«En la carrera tecnológica ser el primero es un plus»

Pradíes & Laffond Dental Institute

Disponer de materiales y técnicas de última generación es la «obsesión» del Prof. Guillermo Pradíes, quien con una de las trayectorias más destacadas en Odontología Digital a nivel mundial, coordina a un completo elenco de profesionales cuya filosofía se centra en la importancia del trabajo en equipo y en la formación in situ con los más avanzados cursos en tecnología digital. Nos acercamos a Pradíes & Laffond Dental Institute para vivir, de primera mano, esa pasión por la innovación, y con la misión de conocer sus últimas herramientas y adquisiciones que, si bien suponen unos riesgos, sobre todo económicos, Pradíes asume con firmeza.

El Prof. Guillermo Pradíes dirige el Máster en Odontología Restauradora Basado en las Nuevas Tecnologías en la Universidad Complutense de Madrid. En la imagen, con dos de los sistemas de anestesia controlada por procesador que utiliza.

La era digital ha alcanzado de lleno al sector dental, con una evidente transformación en el quehacer diario de sus profesionales. Escáneres intraorales, softwares, CAD de última generación y maquinaria, CAM de mecanizado e impresión en 3D han cambiado profundamente el flujo de trabajo de odontólogos y técnicos dentales, mejorado tanto la eficiencia en los procedimientos como la experiencia del paciente. Y si hay un profesional español apasionado por lo digital, ese es el Dr. Guillermo Pradíes, quien, ejerciendo de perfecto anfitrión, nos enseñó metro a metro Pradíes & Laffond Dental Institute, una clínica a la última, donde la innovación y la formación son esenciales.

La apuesta de Pradíes por lo digital no tiene fecha concreta porque, tal y como él mismo asegura, «es algo que he hecho desde siempre. Creo que fui de los primeros en tener radiología digital con captador, cámara intraoral y panorámicos digitales, hace ya muchos años. En el famoso modelo de adaptación a la tecnología enunciado por Rogers -Figura 1-, yo me encontraría, por filosofía de pensamiento, en la cola izquierda de la misma, en los denominados ‘early adopters’. Como tal, no nos engañemos, pago también las consecuencias de enfrentarme a tecnología que no está suficientemente desarrollada o madura y cuyo lanzamiento al mercado se produce antes de lo debido. No es la primera vez que no he podido amortizar una inversión económica alta. Eso es precisamente lo que hace que haya más de un 34% de compañeros en la parte que llamaríamos ‘conservadores’, pero no me desanimo. Siempre me ha apasionado la innovación y asumo sus riesgos, porque sin duda los tiene, especialmente a nivel económico».

“Gracias a las nuevas tecnologías, los tratamientos mejoran en calidad y tiempo”

Figura 1. Modelo de adaptación a la tecnología digital enunciado por Rogers.

De la universidad a la consulta

Apasionado docente e investigador, el Prof. Pradíes compagina su actividad en la dirección del Departamento de Odontología Conservadora y Prótesis Bucofacial y el Máster en Odontología Restauradora Basado en las Nuevas Tecnologías en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) con su labor de asesoría científica en Pradíes & Laffond Dental Institute. «Mi posición en la Universidad y en el grupo de investigación que dirijo me permite tener acceso a la información más puntera, incluso somos beta tester de muchos productos. Allí, dentro del Máster de Nuevas tecnologías nos hemos convertido en referencia mundial en estudios, publicaciones y aparatología digital. Este mismo espíritu es el que he extrapolado a Pradíes & Laffond Dental Institute, de manera que contamos con tres escáneres intraorales, incluyendo el sistema chairside completo de Cerec, Trios 3 e Itero; láser de diodo; anestesia controlada por microprocesador; tomógrafo de última generación; espectrofotómetro para toma de color; escáner facial; impresora 3D; gafas de realidad virtual para entretenimiento de los pacientes o microscopio de alta gama con cámara Full HD, entre otros».

“Para obtener lo mejor del producto adquirido hay que formarse a diario”

Además de la posición privilegiada que supone la dirección de un Máster pionero en una universidad de referencia para estar a la última, «la asistencia a ferias mundiales como la IDS de Colonia o la de Chicago ayudan a ir conociendo las herramientas a incorporar en la clínica, así como Internet, una fuente inagotable de información», asegura el Dr. Pradíes, quien, además de visitante, es ponente habitual de congresos y simposios nacionales e internacionales donde es demandado constantemente por su conocimiento de la tecnología digital y la aplicación de materiales dentales.

Ayer y hoy

A la hora de valorar lo que se realizaba antes en las consultas y la manera en la que se ha transformado en la actualidad, el Prof. Pradíes asegura que «nuestros tratamientos son menos dolorosos debido a las técnicas anestésicas y la aparatología que utilizamos para ello. Algunos son inmediatos, como la elaboración de inlays-onlays y carillas cerámicas. Son más confortables para los pacientes porque intentamos evitar la utilización de pastas de impresión (aunque no para todos los casos); más seguros, y menos invasivos, al poder realizar en muchos casos, técnicas de cirugía guiada cuyas férulas pueden ser directamente confeccionadas en la clínica».

La innovación y la formación forman parte de la esencia que se respira al visitar Pradíes & Laffond Dental Institute.

Son los pacientes los que experimentan las ventajas del uso de todas las nuevas técnicas y herramientas comentadas por Guillermo Pradíes, ya que «ellos son los verdaderos y primeros beneficiados. Comenzar cualquier tratamiento con la aplicación de anestesia controlada por procesador o hacer una endodoncia con microscopio aumenta las posibilidades de éxito. Igualmente quitar un tornillo roto de un implante es más rápido y seguro para un paciente mediante la utilización del microscopio y sin duda los tratamientos estéticos también se ven beneficiados con la utilización de esta tecnología. Con los tratamientos CAD/CAM chairside o la radiología digital los pacientes ahorran tiempo en sus tratamientos –faceta muy valorada–, no tienen que ir a varios centros para las pruebas diagnósticas y, sin duda alguna, lo más importante, los tratamientos finales son de mayor calidad».

¿Amortizar la inversión?

El Dr. Guillermo Pradíes con tres de los escáneres con los que se trabaja en Pradíes & Laffond Dental Institute.

La tecnología digital es costosa, por lo que apostar por ella requiere de una inversión importante para la adquisición de nuevo instrumental. Pero, ¿es una inversión a fondo perdido o es posible calcular su amortización? El Dr. Pradíes confiesa que es difícil de contestar dicha cuestión, «la respuesta es más sencilla si se contesta por partes. Por ejemplo, con respecto a un sistema CAD-CAM chairside es muy sencillo de calcular, y saber el cuadro de amortización. Otros, como la utilización de un láser de diodo, de un espectrofotómetro para toma de color o el uso del microscopio es francamente complicado porque los honorarios no han cambiado aunque utilicemos esta aparatología, por lo que el retorno económico directo no existe. Aunque supongo que en un futuro eso hará que el centro gane prestigio delante de los pacientes y por lo tanto ‘el boca a boca’, que al final es la mejor publicidad, genere dicho retorno. De momento, tenemos un importante compromiso con los bancos, al que le debo tanto dinero que la directora me llama todas las mañanas para asegurarse de que me encuentro bien y que «podré seguir trabajando para pagar», asegura entre risas.

Las herramientas digitales facilitan la comunicación entre clínico y paciente.

A todo ello, se suma también el temor a la obsolescencia programada, del que tampoco escapa Pradíes. «Cualquier componente digital electrónico la tiene y, todavía, las posibilidades del uso del renting no están configuradas de forma tan optimizada como en los automóviles. Esa es la principal razón de que algunas inversiones jamás lleguen a ser amortizadas, al menos de manera directa. Desde aquí reclamo más solidaridad a las empresas fabricantes y distribuidores para que propongan opciones que hagan posible la ‘vulgarización’ de la alta tecnología en torno al leasing y al renting para minimizar los riesgos de la obsolescencia».

Cuestión de formación

Otro de los retos de apostar por lo digital en el escenario dental es contar con la formación adecuada. «Parte de la aparatología que utilizamos nos facilita directamente la labor y es muy sencilla de utilizar. Sin embargo, otras, como por ejemplo, el uso del escáner intraoral o del microscopio conlleva una importante curva de aprendizaje que se supera con horas de práctica. Este es un punto muy interesante, porque muchas veces los dentistas que son más refractarios al uso de nuevas tecnologías lo son porque no son capaces de asumir que tendrán que pasar su pequeño ‘sarampión’ hasta que se haga ágil su utilización y realmente le saquen rendimiento. No es el primer escáner intraoral ni el primer microscopio que veo en alguna consulta, utilizado como un ‘perchero’. Yo me he formado y lo sigo haciendo casi a diario y acudo a todos los workshops correspondientes para obtener lo mejor del producto que hemos adquirido», asegura Pradíes.

«Adicción patológica»

Guillermo Pradíes reconoce ser «un adicto a las nuevas tecnologías».

Finalmente, Pradíes concluye que estar al día en todo lo referente a las últimas novedades que se lanzan en el mercado es «sin duda mi pasión. Soy un adicto a las nuevas tecnologías en todas sus vertientes y tengo que confesar que algunas veces de una manera casi patológica. Además, me encanta ser el primero en tener lo último del mercado, no solo en nuestro centro o en la Universidad, sino en mi casa, en mi muñeca o en mi bolsillo. De hecho, estoy esperando que llegue mi máquina de óxido nitroso para hacer más confortables algunos procedimientos a los pacientes, aunque desgraciadamente la normativa en Madrid es mucho más restrictiva con esta aparatología que en otras partes de España, lo que está retrasando su implantación en mi consulta, que espero que sea lo más inmediata posible. Es increíble que un sistema de control del dolor tan seguro y que está tan extendido por ejemplo en Estado Unidos, se haya convertido en España y especialmente en Madrid en algo tan difícil de ofrecer a nuestros pacientes, que son lo beneficiados. Por otra parte, estoy valorando la adquisición de otro escáner intraoral más, una nueva impresora 3D y un par de aparatos que prefiero no desvelar porque en la carrera de las nuevas tecnologías, ser el primero es un plus», concluye Pradíes.


Cursos en la clínica

«Al contar con un aula de formación -eje central del Pradíes & Laffond Dental Institute- disponemos de 20 puestos de trabajo equipados con todos los softwares CAD de referencia, cámaras o pantalla táctil, entre otros, para poder dar los cursos más avanzados. Nuestro objetivo es poder formar tanto a aquellos compañeros que se quieran introducir en una materia, como a los usuarios avanzados de un determinado sistema o recurso. Toda esta tecnología solo es útil si la utilizas con la asistencia y complicidad de todo el equipo. No puede entenderse de otra manera. El personal recibe formación casi semanalmente. Yo mismo, así como los correspondientes responsables de producto de las casas comerciales, nos encargamos de formar al personal que es altamente receptivo a estos protocolos.», asegura el Prof. Pradíes.

El centro de formación de Pradíes & Laffond Dental Institute supone un importante valor añadido.

El centro de formación es un factor diferenciador de Pradíes & Laffond al que se ha dedicado especial atención. Al final y al cabo la trayectoria docente del Prof. Pradíes es conocida por los miles de alumnos que han pasado ya por sus formaciones en la Universidad, en Colegios, en congresos, etc. El Prof. Pradíes asegura que se han mimado todos los aspectos para que cada vez que se haga un curso, los alumnos asistentes salgan del mismo satisfechos de haberlo realizado y esperando matricularse del siguiente.

Desde cursos de Odontología Digital de introducción, pasando por cursos de productos especializados como Trios y sus softwares, Cerec, Itero, etc. Todo está preparado para que el alumno tenga la mejor experiencia. Solo los mejores cursos y los mejores dictantes, a parte del profesor Pradíes, tendrán cabida en este centro. Valga como ejemplo el Curso de BOPT que darán juntos el Dr. Ignazio Loi y el profesor Pradíes en marzo y en junio. Además, en el centro se están realizando cursos de certificación de la técnica «skyn concept» y cursos de composites con Javier Cremades y Vicenzo Giovane. El profesor Pradíes tiene en calendario ya los cursos de prótesis sobre implantes y la Dra. Laffond de Ortodoncia interceptiva.


«El efecto sorpresa»

Respecto a cómo perciben los pacientes el empleo de lo último en aparatología dental, el Dr. Pradíes afirma que «la verdad es que algunas veces no son plenamente conscientes, pero cuando ven su diente preparado en una pantalla y en 30 minutos la restauración cementada en su boca, se quedan impresionados. Por otra parte, por ejemplo, con el tema de la magnificación (uso del microscopio) al principio se quedan un poco sorprendidos y creo, sinceramente, que alguno se cuestiona si realmente sería necesaria la utilización de esta aparatología. En ese momento les conecto la pantalla asociada al microscopio y les enseño lo que yo estoy viendo, a continuación les pregunto ¿prefiere que lo apague para hacer su tratamiento? En ese momento se hacen conscientes del plus que supone la utilización de esta tecnología en sus tratamientos», asegura Pradíes.