Se estima que el sector podría cerrar el ejercicio con una reducción de las ventas cercana al 20% y las previsiones apuntan a que un 60% de las clínicas invertirá en tecnologías en 2021.

“El sector dental, entre incertidumbres y oportunidades” fue el título de la jornada promovida por el sector Dental de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, Fenin, en colaboración con el Instituto Key-Stone, y donde se dieron a conocer interesantes datos sobre el mercado dental en este complicado 2020 y las previsiones para 2021.

Compras en pandemia
Gracias a la investigación Flash Trend Global Market, se revela que el sector odontológico en España experimenta en los primeros nueve meses una caída total del 24% y podría cerrar el ejercicio con una reducción de las ventas cercana al 20%.

Por segmentos de producto, se observa que, en los nueve meses analizados, los equipos contienen ligeramente su caída gracias al incremento de las ventas en autoclaves, equipos de higienización y purificación del aire o piezas de manos. La compra de estas tecnologías refleja el cambio de hábitos entre los dentistas y su progresiva adaptación a los protocolos de seguridad marcados en la clínica para contener el avance de la pandemia y los posibles contagios. No obstante, si no tuviéramos en cuenta la inversión en este tipo de equipos, que responden a la coyuntura específica del sector y a las necesidades marcadas por la emergencia de la pandemia, la caída de las ventas en tecnologías se situaría en torno al 40%. Por otra parte, la facturación en implantes permite anticipar la disminución que sufrirán las ventas en este segmento al finalizar el ejercicio, un descenso que podría suponer entre un 25 y 30% menos de ingresos que en el año anterior.

Consumibles: El motor del sector
Además, se presentaron los datos de la investigación Sell-Out Analysis, procedentes de un panel de distribuidores dentales que permite cuantificar de manera exhaustiva el mercado de consumo para clínica. Estos datos son especialmente relevantes de cara a conocer el “estado de salud” que atraviesa la industria de la Odontología, pues los productos de consumo para la clínica son el verdadero motor del sector.

Grafico_rev El incremento en su demanda repercute positivamente en las ventas de los depósitos, pero, además, genera una mayor confianza en los dentistas y aumenta su intención de invertir en nuevas tecnologías.  En esta ocasión, las cifras reflejan cómo en el tercer trimestre casi todo el segmento de materiales de consumo ha experimentado un crecimiento que repercute positivamente en las ventas globales, a excepción de las realizadas en materiales de impresión, una línea de producto que posiblemente se encuentra afectada por la mayor demanda en la familia de los escáneres. Por otra parte, durante el tercer trimestre del 2020 se elevan en un 13% los consumos en materiales de restauración y en un 10% los de anestesia con respecto al tercer trimestre del año anterior. No obstante, este crecimiento sigue sin compensar el total de las pérdidas registradas por el segmento en los últimos nueve meses, que continúan reflejando una tendencia negativa del 7%.

Según las estimaciones de Key-Stone, la facturación en materiales de consumo podría cerrar el año con un valor que se situaría dentro de un intervalo comprendido entre un +1% y un -5% con respecto al año 2019.

Sin embargo, dejando de lado los productos de Higiene, Desinfección y los Equipos de Protección, que lógicamente se han visto más demandados por las especificidades que marca la coyuntura sanitaria, la previsión de Key-Stone es que el segmento de consumo cierre el ejercicio con una tendencia decreciente en torno al 18%.

Notable recuperación en la segunda parte de 2021
Finalmente, se presentaron los datos de un tercer estudio que explora las percepciones de los titulares de clínicas dentales acerca del posible impacto que la pandemia podría tener en su actividad. Los datos, procedentes de una muestra de 400 clínicas, confirman una reducción de aproximadamente el 24% en los ingresos según lo declarado por los odontólogos y una previsión para 2021 que mejora muy ligeramente con relación al año en curso.

A pesar de las valoraciones realizadas por los titulares de las clínicas dentales participantes en el informe, Key-Stone estima que la segunda parte del año 2021 estará marcada por una importante recuperación del volumen de trabajo para estas estructuras. Muchos pacientes han pospuesto sus tratamientos con motivo de la pandemia y por la incertidumbre que ha generado, pero se espera que acudan nuevamente a la clínica durante este periodo. Por otra parte, si bien una parte de los profesionales de la odontología aún se siente desconcertado y actualmente no planea invertir en su negocio, el 60% de los titulares declara su intención de adquirir tecnologías para su clínica durante 2021. Entre ellos, un 43% se plantea la compra de equipos digitales, junto a otro 17% que realizará inversiones en tecnologías de otro tipo. Sin embargo, seguramente será necesario esperar hasta que se produzca una recuperación de las visitas en la clínica para que esta intención de compra se reactive de manera efectiva.

La sesión, celebrada el pasado 27 de noviembre, se desarrolló con las intervenciones de Juan M. Molina, presidente del sector Dental de Fenin, Eva Beloso, coordinadora del sector dental y Roberto Rosso, presidente del instituto Key-Stone, empresa de consultoría estratégica de este sector de Fenin y especializada en investigaciones del mercado odontológico.

Imágenes cedidas: Shutterstock/OSORIOartist