Alphaspirit/Shutterstock

De la mano de la Sociedad Española de Odontología Digital y Nuevas Tecnologías (SOCE), repasaremos, mes a mes, las palabras que se han ido añadiendo en los últimos años al vocabulario habitual de clínicos y técnicos. Una selección de términos que nos acercarán aún más a los instrumentos, las herramientas y tratamientos más innovadores; así como una recopilación de los beneficios que éstos aportan a la práctica profesional.

Alphaspirit/Shutterstock

Escaneado dual. Tecnología digital mediante la cual dos escaneados, que contienen diferentes conjuntos de datos, son combinados en un solo archivo. Un ejemplo de escaneado dual es un CBCT combinado con un escaneado intraoral. El archivo resultante contiene la superficie capturada por el escáner intraoral y los cortes en 3D del tejido duro subyacente procedentes del CBCT.

Flujo de trabajo digital. Cualquier flujo de trabajo que se produce por la conversión de estructuras analógicas en una formato digital manipulable con software CAD. A menudo, el proceso digital se parece al proceso analógico en pasos, pero se realiza virtualmente en un ordenador hasta que el diseño se fabrica mecánicamente mediante fresado automatizado o impresión 3D.

Odontología cad/CAM. Son las siglas en inglés de Diseño Asistido por Computadora y Fabricación Asistida por Computadora, lo que supone la base de la Odontología Digital. Esto permite a los odontólogos crear todo tipo de restauraciones, aparatos de ortodoncia, guías, etc. para su posterior fresado/impresión y colocación en la boca de los pacientes.

Scan body. Se trata de un elemento que se atornilla sobre los implantes y permite a los escáneres intraorales registrar la posición exacta de un implante. Esto lo consigue gracias a determinadas muescas en el cuerpo de escaneado que indican, de manera muy precisa, la situación tridimensional de la conexión del implante y la ubicación en la boca del mismo a los programas de diseño.


Innovación

La incorporación del flujo digital a la clínica dental ha supuesto una revolución en todos los tratamientos desde la Ortodoncia hasta los implantes, e incluso, la Endodoncia. En definitiva, todas las «especialidades» odontológicas se ven involucradas en el flujo y se aprovechan de él confluyendo en la mejora del tratamiento de los pacientes.

Además las tecnologías que se aplican en el ámbito dental están en continua evolución –fruto de la apuesta por la investigación y desarrollo de empresas y organismos– y no dejan de surgir en el mercado nuevos dispositivos y nuevos modos de empleo de los mismos para conseguir una reproducción cada vez más fiel de la boca del paciente en la pantalla de nuestro ordenador.


Precisión

No solo se trata de la precisión de los escáneres y fresadoras sino también de la facilidad y capacidad de planificación que nos otorga el flujo digital realizando cirugías en pantalla antes incluso de ver al paciente o moviendo sus dientes previamente a colocarle la primera férula, siendo así capaces de ser menos invasivos y obteniendo unos resultados iguales o incluso mejores que de manera tradicional y con menos morbilidad para el paciente. Asimismo, nos ayuda también a ofrecer unas expectativas reales a los pacientes pudiendo mostrarles una imagen virtual del final de su tratamiento, incluso, antes de empezarlo.


Eficacia

Una de las prestaciones que más aprecian los pacientes del flujo digital es la rapidez con la que se pueden entregar los trabajos y, en definitiva, la presteza con la que ven los resultados de su tratamiento, algunas veces incluso pudiendo entregar la prótesis definitiva ya el mismo día de la colocación de los implantes mediante cirugía guiada o la entrega de una incrustación terminada tan solo unos minutos después de ser tallada y escaneada. Esta inmediatez que nos brinda el flujo digital se contrapone notablemente con los métodos tradicionales los cuales se demoran entre varios días y un mes para conseguir los mismos resultados, que es a lo que los pacientes están acostumbrados, tanto que a veces les cuesta creer que lo que les estás colocando es el definitivo y no tienen que volver más por lo mismo.


Sección en colaboración con: Sociedad Española de Odontología Digital y Nuevas Tecnologías