Aprobación de expediente

El Gobierno ha aprobado el acceso a los ERTEs por fuerza mayor para la plantilla prescindible de sectores esenciales, entre los cuales están los dentistas, así como la exención del pago de IVA de manera temporal en productos sanitarios a las entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de bienes necesarios para combatir el COVID-19, cuyos destinatarios sean entidades de derecho público, clínicas o centros hospitalarios, o entidades privadas de carácter social.

El Gobierno ha modificado la norma de los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs) por causa de fuerza mayor, para que puedan acceder a ellos los sectores considerados esenciales para la plantilla que sea prescindible en la continuación de dichos servicios de manera justificada. Este es el caso de los dentistas, que, hasta ahora, debían justificar casuísticamente la fuerza mayor y en muchos casos no podían acogerse a esta medida económica y, sin prácticamente ingresos, tenían que seguir pagando seguros sociales, impuestos y nóminas de toda la plantilla. El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, celebra esta decisión y asegura que “esta medida la venimos exigiendo al Gobierno desde el comienzo de la pandemia por COVID-19 y es ahora cuando nuestras reivindicaciones se empiezan a tener en cuenta. Decisiones como esta ayudarán a mitigar el descalabro económico al que se enfrenta nuestro sector profesional”.

Con relación a la supresión del IVA, hasta el 31 de julio de 2020, de las entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de bienes necesarios para combatir los efectos del COVID-19, cuyos destinatarios sean entidades de derecho público, clínicas o centros hospitalarios, o entidades privadas de carácter social; el presidente del Consejo General de Dentistas considera esta medida “fundamental para garantizar que los profesionales sanitarios puedan realizar su actividad en condiciones de máxima seguridad, ya que se trata de material protector de primera necesidad para la prevención contra el contagio del coronavirus”. Esta es otra de las muchas medidas que la Organización Colegial ha reclamado persistentemente al Ejecutivo, pero “es ahora cuando se tienen que articular medidas adecuadas para frenar el mercado libre y la especulación existente en la adquisición de dicho material”, asevera el Dr. Castro.

En ese sentido, desde la Organización Colegial insisten en que se garantice el abastecimiento de material protector a todos los dentistas porque, a pesar de que las consultas en condiciones normales de trabajo son espacios seguros y saludables, “en el momento actual, debido a las características de transmisión del COVID-19, esta seguridad no puede ser garantizada al no disponer del material protector necesario para realizar los tratamientos, por existir un gran desabastecimiento”, asegura el Dr. Castro.

 

Imágenes cedidas: shutterstock/Chokniti Khongchum