Más cerca de las especialidades

España avanza hacia la equiparación con la UE

El sector dental español sigue volcando sus esfuerzos en sus grandes demandas por equipararse cada vez más a Europa. Entre ellas, lograr el reconocimiento del carácter obligatorio de la formación continuada y la creación de especialidades oficiales en Odontología en España, donde se han producido algunos avances.

shutterstock_Julien Tromeur
Shutterstock- Julien Tromeur

La Odontología española, con el Consejo General de Dentistas y las principales asociaciones y sociedades científicas a la cabeza, sin olvidar la Universidad, no han cesado, a lo largo de los últimos años, en su lucha por solicitar la creación de las especialidades odontológicas, lo que permitiría ofrecer una mejor asistencia a los ciudadanos y equipararía a la Odontología española con la de la Unión Europea.

En un clima de profundo consenso, el sector sigue mostrándose confiado en contar con el apoyo de la Administración, máxime teniendo en cuenta los últimos avances producidos en el mes de febrero de 2019, momento en el que el Grupo Parlamentario Popular (GPP) presentó una Proposición no de ley (PNL) relativa a la creación de las especialidades odontológicas en el Congreso de los Diputados. Tras su tramitación, esta PNL pasará a ser debatida por parte de la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Con esta iniciativa, el PP pretende que se desarrolle la profesión de los dentistas según su «crecimiento exponencial». Así, el documento de la PNL indica que «aunque existe una especialización de facto, a través de las enseñanzas postgraduadas, mediante títulos oficiales de Máster o Títulos Propios, ofrecidos por las universidades, la realidad es que España carece de títulos oficiales de dentistas especialista en ninguna rama específica de la Odontología».

En el texto se expresaba la existencia de una demanda poblacional y la necesidad real de crear estas especialidades oficiales odontológicas, «que además de ofrecer una óptima asistencia clínica, posibilitarán la equiparación de España al resto de países vecinos de la Unión Europea».

ESPAÑA, JUNTO A LUXEMBURGO, ES EL ÚNICO PAÍS EUROPEO QUE NO CONTEMPLA LA REGULACIÓN OFICIAL DE DENTISTAS ESPECIALISTAS

Nuestro país, junto Luxemburgo, es el único país europeo que no contempla la regulación oficial de dentistas especialistas.

Desde el Grupo Parlamentario Popular instaron al Gobierno «a trabajar en total coordinación con la Organización Colegial de Dentistas de España, la Universidad y las sociedades científicas del sector, para avanzar hacia la creación de las especialidades odontológicas». Por último, la PNL especificaba que el objetivo es procurar una mejor formación y capacitación de los odontólogos, así como favorecer la consecución de avances en la calidad, en la eficacia y en la seguridad asistenciales.

Satisfacción del Consejo General de Dentistas

El presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro valoró de forma muy positiva esta PNL, puesto que la regulación de las especialidades es una cuestión que la Organización Colegial lleva reclamando desde hace años. «Consideramos que es de justicia que los dentistas españoles estén en igualdad de condiciones que sus homólogos europeos porque, actualmente, nuestra situación es de una gran inferioridad laboral», afirma. Asimismo, el Consejo General de Dentistas mostró su total disposición y colaboración para llevar a cabo este proyecto y que las especialidades odontológicas sean una realidad lo antes posible.

Fin al Real Decreto de Troncalidad 2016

El origen de este avance a favor de la consecución de las especialidades en España fue el anuncio, a finales de enero de 2019 de que el Real Decreto de Troncalidad de 2016 iba a ser sustituido.

En su lugar, se trabaja en un nuevo Real Decreto Ley para regular la Formación Sanitaria Especializada. El objetivo de esta norma es establecer un procedimiento a la hora de incorporar las nuevas especialidades, que deberán cumplir unos criterios previamente aceptados por las sociedades científicas y los colegios profesionales.

La troncalidad suponía un gran impedimento para que no se regularan las especialidades odontológicas que tanto tiempo se llevan demandando desde la profesión.

Normativa de la UE

Shutterstock- Photographee.eu
Shutterstock- Photographee.eu

La creación de las especialidades oficiales deberá llevarse a cabo de acuerdo a la normativa de la UE y la legislación española, sin afectar ni a las competencias de los graduados en Odontología ni al acceso a actividades formativas o su desarrollo profesional. En España, la normativa que regula la formación de los Másteres oficiales de las universidades establece un tiempo máximo de formación de dos años, mientras que la normativa europea dicta que este tipo de formación debe tener una duración de tres años a tiempo completo.

Si bien España aún no tiene reconocidas las especialidades odontológicas oficiales, sí existen en nuestro país «especialistas de facto» que han recibido una amplia y heterogénea formación de postgrado en universidades, sociedades científicas o colegios profesionales, entre otros, pese a carecer del demandado reconocimiento oficial.

Aunque Luxemburgo tampoco contempla la regulación oficial de dentistas especialistas, conviene tener en cuenta que dispone de 500.000 habitantes y únicamente 518 dentistas, además de carecer de facultades de Odontología, con lo que se podría decir que España es el único país europeo que no posee estos títulos.

En cuanto a los países de la Unión Europea que aglutinan mayor número de dentistas, Grecia encabeza la lista con 123 licenciados por cada 100.000 habitantes, según recoge la última encuesta publicada por la oficina de estadística europea Eurostat y que maneja datos de 2016. Al país heleno le siguen de cerca Bulgaria y Chipre, con 112 y 104 dentistas por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

ESPAÑA OCUPA LA 13ª POSICIÓN EN UN RANKING QUE MUESTRA CIFRAS DE DENTISTAS POR HABITANTES EN 28 PAÍSES COMUNITARIOS

A continuación, se sitúan Lituania (97), Portugal (96), Estonia (96), Luxemburgo (94), Alemania (85), Croacia (80), Suecia (80), España (77), Chequia (75), Bélgica (75), Dinamarca (74), Finlandia (73), Letonia (72), Eslovenia (69), Francia (64), Irlanda (62), Hungría (62), Austria (57), Países Bajos (55), Reino Unido (53), Eslovaquia (50), Malta (47) y Polonia (33).

España ocupa, pues, la 13ª posición en un ranking que muestra las cifras de 28 países comunitarios.

Encuesta Euroestat
Fuente: Encuesta Euroestat. Número de dentistas de los países de la Unión Europea por cada 100.000 habitantes

Otras grandes demandas

Además de la exigencia de especialidades odontológicas y de la también perseguida aprobación de un númerus clausus en España, aspirar a la excelencia en la enseñanza y formación de los futuros dentistas para alcanzar los más altos estándares de calidad asistencial es, hoy por hoy, uno de los propósitos de la profesión dental. Por ello, sus principales actores trabajan y luchan conjuntamente para conseguir que las autoridades correspondientes doten de carácter obligatorio a la cada vez más importante y relevante Formación Profesional Continuada (denominada Continual Professional Development o CPD), tal y como sucede en la mayoría de países europeos. Para ello, tanto sociedades científicas, como universidades y colegios de dentistas, contribuyen a diseñar programas de formación continuada que eleven el nivel de la profesión.

Las recomendaciones de las instituciones europeas para que España adopte las medidas necesarias para implementar la formación continua postgraduada obligatoria en Odontología se apoyan en estudios relaizados por la Comisión Europea sobre dicha formación en diferentes gremios de profesionales sanitarios.

Concretamente en el caso de los dentistas, se estudió lo que ocurre a medio plazo, en función de que la formación sea obligatoria o no, analizando el beneficio en la calidad de los tratamientos y respecto a la seguridad de los pacientes.

Este tipo de programas formativos ya están instaurados en la inmensa mayoría de países, donde los dentistas tienen la obligación de cursarla para poder renovar sus licencias, seguir colegiados o seguir ejerciendo.

LA CALIDAD ASISTENCIAL ES MAYOR EN AQUELLOS PAÍSES DONDE LA FORMACIÓN CONTINUADA ES OBLIGATORIA

En aquellos países donde la formación continuada es obligatoria está demostrado que la calidad asistencial es mayor, tanto para los profesionales de la Odontología como para el personal auxiliar.

En lo que a la financiación se refiere, en algunos países existen subvenciones, mientras que en otros, dichos cursos son gratuitos. Además, también se estudia el hecho de que estos cursos sean fácilmente homologables entre todos los países, con el fin de evitar que supongan un obstáculo a la hora de que un profesional pretenda desplazarse a otro país o instalarse allí.

Pese a esta necesidad de mejora, desde el sector también se insiste en el hecho de que la asistencia sanitaria bucodental de nuestro país es una de las más valoradas dentro de la Unión Europea, junto con el reconocimiento de la calidad de la formación en Odontología que se imparte en España. No obstante, también para las instituciones europeas es cada vez más apremiante que los mandatarios españoles adopten las medidas necesarias para implementar esta formación obligatoria que garantice que los profesionales actualicen sus conocimientos periódicamente a lo largo de toda su carrera. Las organizaciones representativas del sector esperan que esta reivindicación se convierta en una realidad a corto plazo.

LA CALIDAD SANITARIA BUCODENTAL DE NUESTRO PAÍS ES UNA DE LAS MÁS VALORADAS DENTRO DE LA UNIÓN EUROPEA

¿Númerus clausus?

Shutterstock- RossHelen

Otras de las tradicionales reivindicaciones dentro de la formación en el sector odontológico es el establecimiento en España de un númerus clausus, tal y como sucede en otros países de Europa. Los defensores de esta medida argumentan que con ella se evitaría el exceso de profesionales que el mercado labora es incapaz de absorber y que sobrepasa ampliamente la ratio número de habitantes por dentistas que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta situación aboca el futuro de los jóvenes graduados, o bien al desempleo, a tener que trabajar en condiciones no acordes con sus intereses profesionales o a marcharse fuera de España.

En este sentido, los colegios y agrupaciones profesionales apuntan a que sería recomendable seguir el ejemplo de los países vecinos, equiparando con ellos las cifras de graduados, así como el establecimiento de un númerus clausus europeo, como reclaman cada vez más voces en el continente.

A nivel europeo, los países del sur tienen muchas más facultades y un elevado número de egresados, destacando el exceso de licenciados en países como España, Portugal o Rumanía. En cambio, países del centro y norte de Europa como Francia o Reino Unido, entre otros, gracias entre otras causas, al númerus clausus, existe un déficit de odontólogos, lo que deriva en un tránsito de licenciados del sur al norte cada vez más significativo.

Exceso de facultades

España es el país con más facultades de Odontología por número de habitantes de toda la Unión Europea, según datos del Consejo General de Dentistas. A mediados de los años 90, nuestro país contaba con 13.500 odontólogos, mientras que la cifra total de dentistas colegiados en España es de 36.689, según se desprende de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2017. Una cifra que supone un aumento de 4.244 dentistas colegiados respecto al año anterior.

Shutterstock- Fotoinfot

Por Comunidades Autónomas, Madrid, Andalucía y Cataluña concentran el 53,5% de los profesionales dentistas colegiados en España. Madrid dispone de 8.187 colegiados, mientras que Andalucía y Cataluña tienen 5.945 y 5.491 colegiados, respectivamente. Madrid, País Vasco y Asturias son, según los datos del INE, las regiones con más dentistas colegiados por habitante. Madrid dispone de 125 dentistas colegiados por cada 100.000 habitantes. Por su parte, País Vasco y Asturias cuentan con 85 y 82 dentistas colegiados por cada 100.000 habitantes, respectivamente. Esta evolución responde a la apertura de nuevas universidades que imparten este Grado, que se sitúa ya en 23 facultades (12 públicas y 11 privadas), lo que convierte a España en uno de los pocos países que permite cursar este Grado en universidades privadas.

Modelo Europeo

A diferencia de España, en la mayoría de países europeos los dentistas tienen la obligación de realizar un mínimo de formación continuada postgraduada para poder renovar sus licencias, seguir colegiado o continuar ejerciendo, entre otros aspectos.

En nuestro entorno podemos encontrar cuatro modelos diferentes de Formación Profesional Continuada (CPD), según el país.

  • Obligatorio: es el más habitual, reglándose en ciclos de varios años. Es el caso de Reino Unido, Francia, Italia, Bélgica y Suiza, entre otros.
  • Obligatorio y voluntario: combina obligatoriedad y voluntariedad, con diferentes porcentajes de un tipo y otro en países como Alemania, Dinamarca, Noruega o Islandia.
  • Voluntario, pero recomendado: es el caso en el que se encuentra España, así como Portugal, Suecia, Noruega y Grecia.
  • Sin sistema: sería el caso de países sin ningún tipo de sistema, situación en la que no se encuentra ningún país en la actualidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies