Estudio de ADEMA sobre la obesidad infantil y la enfermedad periodontal
En el caso de los niños mayores de 12 años, se observa una asociación significativa entre el índice de masa corporal (IMC) y la presencia de enfermedad periodontal. Foto: cedida por ADEMA.

La periodontitis se ha incrementado entre los escolares de Mallorca que presentan sobrepeso y obesidad, ligado al hábito de uso de pantallas. Así lo pone de relieve los resultados de la investigación sobre “Análisis de asociación entre horas de pantalla y el sobrepeso/obesidad en la salud bucodental entres los escolares de Mallorca”, extraído del estudio epidemiológico sobre el estado de salud bucodental de la población infantil y adolescente de Mallorca del Observatorio de Salud Bucodental y Hábitos nutricionales de la Escuela Universitaria ADEMA.

Según ha explicado la profesora de ADEMA, Irene Coll, “de aproximadamente 700 escolares analizados, cuyas edades comprendían de los 5 a los 15 años, se observó que los niños y adolescentes que pasaban más de una hora delante de un ordenador o televisión presentaban un mayor índice de masa corporal que los que no usaban estas tecnologías y aumentaba la presencia de enfermedad periodontal”.

Por otro lado, ha indicado que “la media de horas de uso de ordenador en todas las franjas de edad es superior en niños que en niñas. Específicamente, en el caso de los mayores de 12 años, se observa una asociación significativa entre el índice de masa corporal (IMC) y la presencia de enfermedad periodontal, una infección de los tejidos que sostienen los dientes en su lugar y que en etapas avanzadas puede suponer la pérdida de los dientes”.

XXVI Congreso de la Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO)

Estas conclusiones del análisis elaborado por un equipo investigador de la Escuela Universitaria ADEMA han sido presentadas en el XXVI Congreso de la Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO). Además, la comunicación presentada por la docente de la Escuela Universitaria ADEMA, Irene Coll, se alzó con el Primer Premio a la Mejor Comunicación Oral.

Este trabajo se enmarca en el “Estudio epidemiológico sobre el estado de salud bucodental de la población infantil y adolescente de Mallorca”, dirigido por un equipo investigador de ADEMA, en el que se encuentra la doctora Nora López y las profesoras Irene Coll y Daniela Vallejos.

Con esta investigación de ADEMA se puede concluir, según ha explicado la doctora Nora López, que “las horas delante de pantallas condiciona el índice de masa corporal, de manera que a mayor número de horas destinadas se asocia a un registro más elevado; considerándose un factor de riesgo para el desarrollo de la patología oral”.

España, a la cabeza en sobrepeso entre la población infantil y juvenil de la UE

España sigue estando a la cabeza de los países de la Unión Europea con mayor porcentaje de población infantil y juvenil con sobrepeso u obesidad. En este sentido, la jefa de Estudios del Grado de Nutrición Humana y Dietética, la doctora Nora López ha recordado los consejos de la OMS para que los niños puedan crecer sanos, “deben pasar menos tiempo sentados mirando pantallas, dormir mejor y tener más tiempo para jugar activamente, y así ayudar a prevenir la obesidad. Esta patología es una de las enfermedades nutricionales más extendidas en niños y adolescentes, y se encuentra en el otro extremo de la escala de desnutrición”.

En este sentido, advierte que “el sobrepeso ha alcanzado tasas alarmantes en la población general y, especialmente, en edades tempranas, aumentando a su vez el riesgo de padecer obesidad en edad adulta”.

Para la doctora López, “entre los factores que influyen para que un niño tenga sobrepeso u obesidad tenemos que destacar los cambios en los patrones alimentarios como una disminución del consumo de frutas y verduras y un aumento de consumo de alimentos procesados, los alimentos de ultra procesados son el motor de esta epidemia y sobre todo un aumento de la inactividad física”. Asimismo, ha lamentado que “en los últimos tiempos, se esté viendo como se incrementan las tasas de inactividad física entre los niños y se dispare el consumo de alimentos insanos tipo bollería, dulces, zumos o alimentos precocinados”.

Por último, aconseja evitar dulces, galletas, fritos, chocolates y aumentar la ingesta de verdura, ensalada, legumbres y huevos, y comer carne y pescado dos veces a la semana, entre otras recomendaciones.