En un acto celebrado en el salón de actos de la facultad el nuevo decano reivindicó ante el rector de la UCM, Joaquín Goyache, la necesidad de revisar normas obsoletas como la Ley de Incompatibilidades Profesionales y la puesta en marcha de un Hospital Dental Universitario.

“Saber que la facultad está en buenas manos es una alegría” destacaba el Dr. José Carlos de la Macorra instantes después de dejar el decanato de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid a su sucesor, el Dr. Gonzalo Hernández Vallejo.

En el acto de toma de posesión, celebrado en el salón de actos de la facultad el pasado 13 de febrero, el nuevo decano quiso dedicar unas palabras a “mi facultad, mi segunda casa a la que llevo vinculado más de cuarenta años: Hemos estado y estamos ahí, en primera línea, respondiendo como nunca ante estas circunstancias difíciles que nos ha tocado vivir, reinventándonos, atendiendo a los pacientes con seguridad, exigiéndonos un sobreesfuerzo personal y laboral… poniendo el sello complutense de excelencia en todas las iniciativas que hemos desarrollado y que nos hace sentirnos orgullosos de formar parte de esta organización”.

Revisión normativa y proyectos

Asimismo, el Dr. Hernández aprovechó su discurso para poner de relieve algunos problemas que sufre el centro debido a las particularidades que la hacen muy diferente a otras. “Nuestro centro pivota en sus aspectos docentes en la práctica obligatoria por parte de nuestros alumnos de actividades clínicas, con pacientes, una parte de enrome peso y trascendencia, imprescindible en su formación, al ser esta carrera de cariz muy profesionalizante, y dedicada a una de las actividades que más ennoblecen al ser humano: cuidad de la salud de los demás”, empezó explicando para resaltar que “desagradecidamente, estamos sujetos a leyes demasiado generalistas que no establecen las diferenciaciones en función de las diferentes particularidades e idiosincrasias. En clara alusión a la Ley de Incompatibilidad del Profesorado, y haciendo un llamamiento a la Administración, el Dr. Hernández destacó que “facultades como la nuestra necesitan de la adquisición por parte del profesorado de una serie de habilidades clínicas que permitan tutorizar convenientemente al estudiante desde una posición académica de excelencia y conocimiento. No concibe este decano una universidad moderna apartada de la sociedad”. Además, el decano expresó su deseo de “avanzar en la creación del futuro hospital dental universitario que al igual que en otras facultades ha dado tan buenos réditos académicos”.

De izda. a dcha., José Carlos de la Macorra, Joaquín Goyache y Gonzalo Hernández en la toma de posesión.

El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Goyache, fue el encargado de clausurar el acto agradeciendo al Dr. Hernández el gesto de “aceptar el reto de gestionar una facultad con tanta actividad más en un momento tan difícil como en el que nos encontramos todos actualmente”. El rector, en su discurso, se mostró orgulloso de la facultad por su trabajo excelente haciendo alusión al ranking QS 2020 que la sitúa en el puesto 17 mundo, la décima en Europa y primera a nivel nacional. Sobre los problemas expuestos por el decano, Goyache se mostró predispuesto a colaborar y apoyar al equipo decanal en pro de “buscar la máxima calidad en la formación que es el objetivo de todos y también de ofrecer un servicio a la sociedad madrileña con la labor del hospital dental universitario. Esta facultad es un polo de atracción de talento y de servicio a la sociedad y enriquece nuestro campus”, finalizó el rector.

El nuevo decano junto a sus hijos al finalizar el acto institucional.