8 consejos para mantener una buena salud oral en verano
El Consejo General de Dentistas ha elaborado una guía con consejos básicos para mantener una buena salud oral en verano. Foto: Consejo General de Dentistas.

Con la llegada de las vacaciones pasamos más tiempo en la calle y comemos, de manera más habitual, fuera de casa. A ello hay que añadir la ingesta de una mayor cantidad de productos no saludables. Para evitar que empeore la salud oral en verano, el Consejo General de Dentistas proprorciona los siguientes consejos:

1. Hidratación

El primer signo de deshidratación es la sensación de boca seca. Para contrarrestar la pérdida de líquidos producida por la sudoración, bebe dos litros de agua al día.

2. Dieta saludable

Aunque comas fuera de casa, intenta alimentarte de una forma sana, consumiendo fruta, verduras, pescados y aceite de oliva. Evita los alimentos procesados, las grasas, el alcohol y el tabaco.

3. Alimentos y bebidas azucaradas

En verano ingerimos más bebidas carbonatadas, helados y granizados. Estos alimentos elevan los niveles de ácidos que dañan el esmalte, favoreciendo la aparición de caries.

4. Protectores bucales para la práctica deportiva

En vacaciones es cuando más traumatismos dentarios se producen por la práctica de ejercicio físico al aire libre. Por ello, otra medida para mantener la salud oral en verano, es utilizar un protector bucal si vas a realizar deportes de contacto. En caso de fractura dental, conserva el diente en suero salino, agua o leche, y acude inmediatamente a un dentista para llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

5. Cuida la higiene bucodental

Cepíllate los dientes, al menos, 2 veces al día con pasta fluorada y usa seda o cepillo interdental por la noche. Si no tienes la posibilidad de lavarte los dientes, la mejor opción es mascar chicle sin azúcar con xilitol durante 20 minutos, ya que produce saliva y ayuda a la limpieza. Pero recuerda que ningún chicle o alimento sustituye al cepillado.

6. No descuidar los tratamientos

Si utilizas férulas de descarga para el bruxismo o de ortodoncia, debes seguir usándolas las horas que te haya recomendado el dentista.

7. Protege tus labios

Al igual que proteges el resto del cuerpo, protege tus labios de los efectos del sol con un fotoprotector adecuado para evitar que se quemen.

8. Visita al dentista

Aprovechando las vacaciones, puedes destinar una hora para ir a revisión. Un buen chequeo general para toda la familia evitará dolores, complicaciones y gastos en un futuro.