334_Tienda
https://tienda.gacetadental.com

Dr. Luis Fernando Morales Jiménez, autor del Manual de Ortopedia Dentofacial

—¿Por qué decidió escribir el Manual de Ortopedia Dentofacial?
—Libros de Ortopedia hay muchos, pero siempre que he leído estas publicaciones me parecían engorrosas y difíciles de interpretar. Soy docente desde hace dos décadas y desde entonces me rondaba la idea de escribir de otra manera para transmitir los conocimientos de esta disciplina de forma más sencilla, y así conseguir que los alumnos tengan un acercamiento más entretenido hacia la Ortopedia. Por eso, en el Manual de Ortopedia Dentofacial explico las cosas tal y como a mí me hubiese gustado que me las contaran en mi etapa estudiantil, así surgió la idea. De forma amena y sencilla, he querido transmitir una serie de conocimientos integrados en los tres tomos que presento.

También quise darle un punto de humor y huir de los dogmas y estructuras rígidas que poseen muchos tratados de esta disciplina; por eso, todos mis libros concluyen con una receta de la gastronomía cordobesa, de donde soy natural.

—¿Para quién está dirigido este Manual?
—Además de ser un libro esencial para los estudiantes de Odontología o másteres de Ortodoncia, cualquier profesional que los lea y lleve años dedicándose a esta disciplina va a disfrutar con esta lectura. Incluso para aquellos ortodoncistas que ponen brackets o realizan Ortodoncia invisible, y no se sienten cómodos con la implementación de la Ortopedia en sus consultas, este Manual les va a resultar interesante porque, además de los contenidos científicos, es muy fácil de leer.

—¿Qué destacaría de los diferentes volúmenes del Manual?
—Los dos tomos ya publicados y el tercero, que verá la luz en julio, son complementarios. No quería hacer un tratado único y voluminoso, sino en 3 partes para poder ser leído con mayor agilidad y comodidad. El tomo 1 se centra en aparatos funcionales. Lo que aquí he pretendido es que se comprendan los mecanismos por los que se produce o estimula el avance mandibular y mostrar la distinta aparatología que se puede utilizar para conseguir los objetivos. También trato de enseñar una metodología sobre la planificación, secuencia y manejo del tratamiento de estos niños. Además, en él están representados los aparatos funcionales de uso más común en los tratamientos de hipoplasia o retrognatismo mandibular, así como en aquellos casos de disbalance neuromuscular. Un apartado que considero novedoso es el dedicado a la Ortopedia digital. No solo la recogida de registros mediante el escáner intraoral facilita nuestra labor, sino que todo el proceso de comunicación con el laboratorio y la fabricación de la aparatología mediante impresoras 3D de alta tecnología, aportan un plus a la calidad de los tratamientos. El tomo 2 se centra en el Sistema Myobrace, Propulsores Mandibulares, Aparatos Extraorales y Combinados. Aquí está representada aquella aparatología que ayuda a la corrección y eliminación de hábitos orales restableciendo el tono muscular, y al desarrollo de las arcadas dentarias. Me estoy refiriendo al tratamiento con el Sistema Myobrace. También hago una mención especial a los propulsores mandibulares, ya que en situaciones en las que el pico de crecimiento puberal está sobrepasado o no se han conseguido los objetivos propuestos por la escasa colaboración del niño, aconsejan el cambio a un aparato fijo. Muy interesante en este tomo es el manejo con aparatología combinada (arco facial y activador), en niños portadores de una Clase II ósea mixta; y el de la Clase III de causa maxilar mediante la utilización de una máscara facial, o bien de causa mandibular con una mentonera. Al final de cada capítulo se exponen una serie de recomendaciones que considero muy útiles para la comprensión del tema que se está tratando, y que resultan de gran ayuda en la práctica diaria del profesional.

—¿Nos puede adelantar la temática del tercer volumen que está a punto de publicarse?
—Me faltaba hablar de los problemas transversales y verticales, y de la diversa aparatología que se puede emplear para resolverlos. Las placas de Hawley, un aparato que ha estado sobrevalorado, pero que, a mi entender, tiene unas indicaciones muy precisas; la Barra Traspalatina (BTP) y los Quad-Helix (QH) indispensables como elementos auxiliares en muchos de nuestros tratamientos, así como los disyuntores en deficiencias óseas del maxilar. Lo que explico en el tercer tomo son las cosas rutinarias y esenciales. Hay que saber bien a quién le corresponde un determinado tratamiento, cuáles son sus indicaciones, qué problemas puede ocasionar, etc.

—¿Cree que la Ortopedia Dentofacial tiene futuro?
—No se puede concebir la Ortodoncia sin Ortopedia. Esta es una etapa del tratamiento ortodóncico. Si las bases óseas son las adecuadas no hay problema, porque haces Ortodoncia de la manera en que creas conveniente (brackets, Ortodoncia invisible, aparatología removible, etc.), pero si las bases óseas, el maxilar y la mandíbula, no están coordinadas o existe un problema en su desarrollo, aquí la Ortopedia es fundamental y hay que realizar el tratamiento en el momento oportuno para evitar recurrir a la cirugía ortognática. Hay que saber en qué momento del crecimiento del niño se debe realizar un determinado tratamiento.

Creo que la Ortopedia Dentofacial cada vez tiene más protagonismo. Ahora llegan pacientes más jóvenes, gracias a los programas de salud bucodental infantil gestionados por las comunidades autónomas. Al llegar pacientes a edades más tempranas, desde los 6 años, se está diagnosticando de forma precoz, y facilitando la posibilidad de realizar tratamientos preventivos en colaboración con profesionales de otras disciplinas (otorrinolaringólogos, pediatras, logopedas, etc.). El seguimiento de estos niños en etapas sucesivas de crecimiento está mucho más controlado que antaño.

—¿Qué es lo más atractivo de esta especialidad?
—El cambio que podemos realizar en las estructuras dentofaciales de nuestros pacientes en edades muy tempranas ha sido objetivo prioritario en mi ejercicio profesional. No solo se trata de mejorar las relaciones dentarias sino, además, conseguir la armonía facial. Es muy satisfactorio observar la evolución y crecimiento de un niño y pensar que, en numerosas ocasiones, le hemos ayudado a evitar una intervención quirúrgica que de otra manera hubiera sido inevitable.

—¿Y cómo le están afectando las nuevas tecnologías?
—Estamos asistiendo a una revolución digital impresionante. Y es que cada mes hay novedades y la buena praxis nos obliga a estar actualizados. Ahora mismo se trabaja en la implementación de los 3 avances más importantes de los últimos años: el escáner intraoral, el CBCT y el escáner facial, para realizar su integración en el paciente. Esta composición nos está permitiendo realizar un diagnóstico y planificación virtual con imágenes que para mí son reales. Se pueden apreciar incluso los movimientos que se realizan en las raíces dentarias junto con los movimientos coronales, y cómo quedarán estos tras la terminación del tratamiento ortodóncico, indicándonos con antelación la viabilidad o no de la planificación propuesta. Sin duda, las nuevas tecnologías están influyendo en nuestro trabajo diario, y es obligación de los que nos dedicamos a la docencia profundizar en la investigación de nuevas líneas de trabajo y transmitir estos conocimientos a los alumnos y compañeros de profesión.


La ortopedia dentofacial explicada con la máxima sencillez

¿Te interesa la Ortopedia Dentofacial? Adéntrate en esta rama de la Odontología a través de los tres tomos del Manual de Ortopedia Dentofacial: 1- Aparatos funcionales, 2- Sistema Myobrace, Propulsores Mandibulares, Aparatos Extraorales y Combinados, 3- Síndromes transversales y verticales, Aparatología auxiliar. Más que un libro de consulta. Su escritura clara y práctica permite conocer a fondo esta disciplina y obtener una visión más completa de las enormes posibilidades que ofrece hoy.

Ficha Técnica (Tomos I y II)
Título: Manual de Ortopedia Dentofacial.
Autor: Luis F. Morales
Tamaño: 28×21×1 cm
Características: Tomo I: 160 páginas a color, papel de 1.500 gr. Tomo II: 104 páginas a color, papel de 1.200 gr.
Encuadernados en tapa dura
ISBN (I): 978-84-945590-9-9
ISBN (II): 978-84-120868-2-9

¡Consigue tus ejemplares!
https://tienda.gacetadental.com