Representantes de los Consejos Sanitarios el 26 de abril en el Congreso
Representantes de los Consejos Sanitarios, el 26 de abril, en el Congreso.

La Proposición de Ley relativa a la Publicidad de Prestaciones y Actividades Sanitarias será votada en el Congreso el jueves 28 de abril.

Por este motivo, el martes 26 de abril, los representantes de los Consejos Generales de Dentistas, Farmacéuticos, Médicos, Veterinarios, Psicólogos, Fisioterapeutas, Enfermeros y Podólogos, asistieron al pleno del Congreso de los Diputados en el que se debatió la proposición de ley.

Lo hicieron para apoyar esta PL y en nombre del más de un millón de profesionales sanitarios a los que engloban.

Ante la votación que tendrá lugar mañana jueves, el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino, asegura que “esta PL tiene como único objetivo proteger a los ciudadanos, por lo que los intereses partidistas no deberían interferir a la hora de votarla”. Por este motivo, pide a todos los partidos políticos que permitan su tramitación “anteponiendo el fin social de esta propuesta por encima de sus ideologías, pues está en juego una cuestión de suma importancia, como es la salud de la población”. Asimismo, añade que todos los partidos podrán presentar las enmiendas “que consideren necesarias e incluso una enmienda a la totalidad”.

Hasta ahora, la falta de una normativa estatal clara sobre publicidad sanitaria ha permitido escándalos sanitarios como el de iDental, que dejó a miles de damnificados en toda España. “Consideramos que es absolutamente necesario que esta PL pueda tramitarse o volveremos a ver estafas de este tipo”, zanja el Dr. Castro.

En febrero de este año, los Consejos Generales de Dentistas, Farmacéuticos, Médicos y Veterinarios ya firmaron un manifiesto que urgía a la Administración Pública a regular la publicidad sanitaria. Algo que se lleva reclamando desde hace mucho tiempo, para evitar situaciones como la publicidad de clínicas dentales con famosos que en realidad también están publicitando productos sanitarios y no se acoge a criterios previstos. O los kits de blanqueamientos que no siguen la legislación sobre el uso de peróxido de hidrógeno, y que igualmente se publicitan a los usuarios para su compra directa.