Con motivo del Día Mundial del Tabaco, que cada año se conmemora el día 31 de mayo, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración y su Fundación aportan un decálogo de razones que apoyan el papel de la consulta dental en la deshabituación tabáquica y, en general, en la promoción de la salud.

Desde SEPA se considera que hay numerosos argumentos que respaldan y avalan el protagonismo que puede tener la consulta dental en la deshabituación tabáquica y, en general, en la promoción de hábitos de vida saludables. Los sintetizan en diez aspectos fundamentales:

  1. El tabaquismo alcanza una prevalencia del 28% de la población española, erigiéndose en uno de los principales problemas de salud pública y la principal causa de enfermedad y muerte evitable.
  2. En el momento actual, y en la era postconfinamiento que se acompaña con un aumento del número de fumadores, según revelan recientes estudios, se aconseja con mayor insistencia el control y prevención de cualquier factor de riesgo que pueda aumentar el riesgo de contagio y/o el agravamiento de la persona que termine desarrollando la COVID-19.
  3. La consulta dental es un centro de salud al que acuden diariamente miles de personas en toda España, muchas de las cuales se consideran “sanas” pero, en realidad, presentan factores de riesgo que amenazan tanto su salud bucal como general. Es, por lo tanto, un punto de referencia ideal para establecer medidas preventivas, de promoción de la salud y de diagnóstico precoz de algunos trastornos.
  4. El tabaco influye negativamente en la salud bucal, siendo un factor de riesgo para la aparición de cáncer oral, diferentes lesiones de las mucosas, enfermedades periodontales y periimplantarias.
  5. Dejar de fumar también ayuda a tener una mejor respuesta a los tratamientos periodontales y de implantes, y evita complicaciones.
  6. Los profesionales que componen el equipo dental están acostumbrados y suficientemente formados para educar en hábitos de higiene y salud.
  7. Habitualmente existe una relación profesional con cierto grado de complicidad y cercanía entre los distintos profesionales que trabajan en el ámbito de la consulta dental y el paciente, lo que facilita la comunicación y aceptación de los consejos básicos de salud.
  8. Se cuentan con crecientes evidencias clínicas que relacionan las enfermedades periodontales (como la periodontitis) con otros trastornos tan frecuentes e importantes como la diabetes, el infarto de miocardio, el parto prematuro o la enfermedad de Alzheimer, poniendo en valor el impacto que tiene una buena salud de la boca en el desarrollo o agravamiento de enfermedades inflamatorias sistémicas.
  9. El profesional de la Odontología, liderado por sus sociedades científicas de referencia, como SEPA, está acelerando su formación y concienciación sobre su importante rol tanto en la promoción de la salud oral como en la salud general.
  10. La Sociedad Española de Periodoncia lidera, desde hace años, la Alianza por la Salud Bucal y General, con la colaboración de otras sociedades médicas de referencia (SEC, SEGO, SED, SEMERGEN, CNPT…), y que tiene, entre otros objetivos, formar a todos los profesionales de la salud en la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad periodontal.

“Si fumar era malo para la salud antes de la pandemia de coronavirus, ahora resulta una amenaza aún mayor”, asegura la Dra. Regina Izquierdo, periodoncista y directora de la revista ‘Cuida tus Encías’. Y es que a los conocidos problemas de salud asociados al consumo de tabaco, se une ahora su efecto sobre el agravamiento de la COVID-19 y como posible factor de riesgo de infección por el coronavirus SARS-CoV-2.

En opinión de la represente de SEPA, “si ha habido tentativas previas que no han funcionado o si el fumador se siente incapaz de hacerlo solo, hay que tener en cuenta que la consulta dental es también un ámbito ideal en el cual pueden aplicarse con facilidad terapias de cesación tabáquica, basadas en el consejo, el apoyo y el seguimiento”. Y es que, según añade la Dra. Regina Izquierdo, “dentro de nuestras tareas o habilidades están las de educar en salud y motivar en cuidados de higiene (oral) y alimentación a nuestros pacientes de forma continuada”.

Desde SEPA se quiere mandar el mensaje de que para todos los que forman el equipo de salud bucodental, además de la realización de un correcto diagnóstico y la ejecución de aquellos tratamientos convencionales que sean necesarios en cada caso, es también una prioridad conseguir controlar todos aquellos factores de riesgo modificables que se relacionan con la aparición de problemas bucodentales y que empeoran la calidad de vida de los pacientes y, entre ellos, el tabaquismo es uno de los más frecuentes y graves por sus consecuencias.

 

Imágenes cedidas: shutterstock/VHStudio