CODES
La Dra. Irma Rocío Lazo impartió en el CODES el curso «Microabrasión en Odontología».

La partida ha sido destinada a la Fundación Amigos de Monkole y a la Asociación Colaboración y Esfuerzo para ayudar al mantenimiento de dos clínicas dentales en El Congo y en Honduras. El Colegio, a través de su Fundación (FODEPA), continúa trabajando en la puesta en marcha de una nueva clínica solidaria para proporcionar tratamientos a personas sin recursos.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Asturias (CODES) está comprometido a contribuir a la consecución del derecho a la protección de la salud bucal y estomatognática de la población dentro y fuera de la comunidad. Por ello, lleva mucho tiempo formando parte de diferentes proyectos solidarios. Este año, al igual que el anterior, los colegiados del CODES han decidido que el 0,7% de su presupuesto anual se done a dos colectivos sociales: la Fundación Amigos de Monkole y la Asociación Colaboración y Esfuerzo.

Por lo general, son los propios colegiados quienes solicitan las ayudas para proyectos en los que normalmente están implicados y la Junta de Gobierno analiza las solicitudes y procede a realizar la donación. En este caso, la partida de 2019 irá destinada al mantenimiento de dos clínicas dentales: una en el Hospital Materno-Infantil Monkole, en El Congo, y la otra en la Escuela Santa Teresa de Jesús, en Tegucigalpa, Honduras.

Esta iniciativa se integra en las acciones de Responsabilidad Social Corporativa que a lo largo de su historia ha desarrollado el CODES. Desde la participación en campañas de salud bucodental dirigidas a la población en general, hasta la creación de una clínica solidaria, a través de un convenio con Cáritas, en la que se realizaban tratamientos gratuitos a personas sin recursos y en riesgo de exclusión social.

Avances en microabrasión odontológica y Biomimética

El CODES celebró el 14 de febrero el curso «Microabrasión en Odontología», impartido por la Dra. Irma Rocío Lazo, odontopediatra de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Esta profesional incidió en la importancia de emplear esta metodología odontológica, mínimamente invasiva, para conservar la salud de las estructuras dentales. «Se concentra en la prevención, la remineralización y la mínima intervención por parte de los dentistas», explicó. Para llevar a cabo esta técnica, continuó la doctora, es necesario recurrir a materiales duraderos que conserven al máximo la estructura dental y reduzcan la necesidad de futuras reparaciones.

Imágenes cedidas: CODES