Tipos de blanqueamiento dental
¿Cuántos tipos de blanqueamientos dentales hay? Imagen: Karensg80. Pixabay.

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más seguros y menos invasivos dentro de la estética dental. Aplicando un producto adecuado y bajo supervisión de un profesional, existen diferentes tipos de blanqueamientos para eliminar las manchas de los dientes y lucir una sonrisa más brillante.

Porque no todos los tratamientos blanqueadores son iguales, y la aplicación de uno u otro dependerá de varios factores, como el tipo de manchas y/o la concentración del elemento blanqueador que se utilice en el producto para eliminarlas.

Es importante recalcar la diferencia y no confundir entre blanqueamiento dental y eliminación de manchas:

  • El blanqueamiento dental consiste en aclarar el tono del color base del diente. Este color viene determinado por la dentina, que es la capa que está por debajo del esmalte dental.
  • En cambio, la eliminación de manchas consiste en eliminar tinciones generadas en la superficie del esmalte por elementos externos como café, tabaco, vino tinto etc.

Las limpiezas profundas profesionales, o profilaxis periodontal, eliminarán la mayoría de estas manchas externas.

En el caso de manchas o tinciones internas, como las causadas por las tetraciclinas (antibióticos de amplio espectro) y que producen el típico diente con vetas grisáceas, el dentista evaluará el grado y el tipo de mancha, así como la cantidad de estructura dental remanente, para indicar el tratamiento más adecuado.

En base a todo esto, podemos explicar los tipos de blanqueamiento dental que existen.

Según el lugar donde se realiza

En este caso, podemos diferenciar tres tipos de tratamiento de blanqueamiento dental:

  1. Aquellos que son realizados a través de una técnica clínica, en consulta. Son los que suelen utilizar una concentración muy alta de producto blanqueador.
  2. Los que se llevan a cabo con una técnica domiciliaria y el producto blanqueador a usar tiene una menor concentración.
  3. Y mixtos, es decir, una combinación entre ambas técnicas. Primero se suele hacer la parte en clínica y luego se continúa el tratamiento en casa.

Según el tipo de diente en el que se aplica

También se puede realizar una clasificación del blanqueamiento dental dependiendo del diente al que se le aplica el procedimiento.

Blanqueamiento en dientes vitales

Los dientes vitales son aquellos que conservan el flujo sanguíneo, es decir, dientes que están vivos. En estos casos, los blanqueamientos se engloban en dos tipos.

Tratamiento blanqueador realizado en la consulta del dentista

Es necesario realizar previamente una profilaxis adecuada y revisar que la cavidad oral está sana. Tras este paso:

  • Se aísla la zona a tratar, de manera que se evite el contacto del agente blanqueador con los tejidos alrededor de los dientes.
  • Y posteriormente se añade el agente blanqueador, por lo general a base de peróxidos, pudiendo ser este activado por una fuente de luz.

Es el método en el que todos pensamos de primeras, al ser uno de los más comunes cuando hablamos de blanqueamientos dentales.

Son métodos muy eficaces, ya que el profesional dental que lo lleva a cabo maneja productos que contienen una alta concentración del componente blanqueante.

Blanqueamiento ambulatorio con la supervisión de un dentista

Es el blanqueamiento que se realiza en casa, pero bajo la supervisión e indicaciones del dentista, que previamente habrá realizado una profilaxis y una revisión oral de nuestra boca.

  • El dentista habrá tomado medidas de nuestra boca para que el técnico de laboratorio pueda fabricar una férula, que ha de encajar a la perfección para evitar cualquier posible contacto y daño de los tejidos que rodean al diente.
  • En la férula aplicamos el agente blanqueador, que en este tipo de blanqueamiento suele tener una concentración de peróxidos más baja que la aplicada en clínica, y lo dejamos actuar el tiempo que haya indicado el dentista.

Blanqueamiento en dientes no vitales o tratamiento interno

Un diente no vital es el que está “muerto” porque ya no tiene flujo sanguíneo. Por ejemplo, si se ha hecho una endodoncia. En estos casos, y con el paso del tiempo, el diente puede decolorarse debido a la presencia de productos hemáticos o bacterianos dentro de los conductos.

Igualmente, este tipo de dientes se puede blanquear, y el blanqueamiento se realiza en la consulta dental, eliminando todos los agentes decolorantes y el tejido necrótico que haya en la cámara pulpar de los dientes con endodoncia.

Esto se puede hacer a través de dos técnicas o con una combinación de ambas:

Técnica inmediata

Llamada así porque el resultado se observa al instante. Lo que hace el dentista es activar una mezcla de perborato de sodio con peróxido de hidrógeno al 35% a través de un instrumento caliente.

Técnica ambulatoria

Es un proceso más prolongado que el anterior, donde el dentista, para llevar a cabo el blanqueamiento, aplica una mezcla realizada con perborato de sodio y peróxido de hidrógeno al 35%. Esta mezcla la lleva a la cavidad de la cámara pulpar y en su superficie, se coloca una obturación temporal.

Como se puede observar, hay muchos tipos de tratamientos y la única manera de discernir cuál es el más apropiado para cada caso es acudiendo a la consulta del dentista para que estudie nuestra situación.

Este paso es además muy importante porque si existe alguna patología oral a la que no habíamos prestado atención o que ni siquiera nos habíamos dado cuenta que teníamos o se estaba desarrollando, antes de nada hay que tratar la patología para que no interfiera con el tratamiento o se pueda agravar a causa del mismo.