CEO
Shutterstock / G-Stock Studio.

Los consejeros delegados de las principales empresas están preocupados por la desaceleración económica global y por los riesgos crecientes en diferentes ámbitos, según se deduce de la quinta edición del Informe Global CEO Outlook realizado por KPMG, en el que se ha entrevistado a 1.300 CEO de las mayores compañías del mundo, incluidas 50 españolas.

A pesar de este panorama de cautela reinante también hay datos positivos ya que, por ejemplo, el 44% de los CEO españoles prevé aumentar entre un 6% y un 10% la plantilla en los próximos tres años, frente al 36% de sus homólogos encuestados a nivel global. Este aumento del empleo es reflejo del crecimiento previsto de la facturación, que será de un 2% en los próximos tres años en el caso del 58% de los máximos directivos españoles.

A nivel internacional, la confianza de los CEO sobre la economía global ha caído ligeramente, del 67% al 62%. Todo ello, en línea con las menores previsiones de crecimiento para 2019 que barajan todos los organismos internacionales y la desaceleración económica registrada en varias economías. La confianza de los primeros directivos españoles en la economía se sitúa en el 64%, en línea con sus homólogos internacionales.

Para Hilario Albarracín, presidente de KPMG España, «los máximos ejecutivos de las empresas están reprogramando sus compañías para hacer frente al cambio constante y crear organizaciones más ágiles y resilientes en el futuro. En este escenario, la inversión en tecnología es condición sine qua non para sobrevivir en la era digital, ya que permite transformar los modelos de negocio tradicionales, gestionar los riesgos de forma más efectiva y anticiparse a las necesidades y demandas de los clientes».