332_MarketingDigital
Solo es recomendable realizar un tour virtual de las clínicas dentales cuando estas cuenten con unas intalaciones pulcras y bonitas, ya que lo contrario podria ser contraproducente.

Muchos clientes nos preguntan sobre la conveniencia de realizar o no el tour virtual de Google y, por ello, en este artículo vamos a explicar nuestro punto de vista sobre este tema.

Para aquel que no esté familiarizado con esta herramienta, se trata de una visita virtual al negocio que nos permite recorrer las instalaciones del mismo, de manera que los usuarios puedan conocer el interior de vuestra clínica antes de decidirse a haceros una visita.

A este tour virtual se accede desde la ficha de Google Business, es el bloque que aparece a la derecha cuando un paciente busca vuestra marca en Google y que incluye vuestro teléfono, email, horario, reseñas… como se muestra en la imagen. Las empresas que se dedican a vender este servicio, y como uno de los puntos importantes, aseguran que la visita virtual mejora el posicionamiento orgánico (SEO) de vuestra web.

Os vamos a dar los pros y los contras de realizar este tour, pero ya os adelantamos que dicha herramienta no afectará a vuestro posicionamiento, ni para bien, ni para mal.

Valorad el estado de las instalaciones

La principal ventaja de contar con este tour virtual es que los posibles pacientes que todavía no os conocen pueden recorrer vuestra clínica desde casa visitando sus diferentes espacios: recepción, sala de espera, los gabinetes, etc.

¿Esto realmente es bueno para vosotros? Si contáis con unas instalaciones totalmente pulcras y bonitas, como si fueran un museo, probablemente sí. Es la mejor forma de lucirlas y los pacientes que le den especial importancia a este aspecto podrán «cotillearlas» desde casa, siendo un valor añadido a la hora de elegiros como clínica.

No obstante, puede ser contraproducente si un paciente realiza esta visita virtual y lo que ve no le termina de gustar, descartando la clínica por este motivo. En casos en los que no se goce de unas instalaciones perfectas, es mucho más recomendable hacer unas buenas fotografías, ya que siempre será mucho más fácil descartar espacios y elegir encuadres que hagan que la clínica luzca más.

Diferenciaros de la competencia

En conclusión, esta visita a día de hoy no es tan importante como lo era hace unos años, pero si contáis con una clínica con instalaciones muy por encima de la media, nosotros sí que recomendamos que la hagáis, para diferenciaros un poco más de vuestra competencia.
Si finalmente decidís contratar este servicio, deberéis tener la clínica impoluta. A nosotros nos gusta retirar todos los objetos que puedan molestar y llamar la atención, dejando las salas lo más diáfanas posible, sin que lleguen a resultar anodinas.

Una de nuestras recomendaciones más fervientes en marketing digital es trabajar en todo lo posible el posicionamiento orgánico (SEO) de la clínica. Como hemos comentado, este tour virtual de Google no influye en este aspecto, pero sí os puede ayudar a conseguir diferenciaros.

Más información: www.ril.es