Las Asociaciones Miembros de la FDI en todo el mundo han apoyado el día promoviendo la importancia de la salud bucodental a través de eventos, actividades y medios de comunicación.

En España, Zaragoza ha sido la ciudad elegida para convocar a los medios de comunicación en el Primer Día Mundial de la Salud Bucodental. La rueda de prensa fue convocada por el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos. En el transcurso de la misma, se presentaron los últimos datos sobre caries dental en nuestro país, así como las encuestas que sobre Salud Oral general y Salud Oral de preescolares se han realizado en España, y se difundió la carta del presidente de la FDI, Dr. Burton Conrod.

La rueda de prensa, que tuvo lugar el 12 de septiembre, en el Gran Hotel de Zaragoza, contó con la presencia del Dr. Alfonso Villa Vigil, en calidad de presidente del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España; el Dr. Luis Rasal Ortigas, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, y el Dr. Juan Carlos Llodra Calvo, investigador y vocal del Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, quien dio a conocer los resultados de las Encuestas de Salud Oral que se realizan cada cinco años en nuestro país desde hace década y media.

Según pudimos saber, a lo largo de estos más de 15 años de evaluación, se han conseguido muchos logros en términos sanitarios. La caries ha descendido considerablemente en todos los rangos de edad, pero, de manera más espectacular en los niños, cuyo promedio de dientes afectados por ha disminuido a la mitad. En los adultos, la mejoría también ha sido sin embargo apreciable.

Por citar dos ejemplos, el índice de restauración (indicador del grado de asistencia odontológica) ha pasado del 27% al 54% en los adultos jóvenes y el porcentaje de desdentados totales en las personas de más de 65 años cayó del 34% a menos del 17% actual. El estudio realizado en preescolares de 3 y 4 años revela que tienen caries entre el 17% (a los 3 años) y el 24% (a los 4 años) de los preescolares de nuestro país, cifras que deben de ser consideradas como bajas a tenor de la clasificación de la Organización Mundial de la Salud.

En lo que respecta a las enfermedades periodontales, la evolución parece también favorable. En 1993 tan sólo el 25% de los adolescentes de 15 años tenían sus encías sanas mientras que hoy el porcentaje ha subido al 55%. En adultos, la situación periodontal también ha mejorado: hace quince años el 50% de los adultos presentaban bolsas periodontales mientras que en la actualidad esta cifra es del 25%.

Estos son los aspectos positivos, los logros conseguidos gracias, por una parte a los esfuerzos realizados desde las Comunidades Autónomas, implantando programas asistenciales dentales infantiles, dirigidos a población escolar y adolescente y a la iniciativa del Ministerio de Sanidad y Consumo de unificar los criterios de prestaciones odontológicas en el conjunto del Estado. También la mejora en los hábitos de la población española (mayor grado de higiene, mejor nivel de educación sanitaria, aumento de las visitas a los dentistas, aumento en el uso de fluoruros, etc.) junto con los esfuerzos emprendidos por los profesionales del ámbito dental han contribuido a ello.

Sin embargo, no todo es positivo. Se ha detectado que la población que posee un nivel económico y cultural más bajo, además de los habitantes de procedencia extranjera, presentan más patología bucodental y acuden con menos frecuencia a tratamiento odontológico. Unos datos sencillos ilustran lo anteriormente señalado: en los preescolares de 3 años de nivel social alto, la caries afecta al 6%; esta cifra se eleva al 25% en el caso de los preescolares de nivel social bajo. Los nacidos en España presentaban cuatro veces menos caries que los nacidos en el extranjero. En los mayores de 65 años, sólo el 8% de los de nivel social alto son desdentados totales frente al 17% de los de nivel bajo.

Preocupantes son también las situaciones de desamparo en la que se encuentran determinados colectivos, fundamentalmente aquellos que presentan algún grado importante de discapacidad física o psíquica y que lamentablemente acumulan grandes niveles de patología bucodental (debido a sus propios procesos de discapacidad, a la medicación que reciben, a su grado de dificultad para las medidas de autocuidados, etc.). No parece de recibo que, bien entrado el siglo XXI, nuestra sociedad en su conjunto, y muy particularmente aquellos que tienen la responsabilidad de tomar decisiones políticas sanitarias, no agilicen a la mayor brevedad, soluciones reales para minimizar estas dramáticas situaciones de injusticia y desigualdad en salud. Hay que aplaudir en este sentido las iniciativas emprendidas en determinadas Comunidades Autónomas (sirva de ejemplo Extremadura) para llegar eficientemente a estos colectivos.

En este sentido, desde el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España se considera prioritaria la ampliación de cobertura dental con financiamiento público para los siguientes colectivos: sectores menos favorecidos, especialmente ancianos con graves pérdidas dentarias y baja capacidad adquisitiva, discapacitados físicos y psíquicos y pacientes con enfermedades sistémicas de gran repercusión oral. También consideran imprescindible una profunda reflexión acerca de la cobertura de la patología en dentición temporal, por la gran repercusión que esta tiene en la dentición permanente: “Pensamos que en torno al 2015-2020 estas graves deficiencias, impropias de un país como España, deberían de haber sido correctamente abordadas”.

La FDI eligió la fecha del 12 de septiembre para celebrar el Día Mundial de la Salud Bucodental por tres razones fundamentales: en primer lugar, septiembre es la época del año en que más frecuentemente se celebran los actuales Días de la Salud Bucodental en todo el mundo; en segundo lugar, el nacimiento del Dr. Charles Godon, fundador de la FDI ocurrió el 12 de septiembre de 1854; por último, es la fecha aniversario de la revolucionaria Conferencia Internacional de Atención Primaria de Salud organizada por la OMS en Alma Ata el 12 de septiembre de 1978.