La digitalización en las clínicas dentales
El 60% de las clínicas dentales apuestan por las tecnologías digitales para impulsar la recuperación de este sector. Foto: cedida por Odontonet.

Desde hace varios años el sector dental ha ido introduciendo diferentes tipos de técnicas que requieren de tecnología e innovación para mejorar el servicio que ofrecen. La digitalización en este sector se convirtió en una necesidad, puesto que ofrece múltiples ventajas significativas tanto para el paciente como para el dentista, con tratamientos más cortos, seguros e indoloros.

La llegada de la pandemia impactó en todas las industrias y, concretamente, para el sector odontológico supuso un duro golpe. Sin embargo, la COVID19 también ha obligado a acelerar la adopción de procesos digitales e innovación en las clínicas dentales para poder seguir con su actividad habitual.

La introducción de la tecnología para la atención, diagnóstico y tratamiento en la salud bucodental brinda una mayor eficacia, seguridad y comodidad para los expertos en Odontología.

Según el estudio Flash Global Market que analiza la situación que atraviesa el sector dental, promovido por el sector Dental de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, indica que en España, el 60% de las clínicas dentales están apostando por las tecnologías digitales para impulsar la recuperación de este sector y llegar a los valores de consumo que había antes de la crisis sanitaria.

Odontonet by Glintt ha recopilado cuatro nuevas técnicas que están utilizando las clínicas dentales, que demuestran su avance en la transformación digital y la inserción de innovaciones en el tratamiento de sus pacientes.

Impresión y modelaje 3D

La impresión 3D ha sido una de las innovaciones que más ha revolucionado las industrias en esta última década, permitiendo reducir costes y tiempos de entrega radicalmente.

El sector dental es uno de los mercados que más utilizan esta técnica. De hecho, según la consultora QY Research, se espera que la inversión en la impresión 3D en Odontología alcance los 930 millones de dólares para finales de 2025. Esta tecnología permite, a través de softwares digitales, diseñar prótesis personalizadas. Además, mediante los escáneres de impresión 3D se obtenienen piezas como dentaduras en un periodo de tiempo muy reducido, rápido y sin dolor.

Videoconsultas

Se trata de una nueva forma de atención al cliente que está creciendo a un ritmo muy elevado. Este canal de comunicación incrementa la accesibilidad al doctor sin perder ese contacto visual tan necesario, manteniendo la atención totalmente personalizada y confidencial.

Entre sus ventajas, siempre y cuando no se necesite un examen físico inmediato, se encuentra el ahorro de tiempo para el paciente, al no tener que desplazarse hasta la clínica. También el poder realizar la consulta donde y cuando el paciente quiere, es una demanda a las que las clínicas se adaptan con este servicio. Además, contar con este tipo de atención aporta una imagen de modernidad a la clínica, mejorando la fidelización de los clientes.

Tecnologías intraorales

Estas soluciones permiten obtener la información bucodental de una forma rápida y precisa por medio de escáneres o cámaras intraorales que permiten captar medidas y tomar impresiones de los dientes sin necesidad de utilizar los moldes clásicos de silicona o resina y visualizar en tiempo real el estado bucal del paciente para que pueda observar los avances del tratamiento.

Inteligencia de datos

La Inteligencia Artificial ha llegado a todos los sectores, incluido el sector dental. Las clínicas apuestan por esta tecnología ya que ofrece diferentes facilidades para desarrollar múltiples recursos ortodóncicos.

Gracias a la IA, disponer de un gran volumen de datos no va a dificultar las decisiones que se han de tomar para un tratamiento puesto que los algoritmos van a permitir seguir el proceso de movimiento de dientes y mandíbula, así como predecir el resultado final de un tratamiento. Por ejemplo, para el tratamiento de los alineadores invisibles se utiliza esta tecnología, ya que permite monitorizar la evolución de la dentadura con un mayor control y comodidad.

Asimismo, existe otro campo de trabajo en la inteligencia de datos, el business intelligence. Gracias a la tecnología y las capacidades de procesamiento, es posible analizar los grandes volúmenes de información que se generan a diario en las clínicas dentales durante años. El objetivo es generar cuadros de mandos con los que extraer información relevante para tomar decisiones de negocio correctas fundamentadas en los datos.

João Paulo Cabecinha, miembro del Comité Ejecutivo de Glintt, afirma que “la introducción de nuevas tecnologías en las clínicas dentales es vital no solo para mejorar la atención y fidelizar a los clientes, sino para optimizar los procesos en los tratamientos y minimizar tiempos’’.

«La tecnología de la información se ha puesto a disposición de los gestores, recabando, almacenando y analizando grandes cantidades de información. Sin duda, es una nueva forma de interpretar el dato y la destacada influencia que tiene en la buena marcha de una clínica dental», subraya Rafael López, director de Marketing en Odontonet by Glintt.