Las enfermedades periodontales y el cáncer gastrointestinal

Según un estudio publicado en la revista «Gut», firmado por el investigador Mingyang Song, existe una relación entre el riesgo de padecer cáncer de estómago o esófago y las enfermedades periodontales. Y en otro estudio del mismo autor publicado en la revista «Cancer Prevention Research», también lo relaciona con el cáncer de colon.

Según ha publicado el investigador, epidemiólogo y gastroenterólogo de la Facultad de Medicina de Harvard, Mingyang Song, las enfermedades periodontales y el cáncer gastrointestinal estarían relacionados. En dos estudios publicados en las revistas «Gut» y «Cancer Preventio Research», el experto, junto a otros colegas, ha encontrado datos que invitan a pensar que la salud de las encías puede ser un factor de riesgo.

La clave podría estar en la microbiota oral

En un primer estudio, publicado en julio de 2020, buscaron evidencias estadísticas que arrojaran luz sobre la relación de las enfermedades periodontales y la pérdida de los dientes con el cáncer de esófago y estómago. Este enfoque deriva de la intención de revisar cómo la microbiota de la cavidad bucal podría afectar a ambas enfermedades.

Para ello, el equipo de científicos revisó los datos recogidos en dos estudios previos. En el caso de las mujeres, con una muestra de 98.459 personas, recurrieron al Estudio de Salud de Enfermeras, llevado a cabo entre 1992 y 2014. Para recoger datos sobre la población masculina tomaron de referencia el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud, realizado entre 1988 y 2016. Aquí contaron con datos de 49.685 hombres.

En su trabajo recogen que las personas con historial de enfermedad periodontal tienen un 52% más de riesgo de padecer cáncer de estómago y un 43% más en el caso del cáncer de esófago. Además, añaden que aquellos que han perdido un diente elevan su riesgo en un 33% y un 42% de sufrir cáncer de estómago y esófago, respectivamente.

El cáncer de colon o recto y las enfermedades periodontales, relacionados

Según el autor del estudio, una alta inflamación sistémica causada por una enfermedad periodontal podría contribuir al desarrollo del cáncer. Además, añade que el crecimiento bacteriano en la boca y las encías podría contribuir también hasta este hecho.

Y siguiendo el hilo de la relación entre las patologías de la boca y el cáncer gastrointestinal, Song publicó otro estudio en el que lo relacionaba con el cáncer de colon o de recto. De acuerdo a sus datos, aquellas personas que habían sufrido alguna dolencia en las encías elevaban en un 17% su riesgo de padecer pólipos serrados. La cifra varía al 11% de riesgo elevado en el caso de adenomas convencionales según el estudio. Además, cuando se presenta la pérdida de 4 o más dientes, el riesgo de desarrollar pólipos serrados se eleva en un 20%.

Los datos aún no permiten establecer una relación directa y absolutamente certera entre las enfermedades periodontales y el cáncer gastrointestinal. No obstante, la evidencia de que ambos factores están relacionados da pie a seguir profundizando en el papel que juega la salud de las encías y la microbiota bucal en la aparición de estas enfermedades.