La Federación Europea de Periodoncistas (EFP) ha emitido recientemente un comunicado en el que insiste a los pacientes dentales en que deben continuar con sus tratamientos dentales, ya que descuidar su salud bucal puede tener graves consecuencias para su salud.

Uno de los efectos de la pandemia de la COVID-19 ha sido que muchos pacientes dentales han tenido sus tratamientos suspendidos o pospuestos. Los periodoncistas y dentistas a menudo se han visto obligados a posponer tratamientos no urgentes y esto ha provocado importantes retrasos en la atención dental.

En este contexto, la EFP insta a los odontólogos a seguir el protocolo de seguridad basado en la evidencia para las prácticas dentales que publicó en mayo. En forma de infografías, el protocolo describe los pasos que deben tomarse para que las prácticas dentales puedan realizarse de manera segura y manejar a sus pacientes antes, durante y después de su tratamiento. En él se presentan sugerencias sobre la clasificación de pacientes, el manejo de los mismos en el consultorio dental y las rutinas de tratamiento y postratamiento, así como un cuestionario de clasificación telefónica con preguntas para hacerles cuando llaman a la práctica dental para programar una cita.

La adopción de este protocolo y de medidas preventivas similares propuestas por otras organizaciones de todo el mundo parece haber demostrado su eficacia para limitar la propagación viral en el entorno dental. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) muestran que no ha habido casos confirmados de COVID-19 transmitidos en un consultorio dental.

No obstante, la EFP muestra su preocupación por el hecho de que los pacientes puedan desconfiar de visitar a sus odontólogos y advierte que mantenerse alejados pueda terminar dañando su salud. “La salud bucal es un componente vital de la salud y el bienestar general, y todos debemos seguir cuidando nuestros dientes y encías para tener una mejor calidad de vida”, dijo Nicola West, secretaria general de EFP.

La EFP señaló que descuidar la salud dental, incluso por un período limitado de tiempo, tiene un precio y puede tener un impacto negativo en la salud en general porque las enfermedades periodontales y dentales están relacionadas con afecciones crónicas graves, como diabetes, enfermedades cardiovasculares y demencia.

“Los dentistas y periodoncistas siempre han estado obligados a utilizar protocolos de protección eficaces para mantener a sus pacientes a salvo de cualquier infección”, dijo Filippo Graziani, presidente del comité de proyectos europeos de la EFP y ex presidente de la Federación (2019-20). “La EFP está ayudando a los profesionales dentales a manejar a los pacientes de manera segura gracias a protocolos de seguridad claros y están listos y preparados para tratar a sus pacientes de manera segura”.

Campaña de redes sociales
Con el objetivo de concienciar sobre los protocolos de seguridad y promover los beneficios de cuidar la salud bucal y de las encías, la EFP ha lanzado una campaña en las redes sociales utilizando los hashtags #backtocommonsense y #visityourdentist.

En colaboración con sus sociedades nacionales de Periodoncia, la campaña EFP anima a los pacientes y profesionales dentales a acceder a las infografías del protocolo de seguridad COVID-19 y compartirlas a través de las redes sociales.