La formación es fundamental para la prevención del cáncer oral
En España se diagnostican, aproximadamente, 8.000 nuevos casos de cáncer oral al año. Foto: Hans Reniers, Unsplash.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Investigación en Cáncer. Asociaciones, entidades e investigadores de todo el mundo se han unido en esta iniciativa con el fin de reducir el número de personas que pueden sufrir esta enfermedad, y seguir mejorando los índices de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

El gran objetivo en lo referente al cáncer oral es llegar a tiempo en el diagnóstico. En ese sentido, la concienciación y educación sanitaria de la población, tanto en lo referente a los signos de alarma como a los principales factores de riesgo (tabaco, alcohol, virus del papiloma humano o una excesiva exposición solar) es fundamental para la prevención del cáncer oral. Aunque tampoco hay que olvidar el desarrollo de técnicas de detección eficaces y una adecuada formación en diagnóstico precoz de todo el personal sanitario.

“Un mejor conocimiento del cáncer oral, de su patogenia, de su etiología y de sus manifestaciones clínicas, permite ir avanzando hacía el objetivo primordial: llegar lo antes posible a un diagnóstico precoz, capaz de doblar la supervivencia a los 5 años. Desgraciadamente, en torno al 75% de los cánceres orales en España se detectan en fases más avanzadas, en las que empeora el pronóstico y la calidad de vida del paciente”, explica el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino.

Recomendaciones para la prevención del cáncer oral

Entre las recomendaciones que señala el Consejo General de Dentistas se encuentran:
– Llevar un estilo de vida saludable.
Visitar al dentista, al menos, una vez al año. A partir de los 40 años, se recomienda acudir cada seis meses para detectar posibles lesiones que puedan derivar en esta grave patología.
– Realizar autoexploraciones. Examinar los labios, el paladar, el interior de las mejillas, la lengua y las encías.
Prestar atención a síntomas como manchas o bultos en la cavidad oral, llagas que no se curan después de 2 semanas de evolución, molestias en la lengua o la mandíbula al masticar o tragar, o adormecimiento de la lengua o la boca. Estos síntomas pueden ser el inicio de esta enfermedad.

El cáncer oral se sitúa entre los diez cánceres más frecuentes. Se estima que cada año se producen entre 300.000 y 700.000 nuevos casos de cáncer oral en el mundo. En España se diagnostican, aproximadamente, 8.000 nuevos casos al año, con 1.500 fallecimientos. Una detección temprana puede aumentar la supervivencia hasta un 90%.